Política

Santa Cruz: Alicia Kirchner peleaba reelegir ante Belloni

En la elección a gobernador se impuso el Frente de Todos sobre el lema apoyado por Mauricio Macri. Pero a medianoche seguía abierta la puja en el oficialismo, con la gobernadora en ventaja sobre el intendente de El Calafate.

En un muy lento escrutinio producto de la polémica ley de lemas, el Frente de Todos (59%) se imponía pasada la medianoche en la elección a gobernador por sobre el opositor Nueva Santa Cruz (30%), y Alicia Kirchner arañaba -ventaja mediante- su reelección y otros cuatro años de poder para el kirchnerismo (en la provincia que lo vio nacer y que comanda desde hace 28 años), aunque restaba definir el resultado de su duelo intestino con el intendente de El Calafate, Javier Belloni.

Con sólo 7,05% de las mesas escrutadas, la mandataria -que transita su primera gestión y que fue a las urnas en dupla con Eugenio Quiroga- se mostraba a priori arriba en la cosecha de votos frente a los otros dos candidatos a gobernador de su lema, Belloni (un intendente K que se desmarcó bajo la bandera de la renovación) y el dirigente petrolero Claudio Vidal.

Pero además el lema oficialista atesoraba más votos escrutados que el de Nueva Santa Cruz, donde el senador nacional radical Eduardo Costa marchaba primero con comodidad frente a los otros seis postulantes a gobernador, pero sumaba menos sufragios que Alicia Kirchner. Poco antes de la medianoche, en su entorno, reconocieron la derrota.

Costa
30% El lema opositor Nueva Santa Cruz quedó lejos, y el senador radical Eduardo Costa tuvo un duro revés en su 4° intento de llegar a la gobernación.
30% El lema opositor Nueva Santa Cruz quedó lejos, y el senador radical Eduardo Costa tuvo un duro revés en su 4° intento de llegar a la gobernación.

En 2015, Costa había sido el candidato a gobernador más votado, pero por pegoteo de votos del resto de los sublemas quien se alzó con el triunfo fue la actual gobernadora al sumar los del peronista Daniel Peralta (quien ayer jugó con lista propia y anoche se fagocitaba un 7,8% de sufragios peronistas).

Con este escenario, en una jornada gélida y una Río Gallegos que amaneció nevada, el kirchnerismo marchaba a delinear -de confirmarse la tendencia- un doble golpe de efecto, con la performance que amasaba Alicia Kirchner sumada al contundente triunfo del Frente de Todos en las PASO presidenciales, con Cristina de Kirchner como precandidata a vicepresidente de Alberto Fernández en su pago chico, y en el tramo parlamentario.

En la carrera hacia la Casa Rosada, la fórmula de Alberto Fernández y de la ex primera mandataria (con 44% de las mesas escrutadas) se alzaba anoche con 47,81% de los sufragios, con la dupla de Mauricio Macri y Miguel Pichetto con el 19,28%. Santa Cruz fue la primera provincia que visitó el exjefe de Gabinete, tras el sismo que generó la confirmación de su candidatura.

En tanto, en la primaria hacia la disputa por dos bancas de diputados nacionales (las que dejan Máximo Kirchner y la radical Nadia Ricci), se imponía la lista de candidatos del Frente de Todos que lidera el vicegobernador Pablo González (42,58%), sobre Nueva Santa Cruz (con el 17,57%) donde marchaba en punta el interventor de YCRT, Omar Zeidán).

La performance kirchnerista apuntaba anoche así, a priori, a un cierre exitoso de la estrategia impulsada por la exministra de Desarrollo Social nacional de desdoblar los comicios a gobernador y diputados provinciales para pegarla a la PASO nacional y beneficiarse con el arrastre desde arriba de la expresidente, quien ayer votó en Río Gallegos. Una ingeniería que funcionó, pese a que la mandataria no logró la venia judicial para pegar su boleta al tramo presidencial.

En la otra vereda, Macri se quedaba sin la posibilidad de celebrar un triunfo de alto contenido simbólico con el traspié de Costa, a quien en rigor apoyó sólo tibiamente, en su 4° intento consecutivo de acceder a la gobernación.

El festival de boletas -hubo 57 en cada cuarto oscuro- producto de la vigencia de la ley de lemas en la compulsa provincial demoró la apertura de mesas en las escuelas y anoche dilataba severamente el escrutinio. La nevada, en tanto, retrasó la afluencia de votantes.

“Que vote la mayor cantidad de gente posible”, pidió Alicia Kirchner ayer, al votar. “Vivir la fiesta de la democracia es bueno para la gente”, sostuvo Belloni.

El calendario local ofrece en rigor un Plan B para los intendentes que finalmente resulten perdidosos en la votación de ayer: recién el 27-O se elegirán jefes comunales en la provincia.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario