Edición Impresa

Se abre ahora la puja por los votos sin dueño para las presidenciales

Pasaron las elecciones y más allá de los resultados locales, Chubut deberá volver a las urnas el 11 de agosto para votar en las PASO nacionales. Pero esta elección poco tendrá que ver con la vivida en la jornada de ayer.

Pese a que Mariano Arcioni siempre estuvo cerca de Sergio Massa (el propio exintendente de Tigre vivió como propio el triunfo en las primarias del gobernador), el líder de Chubut al Frente se mostró distante, aunque expectante, de la decisión que pueda tomar su hasta ahora referente nacional. Es que para el arcionismo no es lo mismo apostar por la figura de un presidenciable como parte de una tercera fuerza que hacer lo propio con un primer candidato a diputado, como se baraja en estos últimos días. Y encima, dentro del mundo K.

Lo que sigue es una puja por una considerable cantidad de votos que, en este momento, no tendrían dueño presidencial. Arcioni lo sabe. Y por eso especula. No pasa lo mismo del lado de Linares. El intendente de Comodoro Rivadavia es uno de los kirchneristas más orgánicos del sur. Sin embargo, la duda nacional es cuánto podrá traccionar sin su figura en la boleta. Hay confianza.

El kirchnerismo es, por esencia, un movimiento austral. Cambiemos, por su lado, se siente muy confiado en revertir los números locales y ser principal receptor de una fuga del voto anti Cristina. La apuesta está en Ignacio Torres, joven referente del PRO local y candidato a diputado nacional. De darse este escenario, la elección quedaría más repartida ya que, desde el macrismo, sostienen que es posible que puedan llevarse la mayor parte de los sufragios de Arcioni de cara a un escenario polarizado. Habrá que ver si el gobernador llama a votar por algún candidato o se mantiene firme en su idea de solo mirar para adentro de la provincia.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario