Edición Impresa

Senado: alerta por freno a financiamiento político

Al mediodía se reanudará la sesión tras el cuarto intermedio de la semana pasada. Las diferencias entre oficialismo y oposición, y los continuos pedidos de cambios frenarán, excepto un giro brusco de último momento, la votación de la ley.

Las diferencias entre oficialismo y oposición, y los continuos pedidos de cambios a incorporar activarán, excepto un giro brusco de último momento, un nuevo freno a la ley de financiamiento político, que busca permitir el aporte de empresas en campañas electorales. El Senado debe reanudar al mediodía de hoy la sesión de la semana pasada, que ingresó a cuarto intermedio para limar asperezas del proyecto, aunque un puñado de operadores top confiaron a Ámbito Financiero que el debate volverá a trabarse y la iniciativa regresará a comisión.

Ayer, las comisiones de Asuntos Constitucionales -cabecera-; Justicia y Asuntos Penales; y Presupuesto y Hacienda realizaron una reunión para consensuar las modificaciones que florecieron en las últimas semanas de manera llamativa, tras un dictamen que fue firmado en noviembre pasado. No obstante, cabalgadores de peripecias legislativas de la Cámara alta deslizaron anoche el regreso a comisión del proyecto como parte de un acuerdo entre diferentes bancadas para evitar el caos en el recinto. Lo último no se descarta ya que el oficialismo aún puja por el tratamiento.

En caso de seguir esa línea, el tema se convertirá en un espejo de lo que pasó en Diputados con la ley para combatir a los violentos del fútbol y su destino entrará en un limbo, ya que los tiempos para este proyecto apremian por estar en pleno año electoral. Un potencial cruce entre Cambiemos y la oposición en el recinto del Senado además pondría en peligro futuros entendimientos de cara a meses de incertidumbre legislativa por la campaña nacional.

La reunión de las comisiones fue suave hasta la aparición del peronista formoseño José Mayans, quien alertó sobre “las controversias que hay aún en los propios bloques”, que además correspondería “que se vuelva a comisión para tener un despacho consensuado” y que, caso contrario, habría riesgos de “fraude” durante las elecciones.

Por caso, sigue abierta la discusión en cuanto a si las empresas -hoy vetadas- podrán financiar hasta un 5% o un 2% de las campañas. En tanto, el senador y gremialista petrolero Guillermo Pereyra (Movimiento Popular Neuquino) reflotó la trifulca en cuanto al permiso para que sindicatos puedan realizar aportes. Sí se pudo avanzar en dirección de pauta a favor de medios digitales nacionales.

“Se realizaron muchas reuniones de asesores y luego en plenario de comisiones. A fines del año pasado pensábamos en un llamado sesiones extraordinarias para tratar el tema e incluso se habló con los bloques de Diputados para consensuar un texto en común y avanzar de manera conjunta. Ahora surgieron modificaciones y se incorporaron”, lanzó la vicejefa del bloque PRO, Laura Rodríguez Machado (Córdoba), en respuesta al trabajo que realizó el Senado durante 2018 y en las últimas tres semanas. Se acoplaron a ella su compañero de bancada, Pedro Braillard Poccard (Corrientes), y el presidente de Cambiemos, el radical Luis Naidenoff (Formosa).

Por su parte, Cristina Fiore (Partido Renovador-Salta) recordó que fue la diputada de la Coalición Cívica y miembro fundacional de Cambiemos, Elisa Carrió (Ciudad de Buenos Aires), quien objetó el aporte de empresas en el proyecto que empujó el oficialismo -el original del Ejecutivo fue presentado en la Cámara baja-, y advirtió: “Mañana -en referencia a hoy- vamos a tener que ser muy cuidadosos. Flaco favor vamos a hacer si hay problemas en la sesión”.

El 4 de febrero pasado, Ámbito Financiero contó, ante el horizonte complicado de la ley en cuestión, que en las esferas más altas de Casa Rosada circuló, como última opción, obviar el debate en el Congreso y al menos gatillar un delicado decreto reglamentario para bancarizar aportes, planteo que apareció también en la bandeja de varias organizaciones civiles consultadas por el Gobierno. En la actualidad, el dinero “en negro” manda a la hora de las campañas políticas -así como en muchas otras áreas en las que no se mueven oficialismo y oposición-, situación que deriva en balances no aprobados o graves denuncias, como la que se dio contra Cambiemos en la provincia de Buenos Aires tras las elecciones de 2017.

Al cierre de esta edición, se definió que ante el eventual regreso del proyecto a comisión, haya un plenario de Asuntos Constitucionales; Justicia; y Presupuesto a las 14 -una hora antes del informe del jefe de Gabinete, Marcos Peña- para poder firmar un dictamen unificado y despejar el camino para una sesión en las siguientes semanas como último recurso para mantener con vida a la ley.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario