Vasta oferta para estudiar idiomas

Secciones Especiales

Nunca en la historia el dominio de algún idioma complementario al de origen fue tan importante para desenvolverse en el mundo laboral con suficiencia o para estar en condiciones de continuar los estudios superiores en el exterior como lo es en la actualidad. Tanto el inglés o el francés como el italiano o portugués se han constituido en herramientas fundamentales para cualquier persona con aspiraciones de progreso en el ámbito de su trabajo, profesión o instancia educativa en la que se encuentre.
En este marco, el espectro de cursos en la Argentina es sumamente amplio y la enseñanza de cada idioma presenta características y objetivos singulares.

Inglés


En el caso del inglés, un alumno puede optar de acuerdo a sus intereses por tres diferentes enfoques. El general, que trabaja el aspecto de la conversación brindando fluidez mediante la exposición de estructuras gramaticales; el laboral, que aborda la comunicación en cualquiera de las instancias que se desarrollan en el ámbito de una empresa, como reuniones de negocios, presentaciones, llamados telefónicos, viajes o negociaciones.
Y por último, el workshop, que es un taller dirigido a profundizar en diferentes áreas del inglés como son las estructuras gramaticales, literatura, exámenes internacionales, finanzas, derecho o marketing.
A su vez, el estudiante tiene la posibilidad de aprender este idioma eligiendo entre tres niveles en función de su de tiempo disponible.
De esto modo, mientras que el nivel clásico demanda cuatro horas diseminadas a lo largo de dos días a la semana, la carga horaria del semi intensivo es de seis horas semanales como resultado de los tres días por semana que el alumno debe asistir a clase. Pero el más exigente de los tres niveles es el intensivo, que se desarrolla durante cuatro días a la semana y le requiere al estudiante una dedicación de dieciséis horas cada siete días.
Un servicio a destacar que brindan algunos prestigiosos institutos es la preparación para rendir determinados exámenes que le permiten medir al estudiante sus habilidades verbales, cuantitativas y analíticas o lo habilitan para realizar un posgrado o ejercer una profesión en el exterior.


Portugués





Merced al desarrollo del Mercosur y el incremento del contacto con Brasil, el portugués se ha convertido en uno de los idiomas más necesarios a la hora de establecer vínculos comerciales y culturales con el país vecino o para trabajar en alguna de sus empresas radicadas en la Argentina. El nivel introductorio a la lengua portuguesa insume un cuatrimestre y brinda conocimientos básicos a través de ciertos contenidos de la lengua como Introducción a la fonología del portugués del Brasil; Datos personales; Saludos y presentaciones; Tiempo cronológico y metereológico; La familia; La casa; Las comidas y la ciudad.
Estos contenidos temáticos que son articulados con otros gramaticales como artículos, preposiciones y combinaciones; números ordinales y cardinales; y pronombres demostrativos, posesivos, interrogativos y personales, le permitirán a un usuario escribir pequeñas redacciones, solicitar y brindar información, hacer pequeñas descripciones y mantener diálogos sobre la vida diaria.
Pero esta base es sólo una plataforma a partir de la cual un individuo puede profundizar el conocimiento del idioma por medio de la elección de algunas orientaciones temáticas.
De ellas, Hotelería y turismo se extiende a lo largo de tres cuatrimestres y está prevista para estudiantes y profesionales del rubro.
Su programa es tan amplio como la disciplina que pretende abarcar, y pone énfasis en núcleos temáticos como el hotel, el personal de servicio, las habitaciones, las comidas, el acto de encargar y tomar reservas, la recepción de reclamos de los huéspedes, los puntos de interés turístico de la ciudad, las compras, la salud y cómo se describe una visita turística en portugués.
Otra de las posibles orientaciones que puede elegir un alumno para especializarse en algún área específica del idioma más afín con sus intereses es la de comercio, donde a través de asignaturas como Los negocios; compra y venta; ramos generales: principales importaciones y exportaciones entre Brasil y la Argentina; profesionales y profesiones; economía brasileña, el cambio, la paridad y lenguaje bancario; y aspectos culturales brasileños, el individuo adquiere los conocimientos necesarios para realizar cualquier clase de intercambio simbólico con un interlocutor del país vecino.



Francés





El francés, idioma asociado por antonomasia a la alta cultura, se enseña a través de tres ciclos regulares. El fundamental tiene una duración total de diez módulos que se despliega a lo largo de entre dos a cinco años de acuerdo a la frecuencia con la que el alumno decida tomar sus clases, cuya intensidad puede oscilar entre las dos y cinco horas semanales.
El objetivo principal de este nivel es que el estudiante se capacite para que pueda desplegar una óptima comunicación oral y escrita.
El ciclo que lo continúa es el de perfeccionamiento, planificado para reforzar los conocimientos linguísticos y culturales de la persona.
Está compuesto por cinco módulos que se pueden completar en el transcurso de uno a dos años donde cada programa es regulado por una evaluación continua sin examen.
Una vez que se hubo adquirido esta base del francés, el ciclo superior se ocupa de que el alumno alcance las competencias linguísticas de un hablante nativo permitiéndole especializarse en un campo de interés específico o formarse a nivel del idioma para una profesión.
Cuando luego de dos o tres años el alumno culmina este programa, tiene la posibilidad de validar sus estudios mediante diplomas internacionales que avalan su competencia en especializaciones como literatura y traducción o francés de los negocios.
Y para aquellos interesados en adquirir las bases del idioma con vistas a comunicarse con otras personas durante un viaje a un país de habla francesa, existe un curso de un mes de duración que a lo largo de sesenta horas le entrega al interesado los rudimentos básicos para que pueda establecer una comunicación fluida en francés.



Italiano




El alumno principiante de italiano es estimulado para que se acostumbre a utilizar la lengua en diferentes situaciones sociales a través de una reflexión sobre las estructuras gramaticales de base.
De este modo, el objetivo que persiguen muchos institutos en relación a aquellas personas que nunca tuvieron contacto con la lengua italiana es que alcancen el nivel necesario para que puedan relacionarse con los demás. Esta aptitud implica la capacidad para presentarse, hablar de sí mismo y la posibilidad de solicitar información.
El nivel siguiente en la evolución del curso desarrolla funciones de comunicación aspirando a que el alumno obtenga un mayor conocimiento gramatical y lexical para que se pueda comunicarse en el marco de situaciones cotidianas.
Una circunstancia que supone el hecho de que el estudiante esté preparado para contar experiencias del pasado y hacer previsiones sobre el futuro.
Más adelante, en el nivel intermedio el alumno adquiere habilidades lingüísticas que le permiten expresar deseos y formular hipótesis, siendo el preludio del enriquecimiento de su vocabulario que obtendrá mediante la lectura de artículos de periódicos y de tipo narrativo en el nivel medio.
Como corolario, el dominio del italiano se hace cabal cuando el alumno alcanza a cumplir con los objetivos del nivel avanzado, caracterizados por un versátil conocimiento analítico de la gramática y un desarrollo de la capacidad argumentativa propiciado a través de textos complejos y material audiovisual.
Y un servicio adicional que brindan algunos institutos a sus alumnos es la preparación para rendir los exámenes CILS y CELI, que eximen a su titular de someterse a un test lingüístico para ingresar a todas las universidades italianas.

Dejá tu comentario