Política

Se sella en Legislatura el traspaso de Edenor y de Edesur a la Ciudad

Este jueves se debatirá el acuerdo para sellar el traspaso a las órbitas porteña y bonaerense el servicio.  La iniciativa prevé la creación de un ente bipartito que controle la actividad.

La Legislatura porteña debatirá este jueves el acuerdo firmado entre Nación, Ciudad y la provincia de Buenos Aires por el traspaso a las órbitas porteña y bonaerense del servicio público de distribución y comercialización de energía eléctrica y la creación de un ente bipartito que controle la actividad.

En la sesión se votará la ratificación del acta firmada meses atrás por los tres Estados para que las empresas Edenor y Edesur pasen a "estar sujetas" a la Ciudad y la provincia, entre otros temas.

"El proyecto de ley tiene como objeto la asunción por la Ciudad del ejercicio de la jurisdicción sobre el servicio público de distribución y comercialización de energía eléctrica en conjunto con la provincia de Buenos Aires", indica el texto que deberá recibir el aval parlamentario. El acta de acuerdo deberá ser aprobada por la Legislatura porteña con al menos 31 votos de los 60 que conforman el recinto, y la publicación de un decreto en el caso de la provincia.

Días atrás, en una visita a la Legislatura porteña, el subsecretario de Servicios Públicos bonaerense, Pablo Gaytán, precisó que el acuerdo "busca llevar adelante la regulación y el control del servicio eléctrico de la Ciudad con la Provincia y para ello transfiere el control de la concesión", y destacó que esa tarea estará en manos del Ente Metropolitano Regulador del Servicio Eléctrico (EMSE).

El nuevo ente estará administrado por un directorio de seis miembros, tres por la Ciudad y tres por la provincia, tendrá un mandato de tres años y su sede estará en la Capital Federal y contará con una delegación en La Plata.

Al respecto, delegados gremiales del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), actual controlador de las empresas del sector, anunciaron que realizarán una movilización en las puertas de la Legislatura, a la hora de la sesión, para reclamar por la continuidad laboral de los trabajadores de ese organismo que estarán afectados por el traspaso.

Aníbal Medina, de la Asociación de Trabajadores del Estado, negó que los trabajadores se opongan al acuerdo, pero aclaró que "hay preocupación por el futuro laboral de 200 empleados, por lo que pedimos una cláusula que asegure la transferencia del personal al nuevo ente".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario