Los cruceros ahora tienen su terminal en el puerto

Secciones Especiales

Escribe Richard Leslie Ramsay


Asistió el presidente de la Nación, Fernando de la Rúa, secundado por el flamante ministro de Turismo, Hernán Lombardi, y el jefe de Gobierno de la Ciudad, Aníbal Ibarra, entre otros invitados especiales.
Como se recordará, esta Estación Marítima, fue largamente reclamada por el Centro de Navegación, que nuclea a los operadores marítimos de buques de pasajeros, que eran en definitiva los que debían soportar la vergüenza de recibir a turistas de alto poder adquisitivo, acostumbrados a lujos y refinamientos, en medio de contenedores, muchas veces bajo la lluvia y debiendo caminar más de 200 metros por el empedrado entre charcos de agua y barro.

Asimismo, se hizo saber que la estación es provisoria, ya que en el término de 60 días se estaría llamando a licitación internacional para la ubicación definitiva para esta puerta grande para el turismo. Las inversiones que requerirían las nuevas instalaciones superarían los u$s 100 millones, y existen varios inversores extranjeros que esperan ansiosamente dicho llamado, ya que tienen desarrollados los proyectos de las obras civiles y ubicación geográfica desde hace exactamente dos años, fecha ésta en que Nicolás Gallo, por entonces ministro de Infraestructura, anunció el inmediato llamado a licitación, lo que se espera que ahora se concrete.

A la luz de los hechos, los presentes no ahorraron elogios para Del Valle y la AGP por la labor. En este sentido, De la Rúa decidió remarcar «el significado de esta obra por la que felicito especialmente a la Administración General de Puertos y al Ministerio de Infraestructura y Vivienda de la Nación. Que sea un adelanto, un avance y un signo del modo que queremos avanzar y fortalecer nuestra actividad turística».

Turismo

El Presidente destacó también la fuerte promoción del turismo que está realizando a través del nuevo ministerio de la cartera. Por ello «se ha levantado esta Terminal que hoy es un lugar digno para el cual se dio un paso importante hasta que se desarrolle la gran terminal portuaria. Todo esto con un mural de fondo como testigo, donado en su momento por Benito Quinquela Martín al Estado. Según el gobierno, la obra se hizo con menos de un millón y medio de dólares y cubre una superficie total de 7.100 metros cuadrados, con amplios espacios para que funcione allí también dependencias de Aduana e Interpol.
Por su parte, Ibarra también calificó a la obra como «provisoria» y felicitó a los responsables por su construcción. Hizo mención además de la «voluntad de colaboración» que prestó AGP en este sentido y en las relaciones con el Ejecutivo de la Ciudad, sobre todo en el polémico tema del traspaso del puerto metropolitano.

Al respecto, aseguró que la visión estratégica de la actividad portuaria «es fundamental con miras al desarrollo económico de la Ciudad» y pidió que las decisiones que involucren a su jurisdicción se tomen en conjunto.
Finalmente, Lombardi señaló la importancia de esta obra por el gran crecimiento que tuvo el turismo de cruceros en la Argentina durante los últimos cinco años. «Esta Terminal de Cruceros se va a ofrecer en el mercado internacional», concluyó.

Dejá tu comentario