Impresiones empresariales

Secciones Especiales

El beneficio anual de COAS lució un alto perfil empresarial, lo que contribuyó sin duda a dar un mayor brillo a la noche. Más de cincuenta empresas de primera línea sumaron su aporte solidario a la conocida institución. Pero siete de ellas fueron los grandes anunciantes de la noche, evidenciando de ese modo un fuerte compromiso con la obra que realiza COAS en los hospitales públicos de la Ciudad de Buenos Aires. Ambito del Placer dialogó con los responsables de algunas de las firmas comerciales que fueron «main sponsor» del acontecimiento, tomando como eje dos cuestiones: la primera acerca del ejercicio de la responsabilidad social empresarial en la Argentina de 2007 y la segunda sobre su vinculación con COAS. Antonio Garcés, presidente del Banco Galicia, sostuvo que la entidad busca promover, desde su actividad específica, acciones y condiciones que fomenten el bien común, favoreciendo programas de desarrollo sostenible. A través de su área de responsabilidad social corporativa y en cuanto a sus relaciones con la comunidad, trabaja sobre tres ejes estratégicos: educación, promoción laboral y salud. Estos valores en los que invierte Banco Galicia son pilares fundamentales para la inclusión social y la construcción de una sociedad con equidad. Todos ellos son factores clave a la hora de quebrar el círculo de la pobreza. «El Banco -enfatizó Garcés-, además apoya e incentiva acciones vinculadas a la cultura y el cuidado del medioambiente. Por otra parte, promover iniciativas de fomento a la salud e integración de grupos vulnerables -en alianza con organizaciones de la sociedad civil- es parte del compromiso asumido por la entidad. A través de ellas se trabaja a fin de contribuir al acceso de un mayor grupo de la población a un estado de bienestar físico, mental y social mediante la asistencia, el desarrollo de capacidades y la prevención. Bajo este marco, se llevan adelante más de 55 proyectos de alcance nacional.»
Norberto Gysin, presidente de Caja de Valores SA, al ser interrogado sobre la importancia de la responsabilidad empresarial, manifestó que la Caja de Valores SA, a lo largo de su vida institucional, ha asumido esa faceta de la gestión integral para ayudar a los más necesitados. El objetivo es brindar un aporte vital y desinteresado a numerosos hospitales, escuelas rurales y maternidades, que se han ido sumando a través del tiempo al proyecto solidario que la citada compañía continúa asumiendo a diario, especialmente en lo que atañe a la asistencia de los más pequeños.
Fabián Papín, presidente de La Rural, Predio Ferial de Buenos Aires, dijo que por su carácter emblemático, La Rural es un verdadero espacio de encuentro para la comunidad, que la considera parte de su propia historia común. Desde este lugar asumen un compromiso sostenido con la sociedad de la que son parte y a la que los unen ya 130 años de historia a través de distintos programas de responsabilidad social. Todos ellos tienen el mismo fin: contribuir a mejorar en algún grado la calidad de vida de la sociedad en su conjunto.

vision clara

Edgar Lourençon, presidente de General Motors, expresó que la visión de la compañía es muy clara respecto de la responsabilidad que como organización debe tener ante sus distintos públicos, como son accionistas, empleados, clientes, autoridades y sociedad, y en función de ello opera su negocio y las plantas en donde fabrica vehículos con la más alta calidad y tecnología. En la Argentina, General Motors cuenta con oficinas en Buenos Aires y una planta en Rosario, motivo por el cual ha desarrollado una política de responsabilidad social sustentada en tres pilares: educación, medioambiente y comunidad. Los programas de GM en materia de responsabilidad corporativa ponen especial énfasis en niños y jóvenes, para ofrecerles mayores oportunidades de desarrollo y un mejor futuro. En este marco se incluyen campañas de educación vial, educación empresarial y asistencia para jóvenes, niños y niñas del país. «Otro pilar importante es el medioambiente -continuó Lou-rençon- por lo que desarrollamos campañas ambientales que van desde el reciclado de materiales y residuos, que alcanza 98 por ciento de nuestra planta de Rosario, hasta capacitación en materia de indicadores ambientales y de desarrollo sustentable a través de ONG, cámaras empresariales y organismos de gobierno. A través de organizaciones como COAS podemos materializar nuestro apoyo a la comunidad.»
Frente a la pregunta de por qué habían decidido participar en la celebración del 30º Aniversario de la Feria de las Naciones de COAS, las respuestas no se hicieron esperar y fueron por demás a favor de la citada entidad. Norberto Gysin relató que para la Caja de Valores fue un verdadero orgullo participar y colaborar como sponsor de la Comida Solidaria Anual, ya que considera a COAS una fuerza solidaria en acción, que se traduce en ayuda directa a los hospitales públicos y centros asistenciales dependientes del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

convencimiento

Por su parte, Edgar Lourençon sintetizó que General Motors de Argentina acompaña a COAS en la Comida Solidaria desde hace varios años, «ya que estamos convencidos de su importancia y de la noble tarea que esta organización realiza para identificar las necesidades de equipo en los hospitales públicos de esta ciudad. El trabajo que las voluntarias de COAS han realizado a lo largo de estos 30 años son motivo de inspiración y de celebración para todos, y para GM es un orgullo y un honor acompañarlas en este festejo».
Antonio Garcés
contó que el Banco Galicia viene trabajando con COAS desde hace tiempo. La misión y la labor solidaria de esta prestigiosa organización se traduce en hechos y resultados concretos. El impulso que brinda a fin de modernizar los hospitales públicos de la Ciudad de Buenos Aires representa un loable aporte a la comunidad toda. «Seguir cooperando con la tarea de COAS y posibilitar, de alguna manera, su multiplicación es una decisión que llena de orgullo a todos los que forman parte de Banco Galicia», expresó su titular.
Fabián Papín evidenció su entusiasmo al resumir la acción de COAS: «Desde hace 30 años COAS trabaja de manera sostenida por la salud de nuestra población, un derecho inalienable y principal de todos los ciudadanos. Acompañamos, compartimos y honramos la importancia de construir una sociedad más digna y equitativa a través de un mejor sistema de salud pública. Por ello sumamos nuestra contribución a través de la cesión del auditorio principal de nuestro predio para la realización de la cena anual de recaudación de fondos».
Un dato para tener en cuenta fue que gracias al aporte de todos los asistentes a la comida, casi 800 personas, entre sponsors, invitados y voluntarios, la institución logró su objetivo de adquirir un tomógrafo y
un microscopio de última genera-ción para el Hospital Dr. Pedro Lagleyze.
La presidenta de COAS, Carmen de Polledo, expresó el agradecimiento de la entidad a todos los presentes: «La aparatología que esta noche nos ocupa resulta vital para optimizar la atención de los pacientes que concurren a dicho hospital. El costo de ambos equipos asciende a $ 517.110. Y gracias a ustedes hemos alcanzado y superado el objetivo que nos propusimos para este encuentro». Sin duda la articulación del tercer sector con la responsabilidad social empresarial es una excelente fórmula para dinamizar el «homus solidario» que, por suerte, muchos argentinos pa-recen llevar adentro y que se convierte en una herramienta vital de gobernabilidad en este complejo siglo XXI.

Dejá tu comentario