Edición Impresa

Segunda condena para Milagro Sala: multa máxima e inhabilitación

El fallo también alcanza a la organización Tupac Amaru. Ambas deberán pagar $3.780. La dirigente dijo que “el fallo es injusto”.

La Justicia contravencional de Jujuy declaró a Milagro Sala culpable por el acampe en la Plaza Belgrano de San Salvador ocurrido entre diciembre del año pasado y febrero de este año. El tribunal le impuso una multa máxima de $3.780, pero le asestó un duro golpe al determinar su "inhabilitación por tres años y tres meses para ser electa en cargos directivos de órganos relacionados con actividades sociales y políticas" a partir de que quede firme la sentencia. Además, el juez ordenó la clausura y cese de actividades por tres meses de la sede de la organización Tupac Amaru, a quien también le impuso una multa de $3.780.

La dirigente y la organización sociales fueron hallados culpables de "ocupación del espacio público, alteración del orden y obstrucción del tránsito vehicular y peatonal"

Después de firmar el acta, la dirigente se mostró molesta y dijo que el fallo es "injusto".

Sala permanecerá detenida en el penal Alto Comedero alcanzada por la prisión preventiva dictada por la Justicia en el marco de otra serie de causas en las que se encuentra imputada (ver aparte).

La de ayer es la segunda sentencia de culpabilidad que enfrenta la dirigente piquetera. El miércoles la Justicia la condenó a tres años de prisión en suspenso por el delito de "agresiones" contra el ahora gobernador Gerardo Morales.

El juicio se desarrolló en el Juzgado Contravencional y se inició con el testimonio a Cristian, un testigo del acampe.

Luego, Sala ejerció su derecho a hacer uso de la palabra y señaló los repetidos pedidos de audiencias que realizara por entonces al flamante gobierno de Morales: "Nosotros hemos pedido audiencias, no nos recibió. Le mandábamos notas de parte de la red de organizaciones sociales", agregó Sala. Mientras tanto, fuera de la sala se escuchaban los cánticos de algunos militantes que se manifestaban a favor de la libertad y absolución de Sala.

"Después de no haber tenido respuesta de Gerardo Morales, tuve que viajar a Buenos Aires a hacerme cargo de mi candidatura como diputada del Parlasur. Cuando volví, cada organización social había tomado la decisión de acampar. Estaba la decisión tomada. Me llama la atención que únicamente la contravención sea contra la Tupac Amaru, cuando no estaba sola en la plaza. Esto no es de alcahuete ni de botona. Pero hay demasiada indignación hacia la Tupac Amaru. Hay demasiada bronca contra la Tupac Amaru", sostuvo. Y procedió a leer una por una el resto de las organizaciones que participaron del acampe.

Sala, en tanto, dijo que el Gobernador "sienta en un banquillo solamente a los dirigentes de la Tupac Amaru". "La Tupac Amaru está siendo injustamente juzgada", expresó la líder de la organización y aseguró que no cree en la justicia jujeña.

"Estar en la cárcel no me asusta. He llorado por indignación y me he bajoneado por la injusticia que estoy viviendo", admitió la dirigente social, que permanece detenida desde el 16 de enero pasado.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario