Grupo D: Argentina, en busca de revancha

Secciones Especiales

Argentina necesita como el oro una copa. Y si es la del mundo muchísimo mejor. En 2014 estuvo a centímetros de levantarla, pero no lo logró por falta de puntería. Cuatro años más tarde, la situación cambió y el equipo, lleno de dudas, debió apelar a una heroica de su capitán Lionel Messi en Quito para sacar pasaje a Rusia.

Ya clasificado, el plantel se instaló en Europa y resonó la palabra de su estrella: "No podemos decir que vamos a salir campeones porque no somos candidatos". Una bomba de realidad que bajó los decibeles de muchos.

Lo cierto es que Argentina, pese a sus dudas y lesiones, es el claro favorito a quedarse con el Grupo D. Debuta el sábado 16 de junio ante el debutante Islandia, revelación absoluta del fútbol europeo, para luego medirse el jueves 21, a las 15, frente a Croacia, el rival más temible. Cerrará su primera fase ante Nigeria, el martes 26 a la misma hora.

Argentina, y el Mundial, tiene una figura estelar y única: Lionel Messi. Alrededor suyo gira todo el resto, aunque lo demás sea muy valioso como Sergio Agüero, Gonzalo Higuaín, Ángel Di María, Nicolás Otamendi, que son futbolistas requeridos en todo el mundo.

Pero el camino de los dirigidos por Jorge Sampaoli a Rusia no fue fácil ya que tuvieron que sortear lesiones de jugadores que iban a ser titulares como el caso del arquero Sergio Romero y el mediocampista Manuel Lanzini.

Así las cosas, Argentina jugará con un equipo de experimentados y de jóvenes valores locales como es el caso de Cristian Pavón y Maximiliano Meza. Las principales dudas radican en el mediocampo y la defensa. Sampaoli pretende un equipo que sea ofensivo siempre, que se adueñe de la pelota y ataque constantemente.

Eso lleva a dejar espacios que perjudicaron al equipo en algunos amistosos ya que al no estar aceitado el sistema de juego, las pérdidas sin rápida recuperación son un arma letal para la defensa nacional.

En ese equilibrio estará la gran clave del seleccionado para llegar lejos en Rusia y dar el beso más deseado a la copa más linda.



El rival más complicado, a priori, parece ser Croacia formado por un grandísimo plantel cuyos futbolistas se destacan en los mejores equipos de Europa. Tal es el caso de Luka Modric, jugador de Real Madrid, la figura de este equipo. Pero no es el único, sobre todo en el mediocampo, donde se destacan Mateo Kovacic, también de la Casa Blanca española e Ivan Rakitic, de Barcelona. En la ofensiva no se quedan atrás, y utilizan a sus estrellas en el fútbol italiano: Ivan Perisic, en Inter y Mario Mandzukic, en Juventus.



Desde hace unos años, Islandia pisa fuerte en Europa. No sólo por haberse quedado con el grupo I de las eliminatorias, justamente ante Croacia que debió ir a un repechaje frente a Grecia, sino también por la clasificación a cuartos de final en la Eurocopa 2016 de Francia, donde fue eliminado por el local.

En el torneo clasificatorio al Mundial, en los duelos entre sí, hubo una victoria por bando. Croacia ganó 2-0 de local e Islandia hizo lo propio, pero 1-0, en su casa.

Su máxima figura es Gylfi Sigurdsson, mediocampista ofensivo de Everton, en Inglaterra. Los "Vikingos" se caracterizan por ser un equipo aguerrido y ordenado, con un gran despliegue y rapidez ofensiva. Además de tener un buen juego aéreo, algo que Sampaoli tendrá que tener en cuenta a la hora del debut del sábado 16.

En la defensa se destaca Hördur Magnússon, futbolista de Brsitol City en la segunda división inglesa y en la mitad de cancha el juvenil Albert Gudmundsson, de 20 años, es el socio de Sigurdsson. Arriba, siempre atento, espera el delantero que se desempeña en la Bundesliga Alfred Finnbogason.



Nigeria es el tercer rival de Argentina, cuarta vez que se enfrentarán en fase de grupos de la Copa del Mundo y la tercera en forma consecutiva. Típico equipo africano, con velocidad, habilidad y desorden, el conjunto que dirige el alemán Gernot Rohr y que tiene como figura al mediocampista John Obi Mikel, que milita en Tianjin Teda de la Superliga China, pero que jugó durante 11 temporadas en la Premier League para Chelsea.

El antecedente inmediato con la selección argentina, es el 4-2 que le propinó en un amistoso en Rusia, el 14 de noviembre del año pasado. En aquel momento, los africanos mostraron dos caras, la más débil en el primer tiempo y una contundente y voraz en el complemento, donde revirtieron el marcador. Cabe recordar que en aquel encuentro, Messi no jugó.

Sin embargo, en lo que va del año, las "Águilas" disputaron cinco amistosos de los cuales ganaron tan sólo uno y empataron otro. Los tres restantes fueron derrotas.

Dejá tu comentario