Charlas de quincho

Secciones Especiales

Fin de semana XL, con el primer debate presidencial en Santa Fe, y mucho calor y tormentas, lo que no impidió viajes a la costa (argentina y esteña) y asados -aguados- varios. También se suspendieron eventos deportivos y de los otros, como el desfile de pamelas en el Jockey de San Isidro el sábado, aunque otros zafaron, como la movida del jueves a la noche en la calle Arenales, por la Semana del Diseño. Pero igual hubo mucha actividad, al margen de la maratón política con un Macri con “las 100 propuestas”, y un Alberto Fernández que no le va en zaga. Igual, los empresarios intentan retomar su vida normal y fortalecerse para los tiempos que vienen. En ese sentido se inscribe el encuentro en la Bolsa de Rosario con medio centenar de dirigentes de la agroindustria; un glamoroso almuerzo -el de Solidagro- en el Yatch de Puerto Madero que, aunque era solidario, sirvió para varias charlas de distinto tenor, y hasta un multitudinario cóctel después del congreso anual de La Serenísima en la UCA, con empresarios, productores, técnicos, y varios invitados del exterior que siguen sin entender a la Argentina. Veamos.

Quienes buscan noticias en los eventos que normalmente rodean a las elecciones, como es el caso de los debates presidenciales que debutan esta vez como obligación legal, pudieron encontrar algunas curiosidades que dejaron entrever los candidatos en sus monólogos santafesinos (discusiones directas no hubo). Veremos qué aporta el segundo round en la Facultad de Derecho, pero por ahora lo que se vio alimenta más a los medios y las ONG que viven del análisis de estos debates (algunas fueron las que presionaron tanto que lograron convertir en ley la obligación de realizarlos), que el público en general. Entre esos datos que pasaron casi de largo para muchos algunos creyeron encontrar alguna influencia de Jorge Argüello en la línea de Relaciones Internacionales que bajó Alberto Fernández en el tema Malvinas. Argüello actuó hasta ahora como “canciller” de Tierra del Fuego con posturas distintas sobre la estrategia frente Gran Bretaña por las islas que las que mantiene el Gobierno nacional. Otro dato que llamó la atención es que en el debate se haya hablado de globalización, cuando hoy la intelectualidad plantea el problema de una marea absolutamente contraria, como es el regreso de los nacionalismos irracionales de la mano de Donald Trump o Boris Johnson y la crisis de la postglobalización. En la punta contraria José Luis Espert sí avanzó con el tema Malvinas de la mano de la doctrina Andrés Cisneros/Guido Di Tella para atraer a los kelpers hacia la Argentina en algún momento. En materia Mercosur, ninguno de los candidatos fue contundente a la hora de diagnosticar los verdaderos problemas del grupo. El saldo: ninguno de los participantes aprovechó claramente la opción de castigar a Macri con datos de la verdadera dimensión de la crisis económica (ninguno pareció tener números finos en ese sentido), mientras que el tópico relaciones internacionales trajo dolores de cabeza (el caso Venezuela fue uno de ellos) y algo de rédito al Presidente. De todas formas, al final cada integrante festejó por su lado como si de un triunfo se tratara. Ese debate en Santa Fe - con llamativo abrazo y cariño entre el cristinista Wado de Pedro y Marcos Peña, durante uno de los cortes- no fue el único evento de trifulca del domingo. Anteayer, Chaco eligió al kirchnerista Jorge Capitanich -enemigo de los medios de comunicación, por ende, un dios para la feligresía K- como próximo gobernador, quien iniciará su tercer mandato tras los dos períodos al frente de ese distrito, entre 2007 y 2015. La provincia comenzó hace varios años a votar en distintos lugares con boleta única electrónica y, para el domingo último, 700 mesas utilizaron esta modalidad, de un total de poco más de 3.100. Los resultados están a la vista: a las 20, la BUE tenía el 96% de las mesas escrutadas, mientras que el resto terminaron de ser contabilizadas recién a la una de la mañana de ayer. El Gobierno nacional intentó -con una pésima estrategia y sin éxito- instalar el tema en 2016, y los senadores opositores dinamitaron del debate. Curioso: varias provincias peronistas y otras no macristas utilizan la BUE y resaltan la “fiesta de la democracia” al mencionar las elecciones locales y ese mecanismo de votación. En el fondo, los profesionales de la BUE son como árbitros: al salir bien los comicios, nadie habla de ellos. Semanas atrás ocurrió una misma situación en Salta, donde está más impuesto el sistema. En Chaco, hay algunos municipios que deben votar en las próximas semanas y resisten a la BUE, al igual que zonas delimitadas para las elecciones generales como la del domingo pasado. “No quieren que sea en el 100% de las mesas debido a que le cortan el clientelismo”, repiten de manera jocosa políticos que habitan esas zonas.

