El arte del cuarto oscuro

Secciones Especiales

Escribe Rodrigo Alonso

Hace más de cuarenta años, el videoarte irrum-pía en el nutrido panorama artístico de los años sesenta, proponiéndose como un medio alternativo a las artes plásticas tradicionales. Con espíritu rebelde -aunque muchas veces cerca de las instituciones- los primeros artistas que se aventuraron en esa producción cimentaron las bases de una manifestación alrededor de la cual iba a gravitar el arte del siglo XXI.
Hoy el protagonismo del video en el arte contemporáneo es incuestionable. Lo vemos colmar las bienales y los recintos de las galerías y los museos más prestigiosos, ingresar en las colecciones más afamadas, ocupar un lugar decisivo en el mercado. A pesar de su inmaterialidad, su capacidad para la reproducción, y sus delicados requerimientos técnicos, la potencia visual y expresiva del video ha logrado fascinar a los públicos de todo el mundo con sus historias, documentos y propuestas conceptuales. El año pasado, arteBA incluyó por primera vez un espacio específico para la exhibición de esta producción. Y el resultado fue altamente positivo. Cientos de personas se agolparon frente a los nueve cubos negros para visionar una cuidada selección de piezas de artistas nacionales e internacionales.
Este año, la Feria del Arte Contemporáneo reafirma su apuesta dando continuidad a los espacios destinados al video. En ellos se podrá asistir a lo mejor de la producción argentina y latinoamericana reciente, presentada por las más renombradas galerías de la región. A diferencia del año pasado, en esta edición se ha decidido potenciar la propuesta de cada cubo: los ocupados por galerías latinas exhibirán únicamente una obra, mientras los argentinos serán espacios compartidos por dos galerías, con una única pieza de cada una. Así, el público tendrá la oportunidad de ver la totalidad de los videos en un tiempo bastante razonable (aproximadamente un par de horas).
La selección incluye unas cuantas presencias destacadas. Por ejemplo, en el cubo de la galería Valenzuela & Klenner de Bogotá se podrá ver Olvido, el video del artista chileno Mario Opazo que representará a Colombia en la próxima Bienal de Venecia. La obra es el resultado de una performance en la que una simple acción ritual va dando cuerpo al sentido evocado en el título. Por su parte, Zavaleta Lab presenta la pieza El Partenaire de Hernán Marina, el documental ficticio sobre un curioso compañero de María Callas producido especialmente para ARCO 07.

propuestas

Entre las propuestas argentinas, se cuentan varios artistas premiados. 1/1 Caja de Arte representa a Leonello Zambón, ganador de los premios de video arte MAMBA-Fundación Telefónica y UADE, que este año intervino la fachada de la Legislatura porteña en el marco de Verano 07 y la obra en construcción del Centro Cultural San Martín con sus creaciones audiovisuales. 713 Arte Contemporáneo presenta una animación de Estanislao Florido basada en la pintura de Cándido López; el artista fue seleccionado en Currículum Cero y ganó un premio de videoarte en el certamen MAMBA-Fundación Telefónica con una obra que revisa la problemática de los cartoneros desde el lenguaje de los videojuegos. Gustavo Romano, uno de los artistas argentinos más consolidados en el medio, cuya obra se encuentra ya en las principales colecciones del país y que viene de exponer en la Bienal del Fin del Mundo, ocupará el cubo de la galería Ruth Benzacar con una pieza derivada de su intervención en la Bienal de Singapur. Fabiana Barreda continúa su exploración de las relaciones entre cuerpo y arquitectura con una animación presentada por la Fundación Mundo Nuevo.
Por su parte, la galería Laura Haber presenta la realización reciente de una de las figuras clave del videoarte argentino de los años noventa, Sabrina Farji, un video interpretado por Andrea Galante e Iván de Pineda.
Los espacios se completan con un grupo de artistas latinos no menos importantes. Brígida Baltar (representada por Nara Roesler), que acaparó la atención del público local con un video en el que se la veía recogiendo niebla en la muestra El Hilo de la Trama, nos presenta ahora una pieza en la que el paisaje es el punto de partida para una reflexión filosófica sobre el arte y el mundo. Un inquietante video de Reynold Reynolds en el que un grupo de personas se incendian impávidamente dentro de una casa, llega a Buenos Aires de la mano del Espacio 1305 de Chile. La galería DPM de Ecuador trae a uno de los artistas del medio más interesantes de su país, Juan Caguana. Alberto Borea de Perú y Wagner Morales de Brasil completan este panorama amplio y plural.
Sin embargo, el video no estará únicamente limitado a los cubos negros. Podrá verse también en los stands de las galerías
-como sucedió el año pasado-, en las producciones del premio Petrobras y en el espacio destinado a las piezas de gran formato. Escurridizo como es, tiene la propiedad de adaptarse fácilmente a múltiples espacios y tecnologías. Hoy, muchos coleccionistas poseen obras de video en televisores de plasma o proyecciones pequeñas, que se integran con facilidad a los medios más tradicionales y a los espacios hogareños. El medio ya no es un obstáculo sino justamente un medio, una forma de fortalecer el vínculo, sensorial y emotivo, entre una propuesta artística y aquel que está dispuesto a recibirla.

Dejá tu comentario