En blanco y ''décontracté'', claves de la moda en Punta

Secciones Especiales

Las plataformas, los anteojos grandes, los vestidos cortos y el color blanco fueron los elegidos de la temporada de verano en Punta del Este, según la visión que aportaron ya sea como diseñadoras, como invitadas de lujo o como ocasionales anfitrionas cuatro mujeres que tienen como común denominador la pasión por la indumentaria, los accesorios y el cuidado del estilo como son Jazmín Chebar, Alicia Fernández, Dolores Alzaga y Ana Rusconi.
«La moda no está de moda», comenta Jazmín Chebar. Diseñadora de su propia firma, Chebar conoce desde muy chica Punta del Este y actualmente elige esta ciudad para pasar sus vacaciones con su familia. «Punta del Este es un lugar que marca tendencias y se puede ver claramente cómo las personas tienden a individualizarse y a remarcar un estilo propio y único».
La creadora, quien opina que las argentinas son mujeres sofisticadas a la hora de elegir su vestimenta, sostiene que, a pesar del crecimiento del lujo y la sofisticación en la ciudad, la gente prefiere mantener un estilo playero sin pomposidad. Y continúa diciendo: «A las mujeres se las ve con un estilo personal, décontracté, con un look más fresco y natural». Además, Jazmín reconoce que hay ciertos básicos que continúan creciendo en adeptos y marcando la tendencia, tales como el chupín (pantalón al cuerpo que se angosta hacia los tobillos), que prefiere combinar con zapatos.
Por su parte, Alicia Fernández, mujer del empresario Cristiano Rattazzi, sostiene la misma idea que la joven diseñadora y afirma que «la gente no está para nada pendiente de la moda». Y en referencia a la presencia de tantos extranjeros, Alicia aclara que «nosotros adaptamos la moda europea a nuestro estilo y no hay que envidiar nada, ya que tenemos un sello propio que debemos valorar y respetar». Fernández aseguró que muchas mujeres, así como ella los eligió en su versión corta, optaron por el vestido (en strapless, natural de seda o con espalda al descubierto).
También coincidió con Jazmín en la preferencia por las plataformas. Las más jóvenes eligieron los shorts con botas de caña alta, que se estima que se seguirán usando.
A Dolores Alzaga se la conoce por poseer un estilo muy «canchero». Pero a principios de año se la reconoció por otro motivo más impactante: tuvo el privilegio de ser la anfitriona de Ralph Lauren durante toda su estadía en Punta del Este. Alzaga cuenta todavía un poco sorprendida que a Ralph le llamó mucho la atención lo bien que se vestía la gente en Punta del Este. Según Dolores, los Lauren llegaron a la ciudad con una idea sobre los usos y costumbres en la vestimenta muy distinta de lo que se encontraron, ya que ellos imaginaban que sería más simple. Alzaga asegura que no se usó mucho el color negro y que la moda fue ecléctica.
Como contrapartida de las aclaraciones de Chebar y Fernández, Dolores considera que la mayoría de la gente que llegó a veranear a la costa esteña tiene menos estilo del que se podía observar hace unas décadas y eso lo adjudica al crecimiento desmedido de Punta del Este. «Hubo un exceso de flores, en la cabeza o como apliques en la ropa, se veían demasiadas sandalias doradas», afirma a modo de ejemplo.
Ana Rusconi, a quien muchos conocen por sus apariciones en diversas fiestas con elegantes e impactantes vestidos, no faltó esta temporada a Punta del Este, comentó que se observó una fuerte tendencia hacia el estilo que se usa en Saint Tropez, descontracturado pero elegante. Ana manifestó que hay una tendencia hacia los vestidos con telas muy trabajadas para las fiestas.
Para la playa siguen vigentes las camisolas estilo hindú y todo lo que resultara más cómodo y variado. Jazmín propuso en su colección vestidos para la playa estilo enaguas. Los trajes de baño se presentaron muy variados en formas y colores y los más destacados tuvieron apliques y brillos. El estilo colaless dejó de ser una novedad y es un clásico principalmente para las modelos. Más de la mitad utiliza un bikini cavado y más cómodo y se ven muy pocos culottes o bombachones.
La elección del look informal durante el día predomina también entre los hombres. El uso (a veces abuso) de indumentaria deportiva, preferentemente dri-fit o similares con tecnología textil de última generación, se está posicionando en el primer lugar. Para la noche, el look informal con un poco de brillo fue el más elegido.
Obviamente no se vieron muchas pieles, debido al calor que no cesó ni siquiera de noche, pero sin dudas estarán presentes para el invierno. Crece la tendencia entre las mujeres jóvenes en el uso de tapados de pieles ecológicas, ya que dan un toque de glamour y sofisticación. Este año no se destacaron las polleras largas, ni el estilo túnica para toda ocasión.

Hablando solo
de hombres
Según el ojo crítico y observador de las mujeres, cuando se trata de describir la tendencia y el look elegido por los hombres durante esta temporada, la lista parece no extenderse demasiado. «De los hombres no podemos decir mucho, porque la mayoría son clásicos, muy básicos a la hora de vestirse y no se les ve nada muy diferente», arriesga Alicia Fernández, quien aclara que en Punta del Este ellos no se complican con la vestimenta. No vio hombres que circulen con detalles, pero nota que a todos les gusta la calidad en el uso de las telas y los cortes. Las camisas de lino blancas de manga corta son uno de los básicos indiscutidos para este año.
Se puede usar por afuera del pantalón, ya que sigue la tendencia del look «canchero», con estudiada apariencia estilo descuidado. Dolores Alzaga coincide también en que los hombres son muy clásicos y las camisas blancas son lo que más usan. También observó que las sandalias de cuero siguieron a full este verano y aunque muchos no se animan se vieron más que el año pasado. Los jeans y bermudas son un clásico indiscutido y los sombreros panamá con raya negra
fueron muy usados otra vez en la playa.
Para los más jóvenes y los no tanto, las All Stars (de todos los colores) son un ítem que no puede faltar. Pero no todas las visiones son únicas a la hora de percibir el estilo masculino. Para Jazmín, el hombre está «más producido» que antes y ya no lo ve tan clásico, sobre todo en Punta del Este, donde todos se animan mucho más.
Florencia Solanas Pacheco

Dejá tu comentario