Consejos para desafiar al clima

Secciones Especiales

Contar con la indumentaria adecuada es un requisito indispensable para disfrutar de una buena temporada de ski. La clásica técnica de vestirse por capas se mantiene vigente, pero ha sido actualizada en gran medida por los nuevos materiales y tecnologías de confección disponibles.
Cualquiera que haya tomado una clase de esquí recordará a su instructor hablando acerca de la forma correcta de vestirse para una mejor práctica del deporte. Esa técnica de vestimenta, ya tradicional, consiste en tres capas:
 La primera está en contacto directo con la piel y debe evacuar la transpiración que se genera en la actividad física.
 La segunda capa, que puede consistir en una o más prendas, cumple una función aislante al retener el aire caliente que produce el cuerpo.
 Finalmente, la tercera capa es la encargada de proteger al cuerpo del viento y la humedad exterior, ofreciendo la impermeabilidad y respirabilidad necesarias para el deporte.

El aporte de la tecnologIa

Si bien la base de estos consejos no ha cambiado, sí lo hicieron las tecnologías aplicadas a la indumentaria, que hoy alcanzan una funcionalidad insospechada una década atrás.
Joaquín Vena, rider e instructor de esquí en la escuela Fire On Ice de Bariloche, encuentra como avances útiles «los diferentes tipos de respiraciones, trampas de nieve, capuchas optimizadas para esquí y bolsillos adecuados como para el pase del esquí y para guardar las antiparras».
Interiores térmicos confeccionados en géneros sintéticos como el Dry-Pro ofrecen mayor aislamiento sin agregar peso y canalizan mejor la transpiración que los tejidos tradicionales utilizados directamente sobre la piel. La necesidad de aislamiento de la segunda capa queda cubierta satisfactoriamente por los tejidos polar actuales, disponibles en distintos grosores. Los buzos de micropolar son livianos, confortables y mantienen la temperatura corporal.
Las camperas y los pantalones de esquí se han beneficiado sustancialmente con los avances de los últimos años. La utilización de membranas de poliuretano, como la Aquaclever de Montagne en tejidos tricapa, permite alcanzar una impermeabilidad y respirabilidad de la prenda externa significativamente mayor (impermeable hasta 10.000 mm H2O y respirable hasta 8.000 gr/m2/24hs). El termosellado de costuras, actual estándar en impermeabilidad de prendas, se complementa con el bondeado de uniones mediante sistemas más eficientes como el Touch Technical Concept: uniones sin costura logradas con una combinación de calor, presión y un adhesivo llamado «double glue».
«Mi consejo como rider es ir con la indumentaria correcta y con ropa de más; es preferible pasar calor y sacarse prendas a que falten. Salir a practicar un deporte de nieve con equipo inadecuado impide disfrutar la experiencia. Estás incómodo, el cuerpo se moja y pasás frío», explica Vena.

Dejá tu comentario