LLEGO LA HORA DE LOS LIBROS DE ARTE

Secciones Especiales

El extravío de los límites

Una vez más el historiador y crítico Jorge López Anaya nos guía a través del tiempo para comprender la producción artística actual, con su nueva publicación «El extravío de los límites, Claves para el arte contemporáneo», editada por Emecé. A lo largo de diecisiete capítulos de grata y accesible lectura, se percibe que el objetivo principal del autor es utilizar las herramientas que nos brinda la historia del arte, para así poder comprender la producción actual. Su propuesta, formalmente historicista, permite acceder y entender el amplio y complejo panorama de la escena artística internacional. Es decir, López Anaya nos conduce hacia el «extravío de los límites», pero nos enseña lo que hay que saber para no perderse en el camino. Otro aporte interesante es el paralelismo que traza con ciertos autores argentinos, como, Nicolás García Uriburu (al teñir de verde fluorescente las aguas del Gran Canal de Venecia), relacionado con el landart (arte del paisaje) y, entre otros, Oscar Bony o Víctor Grippo, ligados al arte conceptual.
Para describir el espíritu del arte contemporáneo, que determina un arte torturado o escabroso como el de los hermanos Chapman, Ana Mendieta o Cindy Sherman, el autor señala: «El arte muestra de manera ineluctable la realidad compleja y heterogénea de un mundo globalizado, en constante transición, con descontentos de todo tipo y sin utopías. Es evidente su sentimiento de hostilidad hacia los límites y su opción por el pluralismo».
Así, las indagaciones teóricas sobre las trasgresiones en el arte posibilitan tener una mirada completa sobre los postulados conceptuales que rodean cada vertiente. Este nuevo libro, junto con las publicaciones anteriores «Historia del Arte Argentino» (1997), «Ritos de fin de siglo» (2003) y «Arte argentino, cuatro siglos de historia» (2005), pasa ineludiblemente a formar parte del material de consulta de los expertos. Además, es una buena guía, con un útil material referencial, para los aficionados que deseen adentrarse en el a veces desconcertante mundo del arte contemporáneo.
Ariadna González Naya

Dejá tu comentario