Entre vinos, manzanas y dinosaurios

Secciones Especiales

Neuquén capital es una de las ciudades más importantes del Alto Valle; cuenta con todos los servicios para brindarle al turista una agradable estadía. Se destacan atractivos culturales y naturales dignos de ser visitados, entre ellos la Ruta del Vino, manzanas y dinosaurios. El circuito propone recorrer interesantes paisajes que combinan lo agreste con la mano del hombre, bodegas y viñedos, las tradicionales producciones de las chacras, exposiciones en museos paleontológicos, yacimientos de dinosaurios, réplicas de fósiles y la degustación de cocina regional de primer nivel.
La elaboración de vinos finos de alta calidad se ha concentrado en los alrededores de San Patricio del Chañar y en la localidad de Añelo.

Sus condiciones ideales de suelo y el clima templado continental desértico, junto con la importante amplitud térmica y escasas precipitaciones, favorecen los colores y el sabor intenso de los vinos. En las bodegas se pueden hacer visitas guiadas, degustación de los vinos, compras y también saborear exquisitos platos
regionales.

Los centros paleontológicos de la provincia se ubican en las localidades de Rincón de los Sauces, Villa El Chocón, Plaza Huincul y en el lago Los Barreales. En algunos de ellos se puede observar la extracción, estudio y exposición de restos fósiles de los dinosaurios más grandes del mundo hallados hasta el
momento.

En la zona del Valle de Río Negro y Neuquén, donde confluyen los caudalosos ríos Neuquén y Limay, se encuentran numerosas chacras en las que se realizan diferentes actividades, como producciones de frutas finas, de carozo y pepita, cultivos de hortalizas, elaboración de dulces, fabricación de quesos y embutidos y crianza de animales de granja. Para más información: www.neuquentur.gov.ar.

Dejá tu comentario