Negocios

Se profundiza la crisis del modelo de aerolíneas low cost en Europa

Más de una decena de compañías del viejo continente se fueron a la quiebra en el último año. El pronóstico de los expertos es que la crisis continúe.

La semana pasada fue noticia que la aerolínea low cost islandesa Wow Air dejó de volar, con lo que se sumó a la lista de más de diez compañías de ese sector que quebraron en Europa. Así, la crisis del modelo bajo costo en el viejo continente se profundiza.

Wow Air fue la última de una lista que ya tenía a VLM, Primera Air, Cobalt, Germania, Flybmi, entre otras. Estas aerolíneas fueron incapaces de hacer frente a los costos vinculados al alza del precio del petróleo, la ralentización de la economía, y la baja rentabilidad, y dejaron de operar once en el último año.

Según detalla el sitio español Expansión, “el pronóstico de los expertos es claro: el reguero de quiebras en los cielos europeos continuará en los próximos meses”. “Sobre todo si se mantiene el rally alcista en el precio del crudo, que supone entre el 20% y el 35% de los costes de una aerolínea y que acumula una revalorización del 31% en lo que va de año, hasta 69,69 dólares por barril”, explica.

Con la estructura actual de costos y precios, las aerolíneas low cost en Europa gana 7,5 euros por pasajero.

La atención está puesta sobre varias compañías que tambalean. Una de ellas es la del touroperador Thomas Cook, y en compañías que no terminan de despejar su futuro, como Alitalia -bajo administración concursal desde mayo de 2017 y en pérdidas desde 2002-.

"Es un momento muy interesante. La sobrecapacidad en el mercado aéreo intraeuropeo se mantiene en comparación con EEUU, y la consolidación en el sector continuará, pero es difícil saber quiénes serán los ganadores", aseguró Jeanine Arnold, vicepresidenta y senior creditor officer de Moody's, citada por Expansión, que apunta a "compañías con ingresos diversificados, flexibilidad operativa y elevados niveles de liquidez para acometer compras".

Asimismo, Sebastian Zank, director ejecutivo de ratings corporativos de Scope Ratings, sostuvo que "la existencia de muchas compañías zombies que siguen operando, gracias a financiación externa y a la extensión de préstamos porque, por sí mismas, no podrían sobrevivir".

Además, consideró que percibe una consolidación aérea trasnacional, similar a la que se produjo en EEUU que dio lugar a que los cinco grandes grupos se repartan hoy el 80% del mercado.

Para el medio especializado, si las predicciones se cumplen “las aerolíneas más grandes seguirán ganando tamaño a costa de compañías con menos de 10 aviones y de 15 millones de pasajeros, y una estructura financiera débil que este verano volverá a poner a prueba la amenaza de retrasos y cancelaciones de vuelos”.

“Pese a que se han implementado medidas para reducir el impacto, la congestión aérea persiste en Europa, y en el sector se preparan para otra compleja temporada estival. Las demoras, que se están traduciendo en una factura millonaria para las aerolíneas en compensaciones a los viajeros, provocan consecuencias severas si la compañía no cuenta con suficiente masa crítica pero se enfrenta a muchos competidores. Una situación que, en Europa, está a la orden del día”, añade Expansión.

Michael O'Leary, consejero delegado de Ryanair, lanzó su vaticinio hace unas semanas: la industria avanzará inexorablemente hacia cinco grandes grupos -Lufthansa, IAG, Air France-KLM, Ryanair y easyJet- controlando el 80% del tráfico del continente. La absorción de capacidad por parte del Top 5 con la quiebra de pequeños actores es sólo la primera fase. Sus apuestas apuntan a que Norwegian y la portuguesa TAP acabarán integradas en IAG; Wizz Air en Lufthansa; y Alitalia, en Air France-KLM.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario