DESLUMBRA ROSARIO AL VIAJERO INTERNACIONAL

Secciones Especiales

Rosario es la ciudad ideal para recorrer en Semana Santa. Se puede empezar por cualquier punto y armar un recorrido a través de su amplia oferta cultural y de entretenimientos. Posee una interesante vida nocturna y una muy buena gastronomía.

Los pueblos originarios de estas tierras llamaban al río Paraná «Para-ana-amá», que en la lengua guaraní significa «El pariente del mar». Cuenta con un alto delta que frente a Rosario supera los 50 kilómetros de ancho y es uno de los principales atractivos que posee esta ciudad santafesina. En la zona norte de Rosario hay dos playas contiguas, muy concurridas: la Rambla Catalunya -de acceso libre y gratuito- y el balneario La Florida, donde se paga el ingreso. En ambas hay bares, y en la segunda se agrega el alquiler de sombrillas y reposeras, además de contar con un amplio estacionamiento con sombra. A los paradores de las islas se llega en lanchas de pasajeros que parten desde la estación Fluvial, en el centro, frente al Monumento Nacional a la Bandera, o desde el embarcadero de Costa Alta, en la zona norte de la ciudad. Desde la Fluvial se llega a las playas de un enorme banco de arena donde el visitante puede hallar bares que cuentan siempre con bebidas frescas, comida y alquiler de sombrillas y reposeras.

Cabañas y restoranes

También hay sitios a los que se llega acordando el traslado en lanchas con los propietarios de cabañas, campings o restoranes con comida isleña típica. Claro que -en todos los casos- también se puede acceder en lancha propia. En algunos de estos sitios ofrecen paseos por montes de alisos y sauces, donde es posible avistar aves y otros animales del delta.

Un poco de historia

Rosario y sus alrededores tienen sitios históricos únicos, como las barrancas del río Paraná, donde el general Manuel Belgrano emplazó sus tropas para frenar el avance de los españoles e izó por primera vez la Bandera argentina. Allí se levanta hoy el Monumento Nacional a la Bandera, en pleno casco histórico de la ciudad. Es el primer ensayo en Latinoamérica del «renacimiento de la arquitectura monumental» y cubre 10.000 m². Construido en su mayor parte con mármol travertino sin pátinas y piedra de los Andes, representa una nave cuyo destino es el futuro de grandeza de la patria.

Una intensa movida cultural

Como siempre, Rosario cuenta para deslumbrar al visitante con la creatividad de sus artistas, que año tras año se lucen en los escenarios nacionales con los espectáculos que desarrollan primero en la amplia red de teatros, centros culturales, pubs y restobares, que se extienden por toda la ciudad. También sus grandes escenarios ofrecen espectáculos de jerarquía nacional e internacional, para grandes y chicos. Visitar Rosario incluye, desde luego, un espacio en la noche para aprovechar la variedad de ofertas que la cartelera ofrece. La ciudad tiene también museos dedicados a las bellas artes y al arte contemporáneo, a la historia de Santa Fe y a la vida de la ciudad, o al río Paraná y sus islas.

Dejá tu comentario