20 de noviembre 2001 - 00:00

El Wireless Valley

Escribe Natalio Borowicz
Durante el año 2000 estas empresas recibieron inversiones del orden de los 1.400 millones de dólares, de los cuales 318 millones fueron directamente a empresas de telecomunicaciones. Y eso no es todo: la Universidad de California en San Diego (UCSD) estableció el Centro de Investigación de las Comunicaciones Inalámbricas (Wireless Communication Research Center), en el cual se realizan investigaciones sobre las comunicaciones, diseño de circuitos e investigaciones de radiofrecuencia, mientras que la Universidad del Estado de San Diego (San Diego State University -SDSU-) ha formado el Centro Internacional para las Comunicaciones, cuya especialidad es el estudio y diseño de aplicaciones multimedia.
San Diego es, qué duda cabe, el Wireless Valley.

Es en esta ciudad dónde tiene su sede Qualcomm, una empresa que integra el exclusivo club Fortune 500, gracias a una facturación de casi 2.700 millones de dólares, con una utilidad bruta de 1.213 millones, y un valor de algo más de 5.700 millones.
Cofundada en 1985 por Irwin Jacobs (un egresado del mítico MIT) desde su puesto de chairman y CEO, lidera el desarrollo de CDMA (Code Division Multiple Access), una de las dos tecnologías dominantes del negocio mundial de comunicaciones inalámbricas.

El futuro inalámbrico

La industria de la telefonía inalámbrica (wireless) ha estado trabajando en los últimos años en el desarrollo de la denominada Tercera Generación (3G) de sistemas de comunicación. Esta nueva tecnología permitirá a los usuarios contar con nuevas y avanzadas capacidades de comunicación, siendo las más notables la alta velocidad de acceso a Internet y los servicios multimedia.
Hacia fines de 1999, el sector de radiocomunicaciones de la Unión Internacional de Comunicaciones, luego de un trabajo realizado en común con la industria, implementó el programa denominado IMT-2000, que estableció los cinco estándares para los sistemas 3G de comunicaciones inalámbricas terrestres, con una capacidad de transmisión de entre 384 Kbps y 2 Mbps.

De esos cinco estándares, dos son los que se disputan las posiciones dominantes: WCDMA o UMTS (desarrollada por Ericsson, y con fuerte presencia en el continente europeo y parte de China) y CDMA2000 1X y 3X, desplegada por Qualcomm y con presencia destacada en los Estados Unidos, América y Oriente (Japón, Corea y China).

Entre los días 30 de octubre y 2 de noviembre pasados se realizó en la ciudad de San Diego, Estados Unidos de Norteamérica, el congreso y exposición CDMA Americas Congress, un evento que reúne al foro de desarrolladores de esta tecnología. Durante su transcurso, se realizaron paneles en los cuales se dieron a conocer los nuevos desarrollos, y también se exhibieron las nuevas terminales disponibles para 3G. Ciertamente, lo que más llama la atención es la diversidad de modelos presentados, todos conformando una innovadora fusión entre computación móvil y comunicación inalámbrica, con el aditamento de sistemas de posicionamiento satelital (GPS) y microcámaras.

Lo que se exhibió en San Diego no eran prototipos, sino productos ya disponibles en el mercado, como el modelo SPH I300 de Samsung, desarrollado con Palm, que integra en un solo equipo una palm y teléfono celular, con pantalla de 256 colores, y teclado activado por “ouch screen” Además, en su parte superior presenta un pequeño visor que permite visualizar información adicional, como “aller ID” la hora y la señal de local o roaming. También permite una conexión de Internet inalámbrica, para enviar y recibir correo electrónico y capacidad de navegación Web (Openwave UP4.1), Web clipping vía Palm.net y una conexión con auricular, que permite utilizar la palm mientras se efectúa una conversación telefónica. Por supuesto, comunicación infrarroja y 8 MB de memoria. Su tamaño es de 125 mm x 58 mm x 21 mm, pesa 170 g y utiliza una batería convencional. Su valor es de 499 dólares.

Otra novedad fue la demostración realizada por Compaq, de su modelo Evo Notebook N600c con módulo MultiPort 1xEV-DO, que permite navegar por Internet, e-mail móvil y video streaming a velocidades de hasta 2,4 Mbps. El mundo conectado en la palma de la mano.
Pero para que estos nuevos desarrollos lleguen al usuario, detrás de cada nuevo producto está Qualcomm, en el desarrollo de la tecnología y en el chip que hay en cada celular.

Mercados

Anil Kripalani, vicepresidente senior de marketing de tecnología global de Qualcomm, comenta: “esarrollamos chips para cada teléfono, de acuerdo con la escala del tamaño del negocio. No vemos mercados independientes. Los mercados como China o India son mercados con un gran potencial. En Latinoamérica, países como México o la Argentina, Brasil o Perú, pueden ser mercados pequeños, pero si los vemos como un conjunto, como un mercado global, con economía de escala, allí aparece la dimensión del negocio. La diferencia estará marcada por el servicio que provea el operador de telefonía de cada lugar. La gente -continuó- elegirá en la tienda qué tipo de teléfono desea: sólo voz, con acceso a Internet, o con transmisión de datos o display digital o, hasta con cámara o GPS. Podrá elegir no sólo el color, sino las prestaciones que desee”plain. Y muestra un pequeño teléfono color nácar, que tiene adosado un cordel para colgar del cuello, y un estuche más pequeño aún: es una cámara de no más de 3 cm de lado. El pequeño adminículo es de origen coreano, tiene una pantalla digital a color, y permite no sólo tomar una fotografía y enviarla al instante, sino también bajar videos. O bajar música, para escucharla o utilizarla como sonido de llamada.

Esto es posible gracias a un firmware que está escrito dentro del chip, llamado BREW (Binary Runtime Environment for Wireless), el último desarrollo de Qualcomm.

¿Y en cuanto a la tecnología desarrollada?
“REW -explica el joven doctor Jacobs (ver recuadro)- está basado en un modelo de distribución de software al alcance de la mano, donde el operador elige qué aplicaciones brinda al usuario, y las coloca a su disposición para ser bajadas en el teléfono, poniéndoles el precio. Nuestra compañía participa con una parte del negocio de venta y los desarrolladores también. El beneficio de este desarrollo es que permitirá un negocio global, ya que cada usuario pagará por lo que use.”plain

Este servicio está disponible en Corea y en los Estados Unidos por Verizon. Y esto no es todo.
“os teléfonos tienen servicios adicionales, como música o videos, incorporan GPS que permite posicionamiento satelital, para servicios como mapas o búsquedas, y transforma el chat de Internet en posicionamiento. El chat permite ahora saber on line dónde esta cada uno, y es muy útil para una reunión urgente de negocios, por ejemplo.”plain
Irwin Mark Jacobs, chairman y CEO de Qualcomm, expresó a este cronista:
“l despliegue de estas nuevas tecnologías de comunicación permitirán tener cada vez más servicios al alcance de más gente, ya que nuestra compañía no descarta apoyar iniciativas del tipo de alianzas o inversiones con empresas que se interesen en el desarrollo de aplicaciones para potenciar el desarrollo de BREW. Estamos convencidos de que ello estará en línea con uno de los focos de nuestra compañía: la educación, ya que consideramos que la comunicación inalámbrica se transformará en un poderoso vehículo para países de grandes extensiones, como Brasil o la Argentina”plain.

Seguramente, BREW podría ser una oportunidad muy interesante para las empresas de software de la Argentina, más aún si se toma en cuenta que dos de los operadores de telecomunicaciones celulares (Movicom y CTI) utilizan la tecnología CDMA y, de acuerdo con versiones recogidas, estarían analizando migrar su tecnología a CDMA2000, con lo cual probablemente en poco tiempo podremos contar con estos avances (borowiczn@usa._ net).

Dejá tu comentario