Política

Santa Cruz: tras triunfo, oficialismo blinda mayoría parlamentaria

Con más del 90% escrutado, el lema rival de la actual gobernadora peleaba voto a voto una elección clave para el kirchnerismo.

Con el triunfo del Frente de Todos -la gobernadora Alicia Kirchner salió a anunciar su reelección en la madrugada de ayer-, el oficialismo provincial avanza hacia una ampliación de la mayoría en la Legislatura desde el 10 de diciembre, ya que alcanzaría unas 19 de las 24 bancas de diputados en juego.

La contienda incluyó la renovación de la totalidad de los escaños provinciales, que incluyen uno por cada uno de los 14 municipios, y 10 elegidos directamente en distrito único. En la actualidad, el Frente para la Victoria cuenta con 15 bancas, con 9 en manos de la opositora Unión Para Vivir Mejor (hoy Somos Santa Cruz).

Entre los ingresantes al recinto por el oficialismo se encuentran el presidente del Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda, Pablo Grasso; la ministra de Salud, Rocío García, y el secretario de Gobierno, Martín Chávez, entre otros.

Demoras

Producto del muy lento escrutinio por la vigencia de la polémica ley de lemas, las demoras en el ingreso de datos desde el Correo y la lentitud del servidor, la mandataria recién salió a confirmar su triunfo cerca de las 2.30 de ayer, por sobre el intendente de El Calafate, Javier Belloni, cabeza de otro de los sublemas del Frente de Todos.

La postal del conteo del domingo graficó lo que fue finalmente la verdadera relación de fuerzas en la elección provincial: la pulseada fue ajustada y entre dos de los tres candidatos a gobernador dentro del lema oficialista.

Por eso fue muy sugestivo el ruidoso silencio que mantuvo ayer Belloni, con la mirada puesta en un extremadamente lento recuento que levantaba suspicacias en su sector interno, por la escasa diferencia de votos con Alicia Kirchner y las mesas aún sin escrutar de El Calafate, donde arrasó el intendente en el rubro gobernador con cerca del 89% de los votos dentro del lema oficialista.

Santa Cruz

De achicarse aún más la brecha entre ambos, la incógnita ayer era si el sublema de Belloni (Nace una Esperanza) avanzará en otro tipo de planteos para ampliar la lupa sobre el escrutinio en algunos distritos.

Lejos había quedado ya el opositor Nueva Santa Cruz, con el senador nacional radical Eduardo Costa cerrando un severo traspié en su cuarto intento consecutivo por acceder a la gobernación, y en línea con la estruendosa derrota de Mauricio Macri a nivel país.

El escrutinio provisorio se extendió al día de ayer, y a las 17 era de 81,5 el porcentaje de mesas escrutadas, aunque quedaba confirmado el amplio triunfo del Frente de Todos sobre Nueva Santa Cruz.

“Estamos preocupados por la demora en la carga de datos oficiales y definitivos de la elección, habiendo pasado casi 24 horas del cierre de los comicios. Estamos revisando las actas del escrutinio de ciudades como Río Gallegos, para verificar coincidencias o diferencias en la carga de datos”, trazó Belloni.

En la gélida madrugada de ayer, en una tarima armada frente al comando electoral de la avenida Néstor Kirchner, la exministra de Desarrollo Social nacional agradeció a Belloni y a Claudio Vidal (el tercer sublema) “por su aporte al Frente de Todos”.

La elección provincial se desarrolló en simultáneo con la PASO nacional, en una estrategia que le rindió sus frutos a Alicia Kirchner por el arrastre desde arriba que imprimió Cristina de Kirchner como precandidata a vicepresidente de Alberto Fernández. Una dupla que se quedó con el 57,42% de los votos, contra un exiguo 24,20% del tándem de Mauricio Macri-Miguel Pichetto (Juntos por el Cambio).

En esa PASO el Frente de Todos se impuso también en el rubro parlamentario (con el vicegobernador Pablo González a la cabeza), hacia la renovación de las dos bancas que dejarán Máximo Kirchner y la radical Nadia Ricci.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario