Política

Senado carea a Lopetegui y discute nuevas energías

Asesores buscan avanzar con iniciativas relacionadas con el aprovechamiento térmico de la biomasa y el biogás de origen agroforestal. Legisladores indagarán al funcionario por el apagón del 16 de junio pasado.

La comisión de Minería, Energía y Combustibles del Senado, que comanda el gremialista petrolero Guillermo Pereyra (Movimiento Popular Neuquino), recibirá pasado mañana al ministