Andanzas en Salzburgo tras ''los sonidos de la música''

Secciones Especiales

Escribe Ricardo Herrera

Sensible, aristocrática, señorial, son algunos de los calificativos para expresar lo que transmite Salzburgo. Su atmósfera romántica, su pasión por la música y hermosos paisajes, fueron el escenario perfecto para que se gestara en ella una historia de amor y de resistencia al nazismo que fue reflejada en la comedia musical «La Novicia Rebelde», su mensaje universal la ha convertido en un éxito y la excusa perfecta para visitar la Ciudad de la Sal durante cuatro décadas.
La magia del cine, sus historias, personajes y paisajes han despertado en millones de personas el deseo de visitar los lugares donde las historias se desarrollan y con la ayuda de la imaginación vivir como propias las aventuras, amores y pasiones de sus personajes preferidos.
Los films han provocado que desconocidos lugares adquieran fama internacional o que lugares conocidos con nuevas ropas estén moda. Así en forma reciente a ocurrido con el Código Da Vinci (The Da Vince Code, Ron Howard, 2006), una experiencia más cercana es lo que generó a nivel turístico la película «La Misión» (The Mission, Rolan Joffé, 1986), historia que transcurre en el entorno selvático del Parque Nacional Iguazú.
A más de 40 años de su estreno «La Novicia Rebelde» (The Sound of Music, Robert Wise, 1965) ha propiciado durante todos estos años la llegada de turistas a la ciudad de Salzburgo (lugar donde se desarrolla la historia), en la acción María (Julie Andrews), es novicia en un convento austríaco y pierde de cumplir con sus obligaciones por cantar, la canción que da título a la película en su versión original, en las verdes laderas que rodean el convento. La madre superiora considera que María debe dejar su mundo de ensueño, para lo cual la envía como institutriz de los hijos del capitán Von Trapp, donde aventuras y desventuras la esperan al igual que el merecido amor.
DE LA VIDA REAL
El guión se basa en la historia real de la familia del capitán Georg Ludwig Von Trapp, quien pierde a su esposa en una epidemia de escarlatina. Viudo con 7 hijos que criar busca la ayuda que necesita en María Kutschera. La familia al igual que María comparten un profundo amor por la música y constituyeron una verdadera familia de cantantes. Esta comedia se ha transformado en un clásico gracias a su excelente fotografía, tomas, escenarios, paisajes lacustres, praderas, montañas y actuaciones impecables de cada uno de sus protagonistas. A todo esto se suma su mensaje de amor, tolerancia, de oposición al nazismo y a toda forma de opresión. La historia, aunque simple y edulcorada, se impone por lo auténtica y el rotundo mensaje a favor de la libertad y de intentar ser y proceder más allá de toda censura. En la obra, como en todas, se hace una adaptación de la historia real, con ello se pasa de alto el hecho que María le dio tres hijos más al Capitán, quien a consecuencia de la gran depresión pierde gran parte de su fortuna y que el cantar en un momento posibilitó ingresos a la familia. Como consecuencia de su actuación en el Festival de la Música de Salzburgo de 1936 recibieron invitaciones para cantar en distintos puntos de Europa y declinaron un ofrecimiento para cantar para Hitler. Como lo recrea la película, su oposición al nazismo y al Anschluss de 1938, junto con el hostigamiento que era objeto por parte de la Gestapo, decidió a Georg Trapp a escapar con su familia de su amada Austria. En la película lo hacen a pie, a través de los Alpes, con destino a Suiza; pero en realidad la familia escapa a Italia en tren y de ahí a Estados Unidos, afincándose en Stowe, Vermont. En la que era su casa, es hoy uno de los sitios donde acontece el Festival Vermont Mozart. ¿Cómo era la Salzburgo de esa época? no muy distinta a la que hoy encuentran los turistas que intentan maravillarse con sus paisajes y recorrer cada uno de los sitios donde los Trapp amaron y vivieron. El río Salzach sigue dividiendo la ciudad, Salzburgo (Ciudad de la Sal) tiene la belleza de lo majestuoso, con ese sello imperial que se respira en toda Austria. No es entonces difícil imaginar la pasión de la familia Trapp por la música y el prestigio que les dio su participación en el Festival de Salzburgo.
HISTORIA Y
CHOCOLATES

Su casco antiguo, con mucho para descubrir, se lo puede recorrer a pie o en carruaje según sea el sector elegido. Una posibilidad para comenzar es tomar el funicular que lleva al edificio que domina la ciudad, la Fortaleza Hohensalzburg, que data del año 1077 y se eleva a una altura de 120 metros, así se tendrá una vista panorámica de la ciudad y sus alrededores, los tejados forman trazas que asemejan a un rústico tapiz, las torres permiten identificar los distintos estilos arquitectónicos, donde destaca el barroco, siendo su máximo exponente la catedral.
Descendiendo a pie de la fortaleza el recorrido nos conduce por estrechas calles, flanqueadas de residencias que dan idea de una burguesía acomodada, amante del buen vivir y del arte, una muestra son sus fuentes, estatuas, ornamentados y refinados restoranes y cafeterías. La gastronomía es otro de los placeres que se disfrutan, en especial su elaborada pastelería y tentadores chocolates, más aún si se visita durante el invierno.
Entre los muchos lugares se destacan el convento de Nonberg, que fue uno de los sitios donde se filmó «La Novicia Rebelde», el Palacio y los Jardines de Mirabell, la abadía de San Pedro, el Mozarteum, sede del archivo de Mozart, el cementerio de San Sebastián, la Mozartplatz en donde se erige una estatua del compositor, la Residenzplatz, centro de la ciudad, donde se levanta el edificio que es sede del gobierno que posee la famosa torre del carrillón cuyas campanas interpretan obras clásicas. En el recorrido hay que reservarse un tiempo para visitar el Fetspielhaus, e intentar imaginar a los Trapp, en forma desafiante interpretar la inolvidable Edelweiss, pues es en este sitio donde se celebra cada año el tan nombrado festival.
Un ícono citadino, del sector sur, es la calle Getreidegasse, con una importancia comercial que data desde la edad media, la caracteriza entre otras cosas las tallas en hierro forjado que identifican a los distintos comercios. Sobre la misma se encuentra la casa natal de Mozart, hablar de él es hablar de música y en esta ciudad la música tiene un lugar de privilegio y es posible acceder a conciertos maravillosos con la facilidad que se accede en Buenos Aires a un cine.
Tan inolvidable como «La Novicia Rebelde», resulta un paseo por el río o por sus lagos, para revivir el romanticismo, la pasión y el amor que transmite esta comedia musical, luego de conocer esta elegante ciudad no es de extrañar que uno regrese con su propia historia de amor.

Dejá tu comentario