Con los esquies preparados para deslizarse

Secciones Especiales

Escribe Andrea Fernández

La práctica de los deportes en la nieve, que tuvo origen en los medios de locomoción utilizados por los pobladores de montaña, llegó en la actualidad a convertirse en deporte olímpico. Hoy hay múltiples aficionados a la práctica del esquí de fondo o alpino, así como al snowboard, que esperan la llegada del invierno (algunos, los más entusiastas, buscan la nieve del hemisferio Norte) para lanzarse a los ocho centros invernales con los que cuenta la Argentina, recostados en la cordillera de los Andes desde Mendoza hasta Tierra del Fuego, a los que se suman otros más pequeños.
A los habituales visitantes, estos últimos años se fueron agregando los turistas extranjeros, sobre todo los provenientes de países sudamericanos, que llegan ansiosos a ciudades como Bariloche para contactarse por primera vez con los blancos paisajes. Para ambos, los habituales y los nuevos, Cuyo y la Patagonia tienen preparadas novedades para recibir nuevamente a los turistas de la nieve.

Entre Puente del Inca y Malargüe

El éxito de una temporada invernal es climático. Pero si bien la cantidad de nieve que caerá no es algo que se pueda manejar, sí es cierto que se realizaron para 2007 grandes inversiones en infraestructura. En esta travesía por los centros, comenzando por Mendoza, camino a Chile, sobre la Ruta 7 aparece Penitentes. Ese lugar, que este año tendrá una nueva máquina pisanieve, posee más de 300 hectáreas de superficie esquiable, con 28 pistas de distintas longitudes y niveles tanto para principiantes como para expertos. También los más entusiastas pueden practicar heliesquí en sectores fuera de pista a 3 mil metros de altura o pueden hacer un paseo sobrevolando la cima del Aconcagua. Se dan clases de esquí infantiles, para principiantes, especiales y exclusivas. Los atractivos turísticos más cercanos: Puente del Inca, Parque Provincial Aconcagua y Laguna de Horcones, Cristo Redentor y Las Cuevas.
Al sur de la provincia, a la altura de la localidad de Malargüe, el complejo Las Leñas anunció la inversión de 10 millones de pesos en la remodelación de la infraestructura de servicios en el valle, en su hotel Aries, en el mantenimiento de las partes comunes y de los medios de elevación y en la instalación de nuevas atracciones para los visitantes. Esta temporada, el complejo, que cuenta con uno de los recorridos más largos del mundo (7 kilómetros), ofrecerá el Easy esquí, un producto desarrollado específicamente para principiantes con el que se promete esquiar desde el primer día. Se ofrece además la garantía de aprendizaje (si no se puede esquiar en 7 días, se devuelve el dinero de las clases). También dispone de nuevas experiencias como el Action Zone, donde ofrece el Orbit Ball y la Tirolesa, en el que se recorren 350 metros suspendidos a más de 2.500 metros de altura. Continuarán con el Extreme Expedition, para disfrutar del fuera de pista, el esquí nocturno y 2 mil metros de pistas iluminadas.
Otro centro mendocino, menos conocido, es Los Puquios, ubicado a 180 kilómetros de la capital provincial sobre la Ruta 7. A 2.700 metros de altura, es recomendable para dar los primeros pasos en los deportes invernales. En Luján de Cuyo se encuentra el centro de esquí más antiguo de la provincia: Vallecitos.

Volcanes, termas y esquí boutique

Un poco más al Sur, en Neuquén, su centro más importante, Chapelco (a 19 kilómetros de San Martín de los Andes), espera a los turistas con su nueva aerosilla cuádruple Doppelmayr, con el doble de capacidad y velocidad, para llegar a alguna de sus 20 pistas de dificultades diversas. Se trata de la primera aerosilla desembragable, que realizará todo el recorrido en menos de siete minutos (la mitad que antes). Se realizó una inversión de 25 millones de pesos para esta nueva temporada (3 se destinaron a renovación de equipamiento).
Se ofrecerá además un nuevo sistema de pases para agilizar la subida, una oficina de atención al cliente en San Martín de los Andes, venta telefónica de pases, y ofertas en las escuelas de freestyle.
En Caviahue inaugurarán una silla cuádruple para que las familias sigan disfrutando de todas las disciplinas del esquí, travesías en los bosques de araucarias con raquetas para nieve y también con trineos tirados por perros siberianos, y el descenso de 8 kilómetros desde la boca del volcán hasta la base del centro en travesía fuera de pista. Hay itinerarios en motos de nieve. Además de la parte deportiva, se pueden realizar excursiones al centro termal Copahue.
Cerca de Chos Malal este año se está promocionando el Parque de Nieve Cerro Wayle, frente al volcán Tromen, que está decidido que deje de ser sólo un lugar para esquiadores regionales. Esta será su octava temporada. El cerro se parece a un cráter abierto en diagonal. Al formarse una hoya, se puede practicar esquí hasta fines de noviembre.
A 6 kilómetros de Villa La Angostura, el cerro Bayo se autoproclama «el primer centro de esquí boutique de la Argentina». Allí, este año se han diseñado sectores exclusivos para cada tipo de esquiador. Además de un circuito pensado para principiantes, pistas para intermedios y fueras de pista para expertos (pistas provinciales), también se presentan dos zonas diferentes para el freestyle, tanto para el esquí como para el snowboard. Se trata del Freestyle Park, ubicado en la pista 18, con saltos o table tops, obstáculos y una línea de sliders para principiantes, y el Extreme Border Park, situado en la pista Pudu, con dos líneas de obstáculos compuestas por cajones, rails, barandas y boxers para riders de nivel intermedio y avanzado. En este invierno dispondrá, además de los paquetes turísticos, de snowscapes para aquellos que quieran esquiar cualquier fin de semana toda la temporada. Presentará un nuevo lugar de alquiler de esquí y snowboard, sistema magnético de control de ascensos y la unificación de la escuela y la guardería infantil, entre otras cosas. Recientemente además instaló un nuevo tipo de silla doble (telesilla Los Lagos), que tiene una capacidad de arrastre de 840 personas por hora y tarda tres minutos en trasladar a los pasajeros hasta el destino final. Se creó además el área de servicio al huésped e informes y se llevó a cabo una inversión en seguridad en medios.
Otro de los centros neuquinos es Batea Mahuida, ubicado a 370 kilómetros de la capital provincial. Este parque de nieve, además de practicar esquí nórdico, alpino y paseos en moto de nieve, cuenta con una confitería donde se pueden degustar comidas regionales y comprar tejidos mapuches, ya que es administrado por esta comunidad.

Desde el clasico al fin del mundo

En el Cerro Catedral en Bariloche, la clásica ciudad de la nieve, la empresa operadora ha terminado con su plan de modernización de la montaña, donde se invirtieron 23 millones de pesos en ocho medios de elevación y de arrastre y en cuatro nuevos edificios. Ahora prevé la inauguración de la telesilla Triple Park, que tendrá una capacidad de transporte de 1.200 pasajeros por hora. Se complementará con la cuádruple Nubes (estará ubicada junto a su parador) para dar paso al sector central del cerro. También habrá una telesquí La Laguna, el tradicional sector reservado a los riders y extremos, además de una enorme agenda de eventos, que incluyen la Fiesta Nacional de la Nieve.
Ya en Chubut, La Hoya, el único centro que depende de una provincia, ha realizado numerosas tareas de mantenimiento en 2007. Se practicaron pruebas de seguridad con métodos no destructivos del transporte aéreo por cable, se renovaron las casillas de retorno de la silla cuádruple y de la zona de principiantes, se avanzó en el mejoramiento de la parte eléctrica que abastece al centro, se mejoraron las instalaciones de la confitería La Piedra. Se construyó una escuela de esquí que incluye una guardería de 200 metros cuadrados. En la zona del bosque se han abierto franjas para que el turista pueda recorrerlo y disfrute de la montaña desde otra perspectiva.
La Hoya se presenta como un centro de esquí familiar; como tal, tiene un lugar especial para los más pequeños. Junto a la escuela de esquí está el Chiquipark, una zona de las pistas cercanas con puentes, túneles y juegos. A partir de este año hay más de 90 metros cuadrados destinados a la guardería. Y quienes quieran encontrar adrenalina y acción, podrán ir al Snowpark.
También tiene novedades en cuanto a la gastrononomía. Para 2007, los distintos espacios de comida contarán con una mayor segmentación.
En el fin del mundo, Ushuaia se destaca por los lugares para la práctica del esquí de fondo. Es allí donde surge el cerro Castor, que este año inicia su sexta temporada (es el más joven del país). Algunas de sus características: ofrece la mejor calidad de nieve en polvo y garantiza una de las temporadas más largas de América del Sur. Este año inauguraron la telesquí del Sol y la del Este, y para el año que viene está prevista la apertura de la telesilla del Parque. Se suman las pistas Las Lajas (1.600 metros), Los Cauquenes (1.200 metros), Petrel (950 metros) y Albatros (1.050 metros), llegando en total a 23. Todo para no escapar del encanto de deslizarse bajo la nieve más austral del mundo.

Fotos gentileza Secretaría de Turismo de Esquel.

Dejá tu comentario