Borges y Cortázar, Gardel y Piazzolla

Secciones Especiales

En un punto, todos los libreros encuestados están de acuerdo con lo enunciado por uno de Patio Bullrich: «Los libros visuales, muy caros para los argentinos y que no los compran de a cuatro o cinco a la vez, son los preferidos de los turistas». En las librerías de los shopping se ratifica una vez más el boom del turismo en la Argentina, todas las librerías tienen varias mesas especialmente dedicadas a los visitantes extranjeros con libros visuales, guías de viajero, mapas. «A los turistas les gusta mostrar dónde estuvieron, tener coffee tables books de la Argentina. Se llevan libros ilustrados con imágenes del país en general, pero dos lugares son top: Patagonia, que en los últimos meses salieron muchos, y Buenos Aires. Después están los libros temáticos sobre gauchos, estancias, el mate, el tango o los deportivos, donde lideran los que son sobre polo, pesca con mosca o el de Maradona. Muchos latinos eligen libros ilustrados más pequeños, como los que saca Horacio de Dios, que son fáciles de llevar», explica el librero José Martín.

«Si bien hay turistas que no dejan de comprar ediciones de 'Martín Fierro', sobre todo las grandes e ilustradas, y de 'Don Segundo Sombra', o quieren libros de historia para informarse, como la 'Breve Historia de la Argentina', de Félix Luna en la edición en inglés, quienes lideran de forma indiscutible son Borges y Cortázar, con una notable diferencia entre los dos, de Borges se llevan los tomos de las Obras Completas y de Cortázar los libros de bolsillo, como si los fueran a leer en el viaje», señala Alejandro, de Capítulo Dos, sintetizando la opinión del resto de los encuestados. Claro, siempre hay sorpresas. Steven, un norteamericano que compraba en la librería de Patio Bullrich, mostró que, mientras su esposa chilena cargaba una bolsa con una veintena de obras de narrativa latinoamericana, él se llevaba «el libro de un argentino, 'Diario de motocicleta' del Che Guevara».

EL TANGO, SIEMPRE

«En música como en libros compran de todo porque los favorece el cambio. Se llevan toda la música internacional, que perfectamente la encuentran en su país, pero aquí es más barata. En música latina: Juanes, Shakira y la banda argentina Miranda. Y, claro, no hay uno que no pregunte, aunque sea al pasar, sobre tango», comenta Malena, DJ de Musimundo en Paseo Alcorta. «Esto lo pueden certificar en todos los shopping, la lista de superventas entre turistas la encabezan, y la encabezarán, Gardel y Piazzolla. Les siguen Goyeneche y Adriana Varela, y las colecciones de Pugliese y Troilo. Claro, la gente más joven busca algo más nuevo, como Gotan Project o Bajo Fondo Tango Club, que fusiona hip hop, dub, drum n' bass con los sonidos tradicionales del tango», afirma Osvaldo, vendedor de música en Patio Bullrich. Marcos, de Paseo Alcorta, está de acuerdo, pero agrega: «Nosotros nos pasamos recomendándoles artistas que no conocen, como Juanjo Domínguez, se lo hacemos escuchar y se lo llevan. A veces probamos a ver si se enganchan con La Chicana, y se enganchan. Los europeos también buscan el folclore de Uña Ramos y Jaime Torres, y los latinos piden a Soledad. Después están los nostalgiosos, esos argentinos o parientes de argentinos que viven afuera y que piden Raúl Porchetto, Sui Generis, Soda Estéreo,
Serú Girán, y uno les propone a la Bersuit, Los Piojos o Babasónicos»
.

Un fenómeno especial es el que ocurre en el sector de venta de libros para chicos. Todas las librerías de los shopping tienen un sector dedicado a ellos.
«Muchos turistas vienen en grupo familiar y los chicos se van derecho a los libros para ellos y terminan llevándose algunos. Pero lo más interesante son los grandes que se quedan horas eligiendo y compran una pila, donde hay de todo, de Mafalda a María Elena Walsh. La mayoría de las veces son latinos que viven en los Estados Unidos y explican su compra así: quiero que mi hijo, mi nieto, mi sobrino, no pierda el español que es su lengua», comenta el librero Alejandro, en Alto Palermo.

M.S.

Dejá tu comentario