Mundo

Se complica la renovación de autoridades en la UE

Bruselas - Un grupo de dirigentes europeos cansados se dieron cita de nuevo el domingo en Bruselas para intentar escoger quién liderará el bloque los próximos cinco años, ante la manifiesta dificultad a la hora de alcanzar un compromiso en unas maratónicas negociaciones iniciadas el domingo. Tras una noche en blanco sin resultados concretos, el portavoz del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, anunció ayer al mediodía que la cumbre quedaba suspendida hasta el martes a las 11.00 hora local, rompiendo el optimismo patente entre los diplomáticos poco antes.

“Debemos extraer conclusiones de este fracaso. Damos una imagen poco seria de Europa”, dijo el presidente francés, Emmanuel Macron, al término de la reunión de ayer. La canciller alemana, Angela Merkel, dijo esperar un “compromiso” pata hoy, pese a las “complicadas” discusiones.

Los mandatarios parecían encaminarse a un acuerdo, con un “fuerte consenso” en torno al socialdemócrata, Frans Timmermans, como presidente de la Comisión (poder ejecutivo de la UE), según un diplomático europeo, que advertía de una “situación muy volátil”, que acabó no obstante confirmándose.

Pese a quedar en segundo lugar en las elecciones europeas de mayo con 154 escaños de 751, los socialdemócratas conseguían la joya de la corona, a cambio de ceder otros altos cargos al Partido Popular Europeo (PPE, derecha), primera fuerza en los comicios con 182 escaños.

El PPE reclamaba la presidencia de la Eurocámara para el alemán Manfred Weber, pero también la del Consejo, cargo para el que sonaba la búlgara Kristalina Georgieva y que no lograría por la “poca flexibilidad” de los liberales, según el primer ministro búlgaro, Boyko Borissov.

Los liberales, tercera fuerza con 108 escaños y necesario ahora para forjar una mayoría proeuropea estable en la Eurocámara con las dos otras familias, también reclamaban presidir el Consejo, cargo que condicionaba además el color político del puesto de jefe de la diplomacia europea.

“Es realmente complicado. Nos encontramos con tres familias políticas divididas, y ya no dos. Hay muchos intereses diferentes”, dijo el primer ministro holandés, Mark Rutte, apuntando al gran número de “propuestas” y “soluciones provisionales” planteadas a lo largo de la reunión.

Los líderes buscaban un acuerdo antes de que la Eurocámara se constituyera el próximo 2 de julio, ya que la elección de su presidente condiciona el resto de nombramientos.

Agencia AFP

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario