Mundo

Salvini sume a Italia en una crisis al exigir elecciones anticipadas

El líder ultraderechista, favorito en sondeos de intención de voto, espera encauzar ese apoyo para quedarse con el poder en solitario. El presidente Sergio Mattarella resiste por ahora llamar a las urnas.

Roma - El vicepremier y ministro del Interior italiano, el ultraderechista Matteo Salvini, exigió ayer elecciones anticipadas “lo más rápido posible” tras las divisiones entre su formación la Liga y el Movimiento 5 Estrellas (M5S), que gobiernan en coalición.

“Ya no hay mayoría gubernamental. Demos la palabra a los electores”, anunció en un comunicado.

El pedido fue hecho tras una jornada de reuniones y negociaciones, entre ellos con el jefe de gobierno, Giuseppe Conte, quien a su vez consultó al presidente Sergio Mattarella.

La decisión desata una crisis de gobierno en Italia y fue tomada un día después de que la xenófoba Liga rompiera con su aliado antisistema M5E por el controvertido proyecto de una línea de tren de alta velocidad entre Francia e Italia, mejor conocido como TAV.

Los aliados votaron en el Senado en forma opuesta y el texto a favor de la obra fue aprobado tal como pedía Salvini, mientras que el M5E quedó en minoría.

El ministro del Interior reiteró que “es inútil seguir adelante entre vetos y disputas, como ocurrió en las últimas semanas. Los italianos necesitan certezas y un gobierno que gobierne”, afirmó.

Según las encuestas de opinión, Salvini ganaría las elecciones con cerca del 36% y podría gobernar con otro partido más pequeño de extrema derecha, Fratelli d’Italia.

Para analistas, desde que llegó al gobierno, el ultraderechista viene trabajando minuciosamente con una presencia diaria e incesante en las redes para quedarse con el poder.

Pero generar una caída de gobierno podría tener un costo electoral, un riesgo que podría impactar negativamente sobre la Liga, según algunos observadores.

Aunque inicialmente se especuló con que la crisis en la coalición de Gobierno fuera superada con algunos cambios ministeriales, luego de la reunión entre Conte y Mattarella, la Liga emitió un comunicado anticipando lo que luego confirmaría Salvini: las diferencias son insalvables. “Italia acciones con coraje y compartidas, es inútil seguir adelante entre ‘no’, dilaciones, bloqueos y luchas diarias. Cada día que pasa es un día perdido, para nosotros la única alternativa a este gobierno es volver a dar la palabra a los italianos con nuevas elecciones”, amenazó la fuerza derechista.

La postura de la Liga se apoya además en que, tras obtener el 17% en las elecciones de marzo de 2018, Salvini resultó el más votado en las europeas de mayo de este año, con más del 34% de los votos. Hasta ese momento, el M5S era el primer partido de Italia.

El Movimiento 5 Estrellas, en tanto, hizo circular una versión crítica con la posibilidad de volver a las urnas y aseguró, según reprodujeron los diarios Corriere della Sera y Repubblica, que “la posibilidad de un gobierno técnico para reemplazar al actual sería una locura”.

El miércoles, el Senado rechazó una moción del M5S para anular la línea férrea TAV entre Turín y Lyon, en una votación en la que la Liga se unió a fuerzas de la oposición como el Partido Democrático.

Luego de esa votación, Salvini no había descartado adelantar las elecciones “para antes de septiembre”.

Ya en junio, Conte había amenazado con renunciar si las dos fuerzas que componen el Gobierno no abandonaban los cruces públicos por cuestiones como la inmigración y la relación con la Unión Europea (UE).

Tras las elecciones de marzo de 2018, el vencimiento natural de la composición actual del Parlamento, que determina al Ejecutivo, sería en marzo de 2023, pero una crisis de gobierno obligaría a celebrar nuevas elecciones si se rompe la coalición del Ejecutivo.

De acuerdo al diario español El País, “Mattarella es partidario de mantener al Ejecutivo en pleno funcionamiento en otoño para elaborar los presupuestos, cuyo primer borrador debe presentarse a la UE a finales de septiembre y que el año pasado llevó meses preparar y acarreó duros enfrentamientos con Bruselas”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario