Por el camino de los incas

Secciones Especiales

La red vial incaica comprendía 25.000 kilómetros de camino de piedra, nacía en Ecuador y se extendía hasta el sur de la provincia de Mendoza. Hoy, gran parte de esa senda se encuentra debajo de la Ruta Nacional Nº 40.
Debido a su gran desarrollo, la ruta imperial de los incas atravesó los más agrestes y variados paisajes, cruzando pantanos, lagos, desiertos, altas cumbres, empinadas laderas y frondosas selvas. En numerosos lugares la red vial inca no ha dejado de utilizarse. Adentrarse en esta maravilla y recorrer sus imponentes vestigios significa no solamente viajar a un lugar cargado de magia e historia, sino también compartir la majestuosidad de un paisaje que ha maravillado a los viajeros de todos los tiempos.

Dejá tu comentario