«PARADOJA FRANCESA»

Secciones Especiales

La difusión del aceite de oliva se potenció a partir del descubrimiento de la llamada «paradoja francesa», prueba de que, al menos por una vez, placer y salud parecen ir de la mano. La «paradoja» se resume en que la población de este país europeo, consumidora de aceite de oliva (y también de vino tinto) gozaba de un índice sensiblemente menor de problemas coronarios. A grandes rasgos, esto se debe a la presencia en el aceite de vitamina E, ácidos grasos y antioxidantes capaces de encapsular los ateromas y trasladarlos directamente al hígado para su eliminación.

Dejá tu comentario