19 de noviembre 2001 - 00:00

Mar del Plata tiene un consorcio activo

Cabe destacar que el Consorcio convirtió el puerto en una de las entidades públicas de mayor crecimiento: se pasó de una facturación anual promedio de 2,4 millones de pesos a una de 3,1 millones. Sin embargo, aún queda mucho por hacer.
Hoy el puerto se ha convertido en una salida viable para los productos de la región a través del arribo de portacontenedores que en los últimos años tenían «vedado» el ingreso en la estación.
Asimismo, los viajes de sus directivos a ferias y congresos internacionales expresaron una presencia que se había perdido. Este cambio generó nuevas oportunidades de negocios y apertura de otros mercados. Una prueba de ello es la intención de transformar el puerto en una cita obligada para el turismo de cruceros.

Turismo

Para ello existe un ambicioso proyecto que demandará una inversión de entre 50 y 75 millones para establecer una terminal portuaria acorde con las necesidades de este tipo de turismo. Esta inversión vendría de bolsillos privados; muy posiblemente la Autoridad Portuaria de Génova se haga cargo de ello. Precisamente un integrante de la entidad italiana, Silvio Ferrando, mantuvo contactos con empresarios y autoridades locales, haciendo manifiesta su intención de programar la inversión.

Según el enviado de Génova, la concesión «se firmaría en seis meses y los primeros pasajeros estarían llegando en dos años». Pero la obra estaría completa recién en cuatro años. «Nuestro esquema es que todos se involucren y compartan esta iniciativa. Desde los taxistas hasta los hoteleros», agregó.
Pero en el negocio de cruceros, Mar del Plata tiene mucha tela por cortar. Con visión de futuro, las autoridades del puerto vieron la posibilidad de instalar una Escuela para Personal de Cruceros en la ciudad. Los cursos durarían dos meses o tres semanas intensivas, con orientación principalmente hacia los rubros de hotelería y gastronomía. Según se afirmó, en un plazo de 60 días se definiría este proyecto, con un primer curso dictado por especialistas internacionales y se apunta a incorporar a los cruceros a unas 75 mil personas. Además, el Consorcio firmó un convenio con el Servicio de Hidrografía Naval para el mantenimiento de las estructuras de iluminación, firmó un convenio de cooperación con Seatrade Organization y los puertos de Luka Koper, Curaçao, Las Palmas y Montreal, y se consiguió una rebaja en la tasa de migración de 206 a 10 pesos.
Por todo esto, Dell’lio aseguró que «queremos construir un nuevo muelle. Queremos que la torta de ingresos aumente. Mar del Plata tiene todas la oportunidades».

Dejá tu comentario