Edición Impresa

Santa Fe ampliará ante Corte demanda a Nación

Tras la embestida cordobesa por deudas de caja previsional

A un día de la demanda que presentó Córdoba ante la Corte Suprema de Justicia para exigir a la Casa Rosada el pago de $ 1.040 millones previsionales adeudados, el Gobierno del socialista santafesino Antonio Bonfatti confirmó que intimará formalmente a la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) -por vía administrativa- en los próximos días por una mora de $ 1.307 millones en el mismo rubro.

El subsecretario de Seguridad Social provincial, Aldo Gómez, explicó que esa deuda en remesas para cubrir el déficit de la Caja de Jubilaciones de Santa Fe responde al período 2006-2011 -sin intereses-, y que ese monto se elevará a $ 1.700 a fin de este año.

«Eso hoy hay que cubrirlo con el Tesoro de la provincia y es dinero que se deja de destinar a construir casas o rutas; por eso el gobernador nos ordenó tomar medidas administrativas y vamos a hacer una nueva intimación por la deuda de Nación», enfatizó.

Gómez recordó que «Santa Fe ya se presentó ante la Corte Suprema por la detracción del 15% de coparticipación que está destinado a los déficit de las cajas provinciales».

«Como tampoco nos cubrió el déficit de la Caja Provincial de Jubilaciones, Nación nos deja abierta la posibilidad de iniciar una nueva acción ante la Corte Suprema de Justicia», advirtió, para el caso de que no prospere la avanzada administrativa.

La nueva estocada se da tras el sugestivo encuentro que Bonfatti mantuvo el lunes en tierra cordobesa con su par mediterráneo, el peronista crítico y presidenciable 2015 José Manuel de la Sota.

Tal como lo informó ayer este diario, allí analizaron la necesidad de establecer estrategias comunes entre provincias grandes para lograr que la Casa Rosada les dispense «el trato adecuado» en materia financiera, en medio de la desaceleración de ingresos que sufre el interior. La cumbre se produjo precisamente durante la jornada en la cual se concretó el desembarco de Córdoba en el máximo tribunal nacional.

Ayer, por su parte, el Gobierno nacional acusó recibo de la embestida judicial. «Córdoba no ha cumplido», argumentó el ministro del Interior, Florencio Randazzo, además de enfatizar que Nación reclama que «la Caja de Jubilaciones de Córdoba logre lo que exigía en aquel momento el sistema de compensaciones de la ANSES, que tenía que ver con poner en sintonía las exigencias que tenemos para el régimen jubilatorio nacional para la provincia».

Pero tanto De la Sota como Bonfatti advirtieron en las últimas horas que mantendrán el pago del 82% móvil a los jubilados de sus provincias, entre otros parámetros que rigen en sus distritos, aunque el cordobés reveló que planea cambios en el sistema jubilatorio local, que analizará junto a los gremios.

Randazzo también intentó minimizar el impacto de la cumbre entre los dos mandatarios de provincias grandes. «Es absolutamente normal que haya reuniones entre gobernadores y que haya puja por el recurso con el Gobierno nacional desde la provincia, y de los municipios a la provincia; no debe alarmarnos de ninguna manera, siempre han existido estas cuestiones», afirmó.

Sin embargo, en el marco de esa sintonía, el Ejecutivo santafesino profundizó el reclamo a Nación por la mora en los envíos para la Caja de Jubilaciones, mientras que De la Sota confirmó ayer que no descarta concretar nuevas demandas contra Nación.

Una de ellas apuntaría a frenar el tijeretazo del 15% a la coparticipación para financiar a la ANSES, un planteo que le reclama la oposición local. En rigor, ya Santa Fe y San Luis lo llevaron a la Corte, y recibió semanas atrás un revés del procurador general de la Corte, Luis González Warcalde, quien aconsejó al máximo tribunal rechazar las demandas.

Tanto De la Sota como Bonfatti comparten un perfil crítico frente al Gobierno nacional, el hecho de no haber transferido la Caja de Jubilaciones a la Nación, y millonarias deudas en las remesas federales en ese rubro que se profundizan al ritmo del enfriamiento en la relación con Balcarce 50.

En el caso de Santa Fe, desde la cartera de Seguridad Social Gómez sostuvo ayer que la provincia «está en condiciones de intimar a la Nación para exigir que se cumpla con esta deuda».

«No hicimos reclamos administrativos intimatorios ante la ANSES; lo que hicimos fue presentarle toda la información para que ellos hicieran los análisis y las auditorías», afirmó además el funcionario de Bonfatti respecto de la estrategia desplegada hasta el momento por la provincia.

«La provincia de Santa Fe está absolutamente armonizada con las exigencias para jubilarse que rigen en la Nación», enfatizó Gómez, y se quejó de la postura nacional: «Nación nunca nos explicó oficialmente por qué no cumple con esta deuda; nosotros enviamos todos los datos que se nos exigen y nunca tenemos una respuesta».

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora