Edición Impresa

San Luis: cita clave para pulseada del PJ

En la cumbre, el gobernador buscará que las diferencias con su hermano se diriman en Primarias de abril.

El peronismo de San Luis que comanda la provincia tendrá hoy un día clave, de la mano de un congreso partidario en el que el mandatario Alberto Rodríguez Saá buscará evitar una diáspora, con la mirada puesta en que las diferencias con el sector que lidera su hermano, el senador nacional Adolfo Rodríguez Saá, se diriman en una interna, en medio de la puja por la gobernación.

Las PAS (Primarias Abiertas y Simultáneas, pero no obligatorias) están fijadas para el 28 de abril. El deseo del gobernador es que la tensión que se generó con Adolfo no lleve a que se enfrenten en las generales, propiciando un escenario de tercios que podría capitalizar el candidato de Cambiemos, el exmandatario Claudio Poggi. Curiosamente, los tres dirigentes fueron hasta hace algunos años socios en la gestión puntana.

Las disputa entre los hermanos Rodríguez Saá creció por el apoyo de Adolfo en el Senado al presupuesto nacional, en un contexto en el que la provincia venía argumentando una sistemática marginación por parte de la Casa Rosada. Por eso, ayer el gobernador dejó en claro que buscará armar un frente en el que se integren todos los que tengan como “límite” a Mauricio Macri.

Las diferencias se cristalizaron con la inspección que realizó ayer Alberto Rodríguez Saá, acompañado por la secretaria Electoral Federal, Sonia Merry Randazzo. Recorrieron las instalaciones de la sede del PJ para garantizar las condiciones del enclave del congreso partidario convocado por el ala del gobernador. Allí, militantes adolfistas se cruzaron con los grupos que acompañaban al gobernador, lo que generó discusiones y el abandono de Alberto del recinto, donde se encontraba su hermano Adolfo, en otro de los pisos del edificio.

En un breve discurso a sus militantes que lo acompañaban, Alberto Rodríguez Saá instó a realizar un congreso en “paz y con normas de convivencia” y pidió no responder a “provocaciones” y “agresiones” del otro sector del PJ.

Hace una semana, el senador nacional lanzó su frente para competir por la gobernación por el PJ. Pero hoy se determinará la portación del sello partidario y el eje del discurso de campaña, que girará en torno a -afirman- la exitosa gestión provincial, en manos del gobernador. Eso podría dinamitar la interna y llevar a Adolfo a presentarse por fuera del justicialismo en las generales. Sin embargo, en el entorno del mandatario confían en que ambos se enfrentarán antes, en las PAS.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario