28 de diciembre 2007 - 00:00

Al encuentro con un clima perfecto

Al encuentro con un clima perfecto
El aire serrano, puro y fresco, ha instalado a la Villa de Merlo como tercer microclima natural del mundo, y ha hecho de ese paraíso geográfico y climático un lugar de visita para quienes buscan purificación y relax, actividades deportivas o un descanso que sirva a la recuperación física y mental.
La tranquilidad y sosiego que caracterizan esa hermosa villa ubicada al nordeste de la provincia de San Luis, sobre la falda occidental de las Sierras de los Comechingones, ha sido el imán para un creciente número de selectivos turistas, que conocen por experiencia o por la recomendación de amigos de los cristalinos arroyos, las sierras que parecen cambiar de color a lo largo del día, la variedad de paseos donde hacer trekking, los magníficos escenarios para recorrer en cabalgatas. Hay ya quienes eligen ese lugar para practicar rappel o parapente, otros para safaris fotográficos de avistaje de aves.
Algo clave para realizar una plácida visita a la Villa de Merlo es contar con un confortable lugar donde residir. La fuerza prepotente de un turismo que llega por los elogios que van de boca en boca y quiere lo mejor, la voluntad de los empresarios privados y el impulso del gobierno provincial han dotado de muy buenos lugares donde instalarse a veranear. Veranear no es acaso el mejor calificativo, porque la Villa de Merlo gracias a su fabuloso clima no atrae en determinadas temporadas sino durante todo el año.
A la hora de elegir un hotel que reúne todos los requerimientos se impone el Hotel SPA Villa de Merlo, con sus confortables habitaciones y suites. Lo primero que deslumbra es que está en un lugar de una imponente vista panorámica de las sierras que coronan la ciudad. A su vez, por estar cerca del casco histórico de Merlo -a sólo tres cuadras- arrima a la variada gastronomía que ofrece la Avenida del Sol, aunque el hotel cuenta con la cocina gourmet de un destacado chef regional. Arrastra a hacer paseos la cercanía con las tradiciones, la cultura, la historia, las artesanías de la zona. O salir a divertirse con un buen abanico de entretenimientos, por caso los lugares de baile o los que ofrece el Casino Flamingo.
Pero el Hotel SPA Villa de Merlo se ha ido ampliando tomando muy en cuenta lo que buscan los visitantes al llegar: servicios complementarios que le ayudan a revitalizarse. Y es por ello que se ha convertido en un completísimo spa y gym hotel que agrega elementos de cuidado personal -como sauna, masajes, minipiscinas, jacuzzi- al descanso reparador en la siempre soleada Merlo. Son muy valorados los tratamientos especiales que realizan experimentados profesionales, entre éstos se destacan los de masaje descontracturante, reflexología podal, hidroterapia, aromaterapia, armonizaciones, drenaje linfático, shiatzu, masajes con piedras calientes.

Dejá tu comentario