''Ahora vamos a terminar de conquistar los EE.UU.''

Secciones Especiales

Más de 350 bodegas procedentes de España, Portugal e Iberoamérica han presentado sus vinos en Iberwine 2007, el salón del vino iberoamericano que se celebró en Madrid en noviembre. La primera edición dejó bases concretas y auspiciosas para el próximo año, en el que está previsto cambiar de escenario: Iberwine 2008 se realizará en octubre en la ciudad de Miami. Así el éxito de Madrid se verá plasmado en el mercado mayor importador del vino en el mundo y que proyecta seguir creciendo.
«Para el bien del mundo del vino, el Hemisferio Sur ha llegado a los mercados con productos muy bien pensados para lo que desean los consumidores. El éxito más espectacular en 2006, en Estados Unidos, fueron los vinos argentinos y chilenos, con un crecimiento de más de 35% y 20%, respectivamente. España también duplicó sus exportaciones en los últimos 5 años. Iberwine es un espacio que representa al mundo ibérico que sale a vender vino», afirmó Carlos Falcó -marqués de Griñón-, presidente del Comité Organizador de Iberwine. «Nos embarcaremos en la aventura de llevar Iberwine a Miami con el propósito de convertirnos en exportadores estratégicos de Estados Unidos, un mercado en el que 85 por ciento de las personas quieren aprender más de vino y cuyas tendencias son las que miran países como Japón, China, Singapur o la India», explicó.

Primera edicion

Durante los tres días de la edición 2007, se presentaron productos de las distintas denominaciones de origen de España, como Castilla y León, Rioja, Galicia y Penedés, entre muchas otras, así como las de Portugal y algunas de Uruguay. La Argentina contó con un lugar central, con bodegas de Mendoza, Salta, Neuquén y San Juan. Entre ellas participaron Cavas de Santos, Bodega Domingo Hermanos, Dominio del Plata; Familia Schroeder, Gougueheim Winery, Bodegas La Guarda, Coop. La Riojana, Bodega NQN, Valle Perdido Patagonia Estate Winery, Chañarmuyo Estate, en los 160 m2 adquiridos por el Consejo Federal de Inversiones (CFI).
Además, participaron Bodegas y Viñedos Mauricio Lorca, Bodega Enrique Foster, Bodegas y Viñedos O. Fournier y AVE (Proyecto Más). «En esta edición de Iberwine, Wines of Chile no pudo incluir a la feria en su agenda, pero se ha comprometido a hacer su mejor esfuerzo para estar presente en la próxima edición de Iberwine 2008 en Miami», afirmó José María Cornellá, representante de Iberwine para el Cono Sur y director general del Club del Vino de la Argentina.

BUSINESS CENTER

Iberwine 2007 se transformó en un verdadero centro de negocios en el que estuvieron presentes alrededor de 560 importadores y distribuidores procedentes de veintiséis países, entre los que se destacan Japón, Estados Unidos, China, Finlandia, Alemania, Bélgica, Suecia, Rusia y Corea. Entre ellos, 150 compradores fueron invitados por la organización de la feria para garantizar su éxito. «Hemos invertido esfuerzo, tiempo y dinero porque creemos que el público de Iberwine no es el madrileño, sino que es el público de compradores internacionales», aseguró Massimo Galimberti, presidente de Iberwine y fundador de Vinoselección, el más antiguo y mayor club de vinos de España, con más de 30 años de experiencia en el sector y que cuenta con cien mil socios en su país y una red de clubes de vinos presentes en Canadá y América latina.
«El objetivo de Iberwine es el de convertir el vino del mundo ibérico en lo que ha sido un éxito de producción, premios, fama, despertar de intereses; en un éxito comercial. Son vinos que han levantado cabeza y mejorado su calidad. Lo que nos proponemos es que se conozca el valor del vino iberoamericano sin complejos y con mucha autoestima. La tarea de Iberwine es que la labor de los productores tenga una recompensa económica», explicó Galimberti. «Creemos que la primera edición de la feria tuvo muy buenos resultados y dejó las bases para la próxima. Desde la organización cumplimos con dos de los pilares más importantes, porque si no hay buenos productores es muy difícil traer a la próxima feria buenos compradores y viceversa. Por suerte, las dos partes están muy contentas y tienen ganas de una siguiente edición», explicó José María Cornellá. «Tenemos la obligación de buscar otros mercados que estén creciendo en consumo de vino y traer a sus compradores», sentenció Cornellá.
Iberwine
también se ha destacado por la categoría de los vinos presentados al Certamen Salón del Vino-Iberwine, que este año ha cumplido su octava edición, con un jurado compuesto por 14 catadores internacionales y dirigido por el prestigioso enólogo Jesús Flores. La bodega argentina Valle Perdido Patagonia Estate Winery fue galardonada con una Medalla de Plata.

Dejá tu comentario