Quinchos
Puerto Madero. Almuerzo de Solidagro en Terrazas del Yatch. Teresa González Fernández junto a Daniel Pelegrina y Rolo Frers.
Puerto Madero. Almuerzo de Solidagro en Terrazas del Yatch. Teresa González Fernández junto a Daniel Pelegrina y Rolo Frers.

El Congreso continúa con deliciosas resoluciones a descubrir. Este diario adelantó, semanas atrás, el festival de pases a planta permanente en el Senado avalados por la titular de la Cámara alta, Gabriela Michetti. Ahora, su mano derecha y directora general de Comunicación Institucional, Paula Schuster, se anotó junto con ocho agentes -entre los que se encuentra, por caso, Lucas Nicolás Subirats-, a fines de septiembre pasado para viajar a la ciudad bonaerense de San Pedro y realizar un documental sobre la vida de Benito Quinquela Martín. Según un documento que partió desde la dirección general de administración, se habilitó la liquidación de $3.633,20 a cada uno de los nueve empleados en concepto de un día de viático. Toda esta documentación puede ser chequeada en la página web del Senado -está actualizada-, algo que no ocurre en la vanagloriada y -de la que casi nadie critica- Cámara de Diputados. Por caso, los decretos presidenciales tienen que ser buscados de manera individual por año y número -con un sistema de verificaciones clásico para no ser considerado un virus, que detona cualquier tipo de paciencia- y que hasta anoche lanzó, como ejemplo, que el último trámite digitalizado fue la Resolución 509, firmada el 24 de mayo pasado. Quien se encarga de deslizar en redes sociales la supuesta “transparencia” de Diputados es la secretaria administrativa, Florencia Romano: en su área, sus resoluciones al menos se pueden encontrar por año, pero tenía una misma demora en la carga como los decretos presidenciales. Semanas atrás actualizó hasta la Resolución 135 de 2019, que se firmó el 14 de agosto pasado, es decir, dos meses atrás.

“Argentina es miembro del FMI desde 1952, y sólo dos veces pagó en término (…) Pero el Fondo es como el Vaticano: siempre te espera”, lanzó el siempre histriónico economista Juan Carlos de Pablo, que cerró una de las jornadas en la UCA, donde la principal usina láctea del país, que está cumpliendo 90 años, realizó su tradicional simposio de Producción y Tecnología. Con una actividad como la lechera, jaqueada por las distintas alternativas políticas y económicas en las últimas dos décadas, los directivos de la empresa se alternaban entre tratar de explicar la Argentina a los varios invitados del exterior, y lograr alguna señal de parte de los especialista como De Pablo, que dijo, sin embargo, algo que seguramente les cayó bien. “Lo que se escucha son sólo pedacitos. ¿O acaso la CGT va a ofrecer también una hora de trabajo gratis?, dijo a modo de ejemplo, por la presión que otra vez se está poniendo sobre los precios de los alimentos, que hasta ahora sólo se recarga sobre las empresas, mientras algunos tamberos presentes murmuraban por lo bajo sobre los precios que reciben por la leche virtualmente congelados desde hace casi 3 meses. Ante una consulta, consideró que el ahora ministro de economía de la Nación, Hernán Lacunza, “está para evitar males mayores. No puede ser parte del problema”.

Algo similar ocurrió en el Yatch de Puerto Madero donde tanto el presidente de Solidagro, Rodolfo “Rolo” Frers, y su vicepresidente, Alberto Padoán, de la Bolsa de Rosario, agasajaron con un almuerzo a medio centenar de empresas, las principales sponsors de la organización solidaria que nació con la crisis de 2001-2002, con fuertes aportes del campo que en aquel momento se medían en quintales de soja. Pero la cosa no terminó allí, ya que luego tuvo lugar un nuevo encuentro agroindustrial en Rosario, también con Padoán como anfitrión, y donde dirigentes de unas 50 organizaciones relacionadas con la industria, incluidas las 7 Bolsas granarias, avanzaron en la búsqueda de fortalecer la posición del sector que, según estiman, está “devaluado” respecto a otros que generan menos, casi no expor-tan (si no es con ayuda del tipo de cambio) y absorben mucho menos mano de obra. Para muchos también la falta de un discurso unificado y de pocas ideas claras, determina la menor lle- gada relativa de “el campo” al gran público. Para uno de los australianos presentes en la UCA, “el agro sólo implica un 1% de la población, y tiene que comunicar al 99% restante”. ‘En el sector casi no se usan ´infuencers´. Sólo en Estados Unidos, el principal tiene 60 millones de seguidores, y casi no usa la ciencia. Sólo sentimientos y emoción”, dijo Chris Griffin, presidente de una de las organizaciones australianas que nuclea a la actividad láctea.

