El offshore argentino es de alto riesgo, pero vale la pena, dicen

Secciones Especiales

El ejecutivo de Petrobras Marcelo Gómez dijo que la industria petrolera continuará teniendo un rol fundamental en Sudamérica y que el gas tendrá aún una participación más importante en la matriz energética regional, en coincidencia con las estimaciones que hizo Carlos Ormaechea, de Tecpetrol.
Gómez -quien también participó del congreso de exploración organizado por el IAPG- indicó que mientras Brasil será un "gran demandante" de gas, Venezuela continuará siendo el principal actor en reservas, independientemente de que Brasil seguirá reponiendo reservas a ritmo sostenido.Agregó que "en la Argentina, la tecnología de ruptura es el camino para buscar mejores resultados en los campos maduros", mientras que la exploración "deberá ser el principal vehículo de reposición de reservas".

Al referirse a los yacimientos en declinación, dijo que éstos "exigen gran nivel de actividad, pero los incrementos de producción son poco significativos en general", aunque estimó que en estos casos "sería erróneo pronosticar el futuro a partir de las lecciones del pasado solamente".


Al referirse a las posibilidades de descubrirse hidrocarburos en la plataforma marítima argentina, Gómez reconoció que "el offshore argentino, a pesar de ser de alto riesgo, es un camino por explorar" y, en ese sentido, dijo que Petrobras tiene una vasta experiencia en este campo, "las intenciones y el conocimiento para buscarlas". Por ello, aseguró que "se necesita una ruptura innovadora".

El directivo también presentó un escenario sobre las fuentes energéticas en Sudamérica, demostrando la alta participación del gas y del petróleo en sus países. En este sentido, explicó que los dos países con mayor dependencia del gas son la Argentina y Venezuela (el primero en mayor medida), mientras que Perú y Brasil tienen en el petróleo la mayor parte de su sostén desde el punto de vista del abastecimiento energético. En el ámito regional, explicó que el gas representa aproximadamente 20%, el petróleo 42%, la hidroenergía 24% y el resto a la energía nuclear y otras fuentes.

Dejá tu comentario