San Juan: Virtudes de un destino seductor todo el año

Secciones Especiales

A su gente les gusta repetir que San Juan no tiene temporada alta. Que todo el año es propicio para apreciar la belleza de sus altas montañas y de sus sierras, de los fértiles valles, de su flora y su fauna andina. Para gozar de los beneficios de sus aguas termales, para hacer turismo rural, científico, religioso, ecológico minero, para vivir su historia, su cultura, su arquitectura. Para descubrir el gran abanico de posibilidades que ofrece su ciudad capital y cada rincón del interior de la provincia.

CIUDAD CAPITAL

La ciudad de San Juan posee una arquitectura moderna con calles y plazas frondosamente arboladas. Está abrazada por ríos, cerros, valles y quebradas con paisajes deslumbrantes, ideales para la práctica de deportes extremos y turismo aventura.
Entre sus principales atractivos está la posibilidad de visitar la Casa natal de Sarmiento, la Celda histórica de San Martín, el Auditorio Juan Victoria (uno de los más importantes de Sudamérica), el Santuario de la Difunta Correa (visitado por miles de fieles todos los años), el Observatorio Astronómico El Leoncito (uno de los más importantes del mundo), el Parque Natural Ischigualasto o Valle de la Luna (declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO).
El Dique de Ullum, con su extenso y cristalino lago; la desafiante Quebrada del Zonda; y el maravilloso Parque Faunístico de Rivadavia; son claros ejemplos de los admirables atractivos que posee la capital y sus alrededores.

PARQUE NACIONAL SAN GUILLERMO

En el impactante territorio de Iglesia es probable practicar turismo aventura, pesca, turismo rural, degustar exquisitos chivos y corderos o adquirir productos y artesanías del lugar. Pero el punto más destacado de Iglesia es el Parque Nacional San Guillermo, una de las reservas naturales más importantes del mundo, cuyo fin es la preservación ecológica de guanacos y vicuñas (especies en extinción), que comparten su hábitat con el zorro colorado, el puma, el ñandú y el cóndor.

UNA VILLA TURISTICA

Rodeo es la villa turística de la ciudad de Iglesia, con variedad de alojamientos que incluyen hotelería, campings, cabañas y posadas. Con su paisaje de enormes bellezas naturales, es uno de los centros turísticos de San Juan que más ha crecido en los últimos tiempos. Posee un excelente microclima, con poca humedad y temperaturas agradables casi todo el año.

TRANQUILA Y TRADICIONALISTA

Jáchal es una ciudad tranquila y tradicionalista. En ella se celebra cada año la Fiesta de la Tradición, un colorido evento folclórico con desfiles, carruajes y diversos espectáculos. Se puede visitar la Iglesia de Jáchal, Monumento Histórico Nacional, donde se encuentra el Cristo Crucificado (una imagen de un Cristo de tamaño natural), de cuero negro y articulado, realizado por indios de origen cuzqueño y traído desde Potosí en 1783. Otro punto destacado es el dique Los Cauquenes, ubicado a 1.100 msnm, ideal para la pesca deportiva del pejerrey.

CUNA DE POETAS

Huaco es la cuna del poeta Don Buenaventura Luna, que plasmara en sus poemas la pasión por su terruño. Conserva testimonios de una época floreciente de la economía jachallera, como lo es el viejo molino harinero, exponente de la vida de este pueblo, que junto a otros molinos de la zona, conforman el circuito de los viejos molinos, recientemente declarados Monumento Histórico Nacional.

PRINCIPAL ATRACCION

Sin dudas, el principal centro turístico de Caucete es el Santuario de la Difunta Correa. Según cuenta la leyenda, Deolinda Correa fue encontrada sin vida en este desértico lugar, pero su cuerpo inerte seguía amamantando milagrosamente a su hijo, quien logró sobrevivir. La leyenda fue haciéndose popular y comenzó a acercarse cada vez más gente a realizar promesas en su santuario. En la actualidad, su culto se ha convertido en un atractivo de grandes magnitudes, especialmente para Semana Santa. Se estima que unas 700.000 personas visitan su santuario cada año, tanto de San Juan y de otras provincias de la Argentina, como también de otros países.

VALLE DE LA LUNA

También conocido como Ischigualasto, constituye el principal centro turístico de San Juan y uno de los más importantes de la Argentina. El Valle de la Luna, conocido así por su paisaje especial, es un valle de 150 km², de extraordinario valor arqueológico y paleontológico. Casi toda el área está formada por terrenos del período triásico, que conservan fósiles de hace 225 millones de años. En su rocoso relieve, la erosión provocada por el viento a lo largo de tantos años, ha creado curiosas formaciones que hacen que Ischigualasto, además de tener un altísimo valor científico, posea un espectacular paisaje de características únicas.
Estas particularidades hacen que investigadores y científicos de todo el mundo visiten periódicamente el Valle de la Luna para estudiarlo. Por todo esto, en noviembre de 2000, la UNESCO declaró al sitio Ischigualasto-Talampaya Patrimonio Natural de la Humanidad.

TERMAS DE PISMANTA

En la localidad de Pismanta brotan hacia el noroeste de la provincia, en cercanías a Rodeo, Departamento Iglesia, las aguas termales, regalando sus beneficios al apacible turismo del valle, y fortaleciendo con sus privilegios y servicios la sensación de tranquilidad y placer característica de la región.
Las aguas mesotermales del complejo de Pismanta, sulfatadas, alcalinas, bicarbonatadas, cloruradas, altamente desintoxicantes, y capaces de alcanzar los 42 grados, son especialmente recomendadas para el alivio de problemáticas como reumatismo y afecciones de la piel, artritis, ciática, gota y arterioartritis. Baños termales; fangoterapia facial y corporal; masajes con algas marinas; sauna; ducha escocesa; baño turco, constituyen los mayores placeres a los que puede accederse en las Termas de Pismanta.

Dejá tu comentario