7 de marzo 2008 - 00:00

Un pasaje a los orígenes del país

Un pasaje a los orígenes del país
Con diversas posibilidades de recreación y espectáculos, el fin de semana largo más extenso del año depara grandes sorpresas en Santa Rosa: avistaje de fauna en la Reserva Provincial Parque Luro; presentaciones musicales de jerarquía en el Teatro Español, en el anfiteatro y en el casino; un estreno mundial de Disney en la sala Amadeus; eventos culturales con museos abiertos; citytours tradicionales y circuitos religiosos gratuitos; el Parque Don Tomás funcionando a pleno y una promoción hotelera con descuentos, que hace el soporte necesario para que todo esto pueda funcionar. El interior provincial no se queda atrás. De la mano del turismo rural como principal atractivo, también propone arte, cultura, tradición, historia, descanso y comidas típicas.
Como complemento ideal: los centros termales, el trekking, el golf, la náutica. Una travesía de varias jornadas a caballo, o bien compartir una fiesta popular con destrezas criollas y jineteada.
La Reserva Natural Parque Luro estará abierta los cuatro días, con senderos autoguiados, centro de interpretación, visita guiada al castillo, comidas con shows y el avistaje de fauna y ciervos autóctonos. Para los amantes de la historia, Parque Luro se presenta como una opción impostergable. Los orígenes del que fuera el coto más grande del mundo, se encuentran ligados a la generación del 80 y a la belle époque.
La experiencia le permitirá al visitante acceder al emprendimiento de don Pedro Luro, su primer propietario. Es imperdible la visita guiada al edificio que fuera su residencia, hoy museo El Castillo, monumento histórico nacional. El recorrido incluye la visita a la sala de carruajes, al tambo modelo y al tanque del millón, construcciones notables de la época del propietario.
En el Parque Don Tomás, en tanto, pueden hacerse paseos acuáticos, viajar en un trencito de trocha angosta, dar una vuelta por el gran carrusel, visitar el Centro de Interpretación en la Isla de los Niños, aprovechar el camping con parrillas y fogones, practicar pesca deportiva en la laguna y desarrollar actividades náuticas. Hay bajada para lanchas y un club náutico con guardería.
El Parque Lihué Calel (antiguamente Sierras de la Vida) encierra una belleza natural en sus 26.000 hectáreas, repleta de valles, arroyos y manantiales. Se destaca el Cerro de la Sociedad Científica, punto más alto del parque, y el Valle de las Pinturas, una muestra del arte rupestre tardío de la región. Son motivos geométricos en colores en rojo y negro de una antigüedad aproximada de 2.000 años.
El Museo de Historia Natural es otra opción. Fue creado en 1935 y abarca elementos de las ciencias naturales (animales, vegetales, fósiles, minerales, etc., con aproximadamente 2.300 piezas) y de las ciencias antropológicas (boleadoras, puntas de proyectil, morteros, etc., con unas 360 piezas) en 600 m2 cubiertos. Otras alternativas para conocer en la ciudad son el Museo Provincial de Artes, el Mercado Artesanal y el Centro Municipal de Cultura.

Lo mejor del turismo rural

Desde siempre, la oferta turística de La Pampa estuvo dirigida a amantes de la naturaleza, apasionados por la aventura y buscadores de una mirada amplia y despejada. En un radio de unos 100 km, varias estancias disponen de ofertas de alojamiento y jornadas de medio día o día de campo completo.
Es un programa ideal para quienes deseen descubrir el origen argentino, el encuentro con lo ancestral, lo costumbrista y con la identidad del sentir del país. Del arquetipo del gaucho, lo no urbano, del encuentro de valores olvidados: el respeto, la entrega, la credibilidad, lo transmitido de generación a generación, lo artesanal.
Para todos ellos, y para los buscadores de espacios culturales, del entendimiento histórico del lugar, interesados en las particularidades de formas de vida y de trabajo de pueblos y culturas que se relacionan con la síntesis del argentino, mezcla de aborigen, inmigrante y criollo, es que La Pampa se constituye en el lugar ideal para visitar en Semana Santa.

Dejá tu comentario