Edición Impresa

Seis años de prisión para López por los u$s9 M en bolsos

Sin que se llegara a establecer en el juicio (ni en la investigación) el origen del dinero revoleado en bolsos a un convento durante la madrugada de un 14 de junio de 2016, el exsecretario de Obras Públicas durante el kirchnerismo José Francisco López fue condenado ayer a 6 años de prisión por el delito de enriquecimiento ilícito. Simple, no pudo justificar por qué tenía en su poder casi u$s9 millones que jamás había declarado. De no mediar otra condena, López podría tramitar su libertad dentro de exactamente un año, cuando se cumplan los dos tercios de la pena impuesta por el Tribunal Oral Federal N°1 luego de este juicio. Arrepentido en el marco de la causa “cuadernos”, se encuentra alojado en los términos del Programa de Protección de Testigos e Imputados colaboradores. También se comprobó que falseó gran parte de su declaración en el expediente de corrupción por la obra pública, en lo referente a que un exsecretario de Cristina de Kirchner le había pedido que guardara el dinero y lo trasladara. Eso fue falso. El exfuncionario siempre tuvo el dinero escondido en su casa de Dique Luján, la cual ahora será también rematada.

De traje oscuro y corbata roja escuchó sin inmutarse, desde la última fila del estrado, el veredicto en su contra. El TOF 1 ordenó el decomiso del dinero en divisas, los relojes de lujo y la casa de Dique Luján, donde vivía junto a su esposa, los que serán puestos a disposición de los hospitales de Niños Garraham y Ricardo Gutiérrez.

El Tribunal decidió además absolver a tres de los acusados, entre ellos a la monja Inés Aparicio, quien fue acusada en su momento por haber recibido los bolsos en el convento y se la vio en las cámaras de seguridad arrastrándolos al interior de monasterio. En tanto quedaron condenados la esposa de López, María Amalia Díaz -a dos años de prisión en suspenso-, mientras que los testaferros Eduardo Gutiérrez (del Grupo Farallón) y Andrés Galera, fueron sentenciados a dos años y medio, también de cumplimiento condicional. López también recibió una multa del 60% del valor del enriquecimiento y fue inhabilitado de por vida para ejercer cargos públicos. Por su parte, Díaz también fue multada con el 25% del valor del enriquecimiento. En cambio el empresario Carlos Gianni y el abogado Marcos Artemio Marconi, que habían sido considerados como supuestos testaferros, fueron absueltos. No se probó que el departamento donde residía la hija de Díaz fuese uno de los bienes obtenidos por el exfuncionario con personas interpuestas. Los fundamentos de la sentencia se leerán el 28 de agosto próximo.

En este proceso López había dicho que la plata provenía de la “política” pero jamás explicó el origen de los fondos. En “cuadernos” declaró para confirmar el circuito de sobornos pero nadie indagó sobre la relación del dinero hallado y los contratistas de obra pública que podrían estar involucrados. Lo que se acreditó ayer fue muy lineal y no despeja los interrogantes: ese dinero era de López y que formaba parte de su patrimonio. Por eso, para los jueces, se probó que se enriqueció de manera ilícita.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario