''Nos hermana el aprecio por el turismo cultural''

Secciones Especiales

El turista proveniente de la Argentina es el noveno visitante más frecuente a nuestro país», enfatiza Guillermo Ohem Ochoa, director regional para Latinoamérica del Consejo de Promoción Turística de México.
En diálogo con Ambito del Placer, el funcionario del gobierno mexicano explicó la ventaja que le reporta a México tener tantos destinos designados como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y aseguró que «Acapulco ha vuelto a estar de moda, como lo estuvo en otros tiempos en que era el gran destino turístico internacional».
Periodista: ¿El turista argentino elige a México como destino para pasar sus vacaciones?
Guillermo Ohem Ochoa: El turista proveniente de la Argentina es el noveno visitante más frecuente a nuestro país. El primero es el proveniente de los Estados Unidos. El argentino, a diferencia de muchos otros, es un turista muy interesado tanto en lo cultural como en los destinos de sol y playa. A mi entender, nos unen vínculos fuertes en el aprecio por todo lo cultural. Lo precolombino y la cultura de los aborígenes de nuestro país llaman mucho la atención de los argentinos. A nuestras oficinas en Buenos Aires puede llegar gente que está en plena etapa de averiguar sobre ciudades y recorridos. Y ya no nos sorprende que en vez de llegar con preguntas vagas e imprecisas se muestre muy instruida y nos diga: «Quiero ir a Palenque porque quiero visitar la tumba de Palenque, ¿cómo debo hacer?» o «¿Cómo debo hacer para ir a conocer la ciudad maya de Campeche?», y cosas así.
P.: ¿Qué les significa turísticamente tener tantos lugares reconocidos como Patrimonio de la Humanidad?
G.O.O.: Es una gran ventaja, ya que no en todas partes del mundo hay países tan beneficiados como México con esa cantidad de reconocimientos. Tenemos 26 sitios de esas característicos, lo cual se traduce en un importantísimo atractivo a la hora de promocionar esos destinos. Además, es un tipo de oferta natural que agranda todavía más el abanico de posibilidades.
P.: ¿Es cierto que Teotihuacan es el primer lugar que van a conocer los argentinos que llegan a México?
G.O.O.: La zona arqueológica de Teotihuacán está muy próxima a la ciudad de México y tiene muchas excursiones bien organizadas, y no son sólo los argentinos los que es lo primero que quieren visitar. Teotihuacán fue una ciudad de 500 mil habitantes cuando llegaron los españoles a México y la Avenida de los Muertos, la Pirámide de la Luna y del Sol son un emblemas del país con fama mundial. Acaso los argentinos son los que se sacan menos fotos y dedican más tiempo a lo que explican los antropólogos que dan explicaciones culturales a los visitantes.
P.: ¿Cómo es la relación que mantiene la Dirección Regional para Latinoamérica con el Ministerio de Turismo de México y con los sectores de turismo de las distintas regiones de su país?
G.O.O.: Nos apoyan mucho. Si hacemos una jerarquía del apoyo de las diferentes entidades, el Ministerio de Turismo encabeza el direccionamiento de los esfuerzos porque fija la política turística del país. Este organismo tiene dos brazos ejecutores: el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (que creó ciudades como Cancún y Huatulco, entre otras) y el Consejo de Promoción Turística de México. Esas dos articulaciones son las que trabajan junto a nosotros para darles más fuerza al motor turístico, con la única diferencia que nosotros nos enfocamos a la promoción internacional de México.
P.: ¿Es cierto que Acapulco volvió a estar de moda?
G.O.O.: Acapulco fue el sitio que nos puso en el mapa hace años y sigue siendo un destino de suma importancia para nosotros. Hay una cierta idea de que en Acapulco se junta la gente de más edad cuando en realidad hay personas de todas las edades. Desde los jóvenes que se van en grupos de amigos, y llenan de animación las noches de la ciudad, a gente mayor que va a hacer playa y descansar. Como suele ocurrir, todo tiene sus idas y vueltas porque hay un sector turístico que gusta de las novedades, pero Acapulco es hoy, para muchos, una novedad cargada de historia y de glamour que se ha puesto nuevamente de moda.

Dejá tu comentario