Carreras de moda: turismo, hotelería y gastronomía

Secciones Especiales

Carteles y afiches en las calles, avisos por televisión, han puesto en evidencia la eclosión de las carreras y cursos de turismo, hotelería y gastronomía. Ambito del Placer buscó un primer acercamiento al tema entrevistando a tres profesionales de la enseñanza en esos sectores. Dialogó con Cecilia V. González, Alfredo Gustavo Paniego y Claudia Ruffinatti, directivos en distintas áreas de la Unidad Académica «La Suisse»-CEPEC de Educación Superior.

ESTUDIAR TURISMO ESTA DE MODA

«La gente estudia turismo porque es un boom, está de moda y tiene amplia empleabilidad», explica Cecilia González, coordinadora de la carrera de Turismo de «La Suisse»-CEPEC. «Existe en el sector mucha necesidad de recursos humanos, mucha demanda de personal calificado. Los guías de turismo son muy solicitados en varias regiones del país. Se pide ser por lo menos bilingüe, y no sólo en inglés. Por caso, nos acaban de hacer un pedido urgente de guías para un city tour con rusos. Un estadio superior de estudios es el de técnico en Servicios Turísticos, que sabe de la organización y administración de agencias. Y el nivel más alto, el de licenciado, hace estar formado para la planificación, la labor en el ámbito gubernamental o en grandes empresas. Por lo general, los licenciados trabajan como consultores analizando intenciones de inversión, evaluando instalaciones y focos turísticos.»
Una evidencia del boom para Cecilia González se advierte en las carteleras y bolsas de trabajo de escuelas y universidades. «Se ven los pedidos y la intensa rotación. Es raro encontrar alguien que trabaje más de 10 años en una empresa. En los cargos gana el mejor postor, y la gente renuncia a su trabajo por 200 pesos más. El turismo es una actividad que está prometiendo mucho, que se ha convertido en política de Estado y está siendo tomada con la seriedad que corresponde. Se tiene un desarrollo estratégico de turismo sustentable que en la teoría es maravilloso, pero hay que ver cómo lo llevamos a la práctica, porque hay mucha expectativa tanto a nivel político como económico.»

La hotelerIa se profesionalizó

«La hotelería es hoy una carrera de altísima demanda», nos explica Alfredo Gustavo Paniego, coordinador ejecutivo de la carrera de Hotelería en «La Suisse»-CEPEC, y agrega: «La gente se ha dado cuenta de que el hotel es una unidad de negocios compleja, abierta la 24 horas del día, los 365 días del año, y que en su interior conviven distintos tipos de negocios. Es lugar de descanso, de trabajo, de reuniones corporativas o de fiestas, de relax o gimnasia, de higiene, de alimentación, de compras, etcétera, etcétera. Eso hace necesario que existan distintos tipos de profesionales. Es una carrera que en el exterior estaba desarrollada desde hace muchas décadas. Hoy en un hotel no se incorpora personal sin formación, salvo en puestos muy específicos como técnico en ascensores, es decir en algo que no tenga que ver con el servicio propiamente dicho. Tomando personas con capacitación profesional no se les tiene que explicar el trato con el huésped o cómo se realiza una determinada tarea. Hoy los hoteles se contactan en forma directa con escuelas y universidades cuando hacen una búsqueda profesional. En nuestro caso, ésta es nuestra carrera líder, que cuenta con mas de mil alumnos, y tienen los mismos 16 años que esta escuela, porque comenzó con ella. Y hoy nos enorgullece tener egresados que son, entre otros puestos, gerentes generales de hoteles, gerentes de diversas áreas, subgerentes, propietarios de hoteles boutique».

No hay nadie que se reciba de chef

«Es un engaño que quien estudia gastronomía se recibe de chef», lanza provocativamente Claudia Ruffinatti, directora de Relaciones Institucionales de «La Suisse»-CEPEC, y agrega contundente: «Es como si en la Facultad de Medicina dijeran: 'recibite de director de hospital o de la Clínica Top'. Ser chef significa ser jefe de un determinado sector y es un cargo al que hay que ascender dentro de un determinado escalafón. Y no sólo a través de cursar una carrera, como en cualquier profesión. Quien estudia cocina se recibe de cocinero. Llegar a chef depende de varias cosas: de las propias condiciones, de las posibilidades laborales a las que pueda acceder y, por qué no, del destino».
Para Claudia Ruffinatti el boom de la «gastronomía en nuestro país va de la mano del boom de la industria de la hospitalidad que engloba al turismo como industria madre, la hotelería, el transporte y la gastronomía. El país tiene que profesionalizar todos esos sectores porque se está atendiendo al mismo publico, que no es sólo el visitante extranjero. La expansión turística ha instalado exigencias y hoy se precisa de personal con la más alta capacitación. La búsqueda y el reclutamiento desde perspectivas más selectivas en gastronomía hizo al surgimiento de escuelas y de carreras en las universidades. Años atrás sólo estaban una en Mar del Plata, la del 'Gato' Dumas, y la de Francis Mallmann que era un semillero muy esnob, muy exclusivo que hizo que todos los que estudiaran con él hoy sean grandes chefs. Después comenzó el despliegue, surgieron Buenos Aires Catering, la Unión de Chefs Argentinos, y muchos otros. Ahora en la UADE y en la Universidad de Palermo hay licenciaturas en gastronomía. Y todo eso ratifica ese boom de la hospitalidad que debemos defender cumpliendo en servicios profesionalmente con nosotros mismos y con el resto del mundo».

La licenciada Ruffinatti subraya el desafío que impone el avance turístico de la Argentina: «Estábamos muy contentos con nuestros atractivos naturales y culturales, con lo que contábamos, pero teníamos -y aún tenemos en muchos sectores- un gran déficit a nivel servicios. Ahora estamos en una etapa de transición porque aún hay al frente de muchos sectores gente que viene de la práctica, de lo puramente empírico, que es muy valioso pero que tiene que ser renovado sumando otras capacidades. Tendría que haber un cruce, un balance, un encuentro, un intercambio entre la experiencia teórica y la experiencia práctica, y la experiencia práctica tiene mucho para enseñar».

M.S.

Dejá tu comentario