Ambito Nacional

Schiaretti contraataca con marcha en capital

Será la primera movilización de Unión por Córdoba en la capital provincial, donde se impuso por amplio margen el despechado ex candidato a gobernador del Frente Cívico y Social, aunque no le alcanzó para revertir el triunfo de Schiaretti -según el conteo provisorio- por sólo 1,1% de los votos.
Con su recorrido por la Avenida Circunvalación, desde las 17 los manifestantes pro Schiaretti buscarán brindar una «enérgica respuesta a la irresponsable conducta» de Juez, «quien no asume su derrota y en forma sistemática presiona y avasalla a la Justicia con sus mentiras y calumnias».
En claro intento de diferenciarse del juecismo, no ingresarán a la capital y, en cambio, recorrerán el anillo exterior de la ciudad porque
-dijeron a este diario- «no hay un cuestionamiento sobre las instituciones, sino un intento de proteger a Córdoba». La movida contará con la presencia de Schiaretti y de su compañero de fórmula, Héctor «Pichi» Campana, además de buena parte de los candidatos del oficialismo electos en los comicios del 2 de setiembre.
Parece así el tenso escenario electoral cordobés dirimirse además en las calles, ya que ayer fueron los juecistas los que se movilizaron para exigir a la Justicia la apertura total de las urnas.
Sin embargo, la repercusión fue menor a la esperada, ya que sólo entre mil y dos mil personas -según la fuente, aunque el juecismo habló de 4 mil- participaron pasadas las 11.30 del abrazo simbólico de la sede del Tribunal Superior de Justicia, que debe decidir por estas horas -lo haría entre hoy y mañana- si le concede a Juez su pretensión de que sean abiertas todas las urnas para despejar las denuncias de fraude.
Sin la presencia además de Juez y del intendente electo Daniel Giacomino, la postal distó de repetir la movilización del jueves, cuando cerca de 30 mil personas salieron a la calle para respaldar los reclamos de transparencia.
«Fue en horario de trabajo», intentaron justificar (alguno también apeló incluso al televisado triunfo de Los Pumas en Francia), aunque desde el schiarettismo festejaron su «escasa repercusión social».
 Apriete
Sin vueltas, el gobierno de José Manuel de la Sota salió a denunciar ayer -de la mano del secretario de Información Pública, Marcelo Falo- que el abrazo simbólico fue un «apriete» a la Justicia para que se expida a su favor.
En sintonía, la movilización fue criticada por la CGT regional Córdoba, desde donde se la calificó como un «nuevo atropello a la Justicia por parte del Frente Cívico».
En este marco, ayer se desarrolló el quinto día del escrutinio definitivo, signado por el pedido de los representantes del oficialismo para que sea televisado en directo «para la mayor transparencia e información de la ciudadanía» y para mostrar «cómo están demorando las cosas los representantes de Juez».
La pretensión incluyó la solicitud de que sean entregados a los medios de comunicación una copia de los telegramas y el software en cuestión, para que puedan concretar su propio escrutinio. Presurosos, los juecistas enfatizaron que ellos lo pidieron «el primer día».
Por su parte, la Jueza Electoral de Córdoba, Marta Vidal, subrayó que si efectivamen

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario