Hay 60% menos de molestias respiratorias en ambientes sin humo

Salud

Los problemas respiratorios de los trabajadores expuestos alrededor de ocho horas diarias en ambientes donde se fuma bajaron en Argentina cerca de un 60% tras la reglamentación de espacios libre de humo, reveló un estudio médico difundido.

La investigación hecha por la Alianza Libre de Humo Argentina (ALIHA) midió el impacto en la salud del personal gastronómico neuquino, luego de la restricción a fumar en bares, restaurantes y otros lugares públicos.

El estudio, coordinado por la especialista Mariela Alderete del Grupo Antitabaco del Hospital Italiano, consistió en el seguimiento de 85 mozos y mozas no fumadores de la ciudad de Neuquén, desde que se implementaron los espacios libre de humo.

Alderete precisó que, antes de la ordenaza que vedó el consumo, el 97,5% de los empleados estaba expuesto al humo de tabaco en su trabajo, con un promedio de ocho horas diarias.

En cambio, tras la vigencia la norma, sólo el 5% de los mozos refirió que permanecía un promedio muy cercano a una hora en ambientes viciados por el cigarrillo.

La medición de la salud antes y después de trabajar en ambientes libres de humo reveló que se redujeron en un 65% los casos de tos, en un 61% los de sensación de falta de aire y bajó en un 66% la sintomatología de picazón de garganta.

También hubo un 55% menos de estornudos, disminuyeron en un 21% los casos de catarro, en un 66% el enrojecimiento de ojos y descendieron en un 55% los afectados por opresión en el pecho.

Durante la investigación se llevaron a cabo entrevistas a cada empleado y se indagó acerca del conocimiento que tenían sobre el daño que provoca la inhalación del humo de tabaco ajeno, la aceptación de la ley y los síntomas respiratorios e irritativos que sentían.

Además, se realizaron espirometrías -prueba que mide la capacidad pulmonar- para evaluar la salud respiratoria de los mozos y mozas de bares y restaurantes.

Tanto la entrevista como la espirometría se desarrollaron en dos oportunidades, antes y después de la entrada en vigencia de la ordenanza, para medir cambios respiratorios.

La licenciada Claudia García, miembro del equipo investigador de la Universidad de Cuyo, agregó que "antes de la ley el 89,4% de los mozos apoyaba la ordenanza y luego el respaldo creció hasta alcanzar el 94%".

En igual sentido, la especialista Alderete acotó que "además mejoró significativamente la función respiratoria por espirometría, observándose un aumento del 7% de la capacidad respiratoria total".

En cuanto al impacto económico, el contador Oscar Costa, profesor de Administración Pública de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional del Litoral, evaluó la tributación de impuestos a partir de la ordenanza de espacios libres de humo.

El estudio abordó la variación de la facturación e impuestos del sector gastronómico en la provincia de Santa Fe, durante los últimos 5 años: dos años y medio antes y dos años y medio después de la entrada en vigencia de la ley.

Esa información fue contrastada con la opinión de los dueños de todos los bares y restaurantes de las dos ciudades.

Antes de regir la ley, el 51 y el 46% de los dueños de bares de Rosario y la ciudad de Santa Fe reconocieron estar preocupados por sufrir pérdidas económicas.

A dos años y medio de su implementación, el 32.7% de Rosario y el 23.4% de Santa Fe reportaron la percepción de haber sufrido alguna perdida económica, pero el resto señaló que no hubo cambios o que las ventas aumentaron significativamente.

Dejá tu comentario