Expotrastiendas 08 afinó su selección

Secciones Especiales

El viernes pasado una marea de invitados llegó al vernissage de la octava edición de Expotrastiendas, la Feria organizada por los miembros de la Asociación de Galerías de Arte que hasta el jueves se puede visitar en el Centro Municipal de Exposiciones.
Lo primero que observan los conocedores es la calidad de la Feria, que este año ostenta un montaje cuidado y una selección que poco a poco va ajustando el nivel del arte que exhibe. El perfil cada vez más definido de Expotrastiendas se vuelca hacia las obras de los grandes maestros, todo un mérito, en un país con un rico pasado artístico y con nombres que todavía falta descubrir.
Los vanguardistas, con una fuerte presencia de los abstractos, están en el candelero. Así, la galería Laura Haber, además de Carmelo Arden Quin, Enio Iommi y Raúl Lozza presenta a los contemporáneos Duilio Pierri, Mónica Van Asperen, Carlos Gallardo y Daniel Ontiveros. Vermeer muestra, como en un museo, una impecable selección de los años 60; Arcimboldo, las excelentes pinturas del contemporáneo Fernando Bedoya y artistas de la escuela de La Boca; Alvaro Castagnino, las escrituras de León Ferrari y obras de Juan Stopani y Juan Lecuona; la galería Maman exhibe una rareza, dos escenografías de Alfredo Guttero, además de los artistas de la década del 60, y Alfredo Cataldo conjuga la obra de Antonio Berni y Quinquela Martín con la de Enrique Salvatierra.
Angel Guido llevó piezas de Horacio Butler; Ursomarzo un bello Pío Collivadino, y Matilde Bensignor las pinturas de Clorindo Testa. Sasha exhibe unas construcciones de Luis Wells, y Teresa Anchorena las inmensas obras de Milo Lockett que acaparan con su colorida presencia todo el stand. En Transarte, Osvaldo Giesso siempre organiza un mix, están Rosemarie Allers y muchos pintores más, y Zamora llevó a Martín Blaszco y Eugenio Cuttica. La pintura es el género dominante y se reiteran las firmas de Rómulo Macció, Luis Benedit y Ary Brizzi.

 Fotografía

La presencia de la fotografía es menor a la de otros años, pero está Arte x Arte, con fotos de Nicolás Testoni, Evo, Andrés Denegri y Lía Dankster, y también la dealer Gaby Dibar, que muestra el gran oficio de Diego Ortiz Mujica. Las fotografías del Concurso Expotrastiendas tienen medidas generosas y un buen nivel. El primer premio, se otorgó a Marcela Magno por «Destino», el retrato de una joven envuelta en un sugestivo manto de plumas, y el premio de la Asociación de Galeristas lo ganó la tucumana Rosalba Mirabella, con la tierna escena de un cumpleaños infantil modelado en plastilina.
El video ocupa un espacio importantísimo. La selección del curador Rodrigo Alonso muestra una extensa lista de buenos artistas como Fabiana Barreda, Leandro Allochis, Carolina Andreeti o Luján Funes, en una enorme sala que permite mirar varias pantallas a la vez. En un tradicional cubo negro, Adriana Forconi y Clara Lía Cristal presentan «Tube Projects», con el video «Don't disappear» de Sebastiano Mauri, entre otros. Además, en el Patio de las Artes está la intervención del artista Augusto Zanela.
Son varias las instituciones que participan de la Feria. La primera imagen que divisan los visitantes, es el bello edificio del Museo del Tigre, que optó por colocar una enorme gigantografía en vez de obras. Luego están los museos de la Ciudad de Buenos Aires, con un buen conjunto de obras abstractas del Sívori; la Embajada de Suiza; el Centro Virtual de Arte Argentino del GCBA; el Complejo Cultural Santa Cruz, que se destaca por su cuidada selección, al igual que el Banco Ciudad de Buenos Aires, con una alegre pared de graffitis, y el Centro Cultural de la Cooperación, que presenta fotografías de Rosa Revsin.
El departamento de artes visuales del Centro Cultural Rojas, tiene un especio curado por Máximo Jacoby que exhibe al artista mexicano Luis Ricaurte. «Estampando geografías», un programa de arte con los niños del interior, tuvo a Milo Lockett entre los eficaces maestros de las comunidades nativas de Chaco y Formosa. Y los resultados se pueden ver en la Feria. En la imperdible muestra institucional, dedicada a la década del 30 y curada por Diana Weschler, se pueden ver algunas obras monumentales, como los retratos de Berni y Spilimbergo.
Como un ventanal al aire fresco, se abren los espacios emergentes bajo la curaduría de Alejandro Montes de Oca. Entre muchas obras decididamente bellas y con precios accesibles (desde 100 a 2000 dólares) están los voluminosos rosetones de Maja Lascano, los bordados sobre papel de Lucila Amatista y Marcela Rapallo y las pinturas de Pablo Cabrera (2500 pesos). Los espacios elegidos fueron «El probador», «Espacio cuarenta», «Sapo», «Sonny Tarsenio», «Vampiros de fin de semana» y «Zapatlum patagónico», pocos, pero suficientes para brindar una idea de la enorme producción artística que bulle en todo el país.
Organizada por Pelusa Borthwick, escoltada en su gestión por Alvaro Castagnino y Alfredo Cataldo, y apoyada por la labor de Patricia Moreira y Marcela Andino, Expotrastiendas mantiene todavía la frescura de una verdadera Feria, donde se cruzan calidades y precios disímiles que ponen a prueba el ojo y el entrenamiento del espectador. Es cierto que el neoexpresionismo más o menos abstracto se extiende como un virus por los talleres y por varios stands (que no son precisamente los más atractivos). Pero este año, con el objetivo de no confundir al espectador, se creó la sección «Talleres» destinada a quienes aspiran a ser artistas, ámbito donde las reclusas de La Estampa ocupan un lugar preferencial.
El listado de artistas y galerías obviamente incompleto de esta nota, puede servir de guía en una Feria que todavía no tiene el filtro de la calidad sin concesiones, pero que ha consolidado un estilo inconfundible. Por último, está el ciclo de performances con invitados internacionales, y en el Auditorio Corinne Sacca Abadi se realizan seminarios, charlas, presentaciones de libros y conferencias coordinado por Magdalena Pagano.
Mañana, la crítica de arte argentino-mexicana, Raquel Tibol, biógrafa de David Alfaro Siqueiros, hablará sobre el «Tránsito de Siqueiros hacia 'Ejercicio plástico'», el mural que pintó en la Argentina.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario