Edición Impresa

San Juan: inédita condena exprés

Un caso que en Tribunales podría haber insumido dos o tres años se resolvió en 48 horas gracias al sistema de flagrancia (in fraganti) que rige en la provincia de San Juan desde hace dos años. Cristian Ontiveros y Matías Bigorado asaltaron el jueves 1 de mayo una financiera a mano armada en el microcentro de San Juan y el lunes siguiente fueron condenados a 13 años de prisión a través de ese procedimiento especial que permite acelerar los procesos judiciales. Se trata de la pena más alta impuesta en la provincia.

“Flagrancia permite que quienes cometen delitos y son detenidos realizándolo tengan un juicio casi inmediato y abreviado. Si el juicio es condenatorio va a cumplir la condena, por eso flagrancia aleja el fantasma de la puerta giratoria”, expresó el gobernador, Sergio Uñac.

El asalto fue un caso récord del Poder Judicial sanjuanino. Los delincuentes fueron detenidos cuando escapaban y la prueba era tan contundente que, sin la burocracia de los procedimientos antiguos, terminaron acordando una pena.

“Flagrancia existía en algunas provincias pero nosotros tuvimos la capacidad de ir corrigiéndonos a nosotros mismos. Este sistema de procesamiento lo fuimos madurando entre todos y por eso estamos logrando estos resultados. Esta es la primera respuesta ante un delito”, resaltó el ministro de Gobierno de la provincia, Emilio Baistrocchi.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario