Secciones Especiales

Charlas de quincho

A apenas 8 días del cambio de Gobierno, y con un Mauricio Macri fuera del país, comienzan a decantar los datos “duros” alrededor de la nueva gestión, mientras se aceleran las despedidas de año, con cantidad de cócteles; algunas fiestas como el megaencuentro en el Náutico de San Fernando del Colegio de Martilleros de San Isidro con su multifacético presidente, Carlos Ipuche, a la cabeza, además de los variados quinchos en un fin de semana muy caluroso que llenó los countries y las playas rioplatenses. Para los más glamorosos, el 128 Abierto de Polo en la emblemática (a nivel mundial) “cancha 1” de Palermo, fue cita obligada, y también, obvio, lugar de datos y rumores varios, como en la reunión de la UIA, con el “entrante” y el “saliente”. Veamos.

Mauricio Macri partió ayer a Madrid. Pasará casi la totalidad de esta última semana plena en el poder viajando entre Argentina, España y Brasil donde tendrá su despedida internacional final. Mientras tanto en la Residencia de Olivos Juliana Awada organiza una mudanza provisoria ya que aún no tiene disponible la residencia de la zona norte a la que se mudará. Macri hizo una escala ayer antes de partir: visitó el reinaugurado Museo del Holocausto que aparece ahora envuelto en tecnología que aproxima mucho más a una visión de lo que fueron los horrores del nazismo. Desde la planta baja donde puede verse el ascenso del Partido Nazi al poder y llegando al sótano, el recorrido permite ver hasta las imágenes del acto de apoyo a Adolfo Hitler que se realizó en el Luna Park el 8 de abril de 1938. Luego, en la calle, hubo acto y una foto de la primera fila de invitados que quedará registrada para la historia de la política argentina: Horacio Rodríguez Larreta, Bárbara Diez y María Eugenia Vidal aparecen allí Wado de Pedro, Marcelo Mindlin y su esposa Mariana Obertyner, presidenta de la organización, Juan Manzur, Sergio Massa y Malena Galmarini.

En las filas de los que se van se perciben distintos humores que van desde la “sorpresa” por la pérdida de trabajo, que para la mayoría de primerizos del todavía oficialismo es toda una novedad, hasta la tristeza y frustración por el fracaso electoral, incluyendo el malhumor. De ahí que los “pases de factura” y los enfrentamientos hasta en el seno íntimo de los despachos estén a la orden del día, en especial, dentro del grupo gobernante. Por supuesto que las palmas, por lejos, se las lleva el “inefable” Marcos Peña, a quien la mayoría (dentro y fuera del Gobierno) le endilgan la mayor responsabilidad por haberse quedado sin reelección, pero hay muchos otros casos, en distintos niveles y por causas muy variadas. Por caso, gran malhumor están provocando los que, intentando aferrarse al cargo, aceptan “públicamente” que están dispuestos a quedarse “si Fernández le pide” y/o hacen campañas indirectas pidiendo por ellos. Un ejemplo es el del titular del Senasa, Ricardo Negri, que en un principio suponía que iba a ser el ministro de Agroindustria (cuando aún existía esa cartera como tal), y se fue devaluando a lo largo del tiempo de la mano de su jefe, el ex de Producción, Francisco “Pancho” Cabrera, sin siquiera lograr que Macri lo incorporara al tercer círculo. En contraposición, un transformado Juan Curutchet del Bapro, ahora distendido, reconoce que volverá a la actividad privada, como asesor jurídico de empresas, y reservará “un poco de tiempo” para la política. Algo parecido, aunque con diferencias, sería el caso de Luis Miguel Etchevehere, de Agricultura, que mudó familia con hijos chicos de Paraná a Buenos Aires y que ahora estaría volviendo, dice, a su sitio de “rematador en la consignataria familiar”. Por el lado del malhumor, uno de los enfrentamientos más celosamente guardados, porque casi llegó al pugilato, habría tenido como personajes centrales al titular de Producción, Dante Sica, y a Etchevehere que, aunque es público que nunca se llevaron nada bien (y hasta esto se sindica como una de las causas del debilitamiento progresivo de la cartera agrícola por pase de funciones a Sica), tampoco habían llegado al nivel de que tuvieran que mediar terceros para separarlos. Esto parece que sucedió por diferencias respecto al tratamiento -históricamente protectivo- que reciben los cueros/curtiembres y tal fue la escalada que el propio canciller Jorge Faurie se habría interpuesto ante el ruralista, mientras que una Subsecretaría de Producción lo hacía con su jefe, para impedir lo que en un momento llegó a parecer inevitable. Lejos de esos problemas, el argentino Rafael Grossi asumirá hoy en Viena la jefatura de la International Atomic Energy Agency. La ceremonia será a las 10 de la mañana hora austriaca y allí será puesto en funciones el hombre que desde ahora ocupará el cargo más importante que Argentina tenga en uno de los organismos internacionales clave, como es esa agencia de control nuclear mundial.

Mientras se desarrollaba la 6º fecha del Abierto con un electrizante final en el que los noveles de La Albertina tuvieron en jaque a la tradicional Ellerstina de los Pieres, que finalmente logró imponerse, probablemente por los 9 puntos de diferencia de handicap con sus oponentes (39 a 30), en las tribunas los comentarios eran variados. Por un lado, por los cambios que va registrando el emblemático espacio, cada vez más lleno de construcciones, dado que allí ahora se realizan recitales y encuentros de distinto tipo; por otro, el trato no siempre eficiente que reciben los asistentes (en el caso del polo, con muchos extranjeros) de parte de los improvisados jóvenes de la AAP (Asociación Argentina de Polo) que no siempre es adecuado al nivel de la concurrencia. Más allá de esto, y en tanto algunos comentaban el acuerdo que acababa de firmar el presidente de la entidad, Eduardo Novillo Estrada, con el IPCVA (el instituto, privado, que promueve las carnes argentinas en el exterior), dando lugar a un “maridaje” particularmente atractivo en distintas partes del mundo, otros comentaban un tema muy serio, relacionado con el accidente de un micro rumbo a la Costa. En tal sentido, la coincidente aparición de un libro del doctor Mario Lavalle abordando los problemas de seguridad y prevención en el transporte (que muchos no quieren ver, en especial los funcionarios), dio bastante que hablar. Es que los crecientes problemas, en especial por alcohol y por drogas, que muchos sindicalistas niegan, recién se ponen sobre el tapete cuando se producen accidentes de magnitud.

1.jpg
Denuncia. Fiesta de fin de año con denuncia en Nación Seguros. Una empleada acusó a directivo que supuestamente la abusó y se le pidió la renuncia.

Denuncia. Fiesta de fin de año con denuncia en Nación Seguros. Una empleada acusó a directivo que supuestamente la abusó y se le pidió la renuncia.

En el muy pintoresco campo de Pancho Calderón, en Victoria, Entre Ríos, se realizó un bien nutrido (y regado) asado de despedida a Etchevehere, por su alejamiento de la cartera nacional de Agricultura. Lo que no estaba muy claro, al menos al comenzar el convite, es que para el final de la jornada algunos entusiastas lo iban a proponer como futuro gobernador, algo que el todavía funcionario pensó en algún momento, aunque los “números” nunca le dieron para eso. Por ahora, parece que vuelve a su tierra natal, aunque allí se escuchó también que, por pedido del propio Macri (?), se estaría armando una fundación -FundAgro- que pretende retener a la mayor cantidad del actual equipo (ministros, secretarios y subsecretarios), tal vez como un desprendimiento de la poco productiva Fundación Pensar. El problema es que varias de las entidades “visitadas” hasta ahora no parecen muy dispuestas a hacer más aportes a este grupo, y tampoco saben (pero sí imaginan) cómo puede caer la noticia en el nuevo oficialismo y no quieren correr riesgos… El otro tema es que muchos de los que tienen actividades propias, o carreras profesionales sólidas, tampoco quieren/pueden dedicar más tiempo a una agrupación con sesgo político, y prefieren volver a su vida privada. Un enfoque bastante distinto le estaría imponiendo la gobernadora María Eugenia Vidal, que se reunió la semana pasada con la dirigencia del sector agroindustrial y, en persona, les adelantó que su actual ministro, Leonardo Sarquis, “continuará el vínculo desde otro lugar”… Vidal, que se descarta que seguirá en carrera, de la mano de Horacio Rodríguez Larreta, intentaría mantener la agenda con distintos sectores y sumar en la movida a legisladores e intendentes de Cambiemos de Buenos Aires, aunque no se descarta que vaya sumando paulatinamente a otros distritos.

A pocos días de la asunción de las nuevas autoridades en la provincia de Buenos Aires, ya han comenzado algunas reuniones de traspaso que empiezan a reflejar una preocupante herencia. En el área de salud hay gran preocupación en el equipo de Kicillof por la situación explosiva que deja María Eugenia Vidal en el IOMA, la mayor obra social provincial que arrastra una deuda de casi $3.000 millones con la industria farmacéutica. En las últimas horas, las tres cámaras de los laboratorios, Cilfa, Caeme y Coperala remitieron una nota conjunta a la entidad, denunciando que los convenios se encuentran caídos por “justa causa” debido a los “graves incumplimientos” y advirtiendo que la situación deja expuestos a la suspensión de los descuentos previstos, si bien se aclara que se garantiza el suministro y abastecimiento de medicamentos en las condiciones de mercado. Una situación similar se estaría viviendo en el PAMI, donde el stock de deuda acumulado llegaría a casi $10.000 millones.

Como dolores de cabeza no le faltan a la administración saliente, el viernes pasado se le sumó otro. Fue durante la fiesta de fin de año (típicas despedidas aunque esta vez con contenido extra por el recambio) de Nación Seguros, empresa propiedad del BNA, con la presencia de todos sus empleados, en un nutrido ágape en el predio de la Rural de Palermo. Allí sucedió algo que aún hoy muchos no comprenden: el vicepresidente de nación Seguros de Retiro, Agustín París Loye, fue denunciando por maltrato -supuestamente bajo influencia del alcohol- de palabra a varias mujeres, utilizando expresiones “machistas agraviantes” y exhibiendo actitudes hostiles configurativas de acoso sexual. Hasta ese momento la cuestión parecía terminar en escándalo y nada mes, pero casi al terminar la fiesta cometió un acto de abuso deshonesto al supuestamente abalanzarse contra una joven empleada, levantarle la falda y tocarla, todo en presencia de varios testigos según consta en la denuncia que presentó la joven cuya indentidad mantendremos en secreto por su integridad, todo esto en medio de la fiesta y con sugerencias sobre el futuro de la empleada de acuerdo con cuál fuera su actitud. La joven en cuestión lo golpeó y, como se dijo, al día siguiente, acompañada por un representante sindical formuló la denuncia frente al presidente de la compañía, Juan Sarquis, quien inmediatamente activó el protocolo de trámite de denuncias para los casos de violencia de género. El denunciado negó las imputaciones alegando que no conocía a la empleada y que se trataba de una confabulación en su contra para perjudicar a su amigo Agustín Pesce.

Por tratarse del director de una empresa, la denuncia debe tramitarse ante el accionista, es decir, en el Banco Nación, por la larga amistad y sociedad comercial que poseen Loyé y Pesce, por lo que se generó un conflicto entre varios directores de la entidad financiera respecto de qué actitud se debía adoptar, tomando en consideración la intervención de los sindicatos de seguros y bancario, ya que la víctima es la hija de un importante gerente del banco. El jueves sin más espacio para dilaciones después de analizar el tema con abogados externos se decidió pedirle la renuncia que había solicitado Sarquis.

Vamos a terminar con un chiste surrealista.

Un joven se compra un auto de alta gama con el que puede alcanzar los 270 km/hora. Así se lo dice a la muchacha que le gusta, quien, excitada, lo desafía a alcanzar esa velocidad con ella en el asiento del acompañante.

-De acuerdo -dice él-, pero si lo hago, te quitarás toda la ropa.

-¡Aceptado! -responde ella, y trepa al auto.

Imprudente, el joven toma una autopista y empieza a acelerar desmedidamente hasta que el velocímetro marca los 270 km/hora.

-¡Desnudate! -le grita él sin rebajar la velocidad.

Ella va arrojando todas sus ropas por la ventanilla hasta quedar desnuda, momento en que el auto tropieza en un bache, da un vuelco y cae en la banquina. La mujer logra desprenderse y salir del auto, pero el hombre queda apretado entre los fierros.

-¡Andá a pedir socorro! -exclama él.

-¡Pero estoy desnuda!

-No importa, sacame algo y cubrite.

Lo único que puede extraerle ella es un zapato, con el que se tapa su sexo y va corriendo hasta una estación de servicio cercana.

-¡Auxilio, auxilio! -grita ella al empleado de la estación-. ¡Mi novio quedó atascado!

El hombre la mira, se encoge de hombros y responde:

-¿Y qué puedo hacer yo? Está demasiado atascado.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario