En Las Leñas no todo es la nieve

Secciones Especiales

Malargüe (enviada especial) - La posibilidad de tener una aventura por día, sumada a la opción de disfrutar la cocina tradicional y el buen vino mendocino son atributos que hacen que el turista añore volver cada año a pisar tierras cuyanas. Y si bien el esquí es el símbolo que identifica a Las Leñas, desde hace unos años el Valle se prepara en el verano para ofrecer un valor agregado al turista que quiere disfrutar de los centros invernales aun en plena temporada estival -al mejor estilo de los centros de esquí de Los Alpes- y, a la vez, busca demostrar que no todo es blanco en el Valle.
Este verano Las Leñas propone nuevamente una gran cantidad de actividades para todos los que les gusta disfrutar de la vida al aire libre, el deporte y la montaña, ofreciendo opciones para las diferentes edades y todos los niveles de exigencia.
Trekking, cabalgatas y rafting en el río Salado son algunas de las actividades que se pueden realizar en familia. Una de las más atractivas es el esquí de verano en el cerro Fósiles, a 3.470 metros de altura. Hasta allí se llega en camionetas 4x4 por un camino off road que termina en el refugio Bora Bora, en la base de la pista Iris, que está calificada como verde, para principiantes y tiene casi 400 metros de largo. Durante el verano, la nieve «primavera» de grano grueso permite deslizarse con facilidad. Los pisteros socorristas están como siempre atentos para ayudar a dar sus primeros pasos a quienes nunca antes han esquiado.
Para los amantes de la bicicleta hay circuitos de mountain bike con distintos niveles de dificultad trazados por corredores profesionales. Los recorridos se pueden diferenciar por colores: desde el verde (los más sencillos) hasta el negro (los que exigen mayor destreza). Como ésta, todas las actividades tienen su categorización para que nadie se quede sin realizarlas por falta de experiencia. Hasta los mas chicos cuentan con profesores capacitados para guiarlos en trekking, escalada o cabalgatas.
Quienes ya conocen el lugar, a partir de este año encontrarán un nuevo atractivo: un parque de juegos para la familia en el que se combina adrenalina y diversión para todas las edades, ideal para aprovechar las horas extra de luz después de las actividades diarias que habitualmente finalizan alrededor de las 17. El Action Zone está ubicado entre los hoteles Piscis y Escorpio. Entre los juegos que estarán disponibles se encuentran el Orbit Ball (una esfera inflable en la cual ingresan hasta dos participantes, y ruedan dentro de ella), X-bike (permite andar en bicicleta dentro de un gran círculo de metal que permite dar vueltas en 360 grados) y Kit Trampolín (es la experiencia de volar sostenido por arneses impulsados por el propio peso de la persona). Otras actividades para exigentes son el buceo de altura y la ascensión al cerro Las Leñas.

Altura premium
Siguiendo la tendencia mundial que ubica lodges perfectamente equipados en recónditos lugares de la tierra, Las Leñas ofrece su producto premium por excelencia: un exclusivo refugio en medio de la Cordillera con todas las comodidades para disfrutar de la naturaleza andina a más de 2.000 metros de altura.
Por cuarto año consecutivo, en el Valle de las Cargas, a orillas de una laguna de agua turquesa se instalan 10 carpas estructurales de última generación de 24 metros cuadrados que permiten alojar hasta cuatro huéspedes, con luz eléctrica, sommier, pequeño living de muebles de rattán, calefacción, baño privado y duchas de agua caliente, ya que cada carpa cuenta con un termotanque. Además la carpa comedor brinda un servicio con vajilla completa, con desayunos, almuerzos y cenas elaborados por un chef de montaña.
Este pequeño paraíso se encuentra a 40 kilómetros del complejo, a sólo 6 kilómetros del límite con Chile y se llega después de casi dos horas de viaje en 4x4. Desde allí se cruza a caballo el río Grande y enseguida se encuentra la primera sorpresa: está esperando un chivito a las brasas para recuperar fuerzas y poder seguir camino.
El lodge ofrece un programa pensado especialmente para que el turista pueda experimentar distintas sensaciones, recorrer los paisajes en bicicleta, a caballo, en canoa o haciendo trekking disfrutando de las mejores vistas que la montaña ofrece, atravesando rápidos, nieves eternas, senderos de montaña y cavernas ocultas. Y si queda un tiempo para el ocio, la opción es disfrutar de un libro de la biblioteca de montaña en las reposeras que se pueden encontrar mirando hacia la laguna.
Los almuerzos y cenas son verdaderas experiencias gourmet. Como ejemplos: canasta de langostinos y legumbres, trucha al horno sobre colchón de ajo y azafrán, y postres como el zócalo hojaldrado con manzanas al calvado.
Para quienes no puedan realizar este programa de cuatro días, a partir de este año la opción es la Cabalgata de Ensueño, una versión reducida que da la opción de pasar un día y una noche en el lodge disfrutando de todos sus servicios y volver a la mañana siguiente a Las Leñas.
La ausencia total de contaminación visual o sonora y el terreno virgen deja toda la naturaleza al alcance del turista, que se va con la certeza de ser el primero en haber bajado por alguna ladera siempre bien asesorados por los baqueanos, expertos en el lugar y encargados de cada uno llegue seguro de un punto a otro de la Cordillera.
Los fogones y guitarreadas bajo las estrellas completarán lo que se convertirá en un viaje inolvidable.

Dejá tu comentario