10 de junio 2005 - 00:00

Catamarca crece en industria del vino

Catamarca crece en industria del vino
La producción vitivinícola en la provincia de Catamarca muestra en los últimos años un incremento importante, observándose una tendencia en favor de los vinos finos por sobre la producción de vinos regionales. Esta perspectiva fue marcada por la reconversión varietal de los viñedos encarada durante diez años en la década pasada y parte de la actual, y por el fuerte aliciente que representa para el productor contar con un marco de certidumbre para emprender, lo que permitió notables mejoras en la calidad y en la presentación final del producto, al tiempo que está facilitando la penetración en mercados externos.
Si bien todavía la exportación no presenta volúmenes considerables, ya se concretaron algunas oportunidades y el mercado presenta muy buenas perspectivas, teniendo como principales países de destino a Inglaterra, Holanda, Canadá, Estados Unidos, Brasil y Rusia.

VARIETALES
Los principales varietales elaborados en Catamarca son el Bonarda, Malbec, Syrah, Tanat, Merlot y Barbera, entre los tintos. Por su parte, el Torrontés se destaca entre las variedades de blancos, y también tiene fuerza la producción de Moscatel. En los últimos dos años se sumaron tres nuevas bodegas a las ya radicadas en Tinogasta, la zona agroecológica más favorecida, totalizando ocho emprendimientos en este distrito. Le suceden en importancia, los departamentos Santa María con cuatro bodegas; Pomán con dos y Belén, con una. Según datos parciales recabados por la Subsecretaría de Industria y Comercio del Ministerio de Producción y Desarrollo provincial, la producción total de vinos en la presente campaña es del orden de los 15 millones de litros, habiéndose incrementado en promedio 25% con respecto a 2004. Estos datos surgen de una encuesta realizada a principios de mayo de este año.
Del total producido, 30% corresponde a vinos finos varietales, un porcentaje similar se destinó para mosto y el resto a vinos comunes o regionales. La producción de varietales creció este año 50% con respecto a la temporada pasada, lo que revela una clara tendencia a incrementar la participación de los mismos en la producción total.
Otro aspecto que indica el resurgimiento de la vitivinicultura en Catamarca, es el incremento de elaboradores únicos que, según registro del Instituto Nacional de Vitivinicultura, suman veinticuatro en toda la provincia, dato que permite proyectar un futuro promisorio para la actividad.

Dejá tu comentario