Quinchos
Peregrinación. Radicales viajaron a Martín García para inaugurar busto de Hipólito Yrigoyen. A la cabeza Daniel Salvador y Diego Barovero.
Peregrinación. Radicales viajaron a Martín García para inaugurar busto de Hipólito Yrigoyen. A la cabeza Daniel Salvador y Diego Barovero.

Así las cosas, algunos de los “números” que comienzan a circular y que fueron parte del análisis en la Bolsa de Rosario, fueron más que llamativos, como los que luego surgieron del Instituto de Estudios Económicos de la Rural. Allí se destaca que solo la cadena de cereales y oleaginosas, se estima que aportó u$s11.500 millones en la campaña pasada, cifra que está conformada por casi un 50% de retenciones (mayoritariamente a la soja), mientras que otro tanto corresponde a los impuestos nacionales, provinciales y municipales. Semejante monto, que seguramente “inquieta” a otros sectores mucho menos competitivos y aportantes, “permitiría hacer 10.000 km de rutas asfaltadas, o 13.000 escuelas, o casi dos planes nacionales de forestación” que permitirían duplicar a 2 millones de hectáreas, la superficie plantada, o hacer un nuevo Yaciretá, entre otras obras y emprendimientos, según la entidad que utilizó varias fuentes (como la Bolsa de Cereales de Bs. As.) para su análisis. A partir de ahí la entidad ruralista concluye que “la pobreza, la falta de recursos para modernización del país, o la falta de infraestructura, no se debe a falta de recursos del Estado, sino por una gran falla de instrumentación de las políticas públicas utilizadas”. “No es un problema de recursos, es un problema de mala asignación”, concluye la Rural.

Los radicales tuvieron una de sus fiestas máximas. Hipólito Yrigoyen fue homenajeado en la Isla Martín García donde se entronizó un busto del prócer Radical, obra del escultor Carlos Benavídez. Todo fue por idea del Senado bonaerense y del Instituto Nacional Yrigoyeneano por lo que el acto fue encabezado por el Vicegobernador de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Salvador y el presidente del Instituto Diego Barovero. De la actividad también participaron vecinos trabajadores y alumnos de las escuelas de la Isla, además de funcionarios y legisladores nacionales y provinciales y la licenciada Felícitas Luna, historiadora y directora del Museo José Hernández. Diego Barovero, presidente del instituto Yrigoyeneano recordó grandes hitos de las presidencias de Yrigoyen: “Él hizo realidad y efectivo el voto universal secreto y obligatorio que nos trajo la república representativa y auténticamente democrática”. Para los radicales que en medio de la crisis de Juntos para el Cambio se repliegan por ahora hacia la interna del partido estos actos volvieron a tener una importancia clave. “Me siento emocionado de este marco y este homenaje. Quiero decir, como presidente del radicalismo de Buenos Aires, que me llena de orgullo que un presidente radical haya dado el paso en la Argentina para que haya democracia, y con un gobierno popular que acompañó la Reforma Universitaria, que fue el salto de calidad para la movilidad social que hacía falta en la Argentina”,. dijo allí Daniel Salvador, el vice de María Eugenia Vidal en la provincia. El final fue en el predio donde estuvo el presidio en que fue confinado Yrigoyen tras la revolución. Allí estuvieron Miguel Bazze, Carlos Fernández, Luis Borsani, Facundo Suárez Lastra y los diputados provinciales Maximiliano Abad, Sandra Paris, Diego Rovella, y los descendientes de Hipólito Yrigoyen: Juan Carlos y Juan Ignacio (bisnieto y tataranieto).

Vamos a terminar con un chiste de la línea fuerte sobre costumbres étnicas.

Un matrimonio de mediana edad está mirando un documental en Discovery Channel acerca de una tribu del centro-oeste africano, cuyos hombres tenían penes de 40 centímetros. La película mostraba que aquellos hombres, al alcanzar la adolescencia, eran sometidos a un ritual: debían pasar varios días desnudos, con una cuerda alrededor del pene y una piedra pesada en el otro extremo, y caminar así arrastrando la piedra. Al llegar el pene a los 40 centímetros lo liberaban.

Esa misma noche, cuando el marido salía de la ducha, su esposa lo observó pensativa y le dijo:

--Querido, ¿qué te parece si probamos el método de la tribu africana que vimos en la tele-visión?

El hombre acepta y al día siguiente se ata una cuerda a su pene, con un contrapeso en la otra punta. Unos días después, la mujer le preguntó:

--¿Y, querido, cómo va el experimento?

--Creo que bien. Por la mitad.

--¡Guau! ¿Cuántos centímetros te crecieron?

--Ninguno. Pero se me puso negro.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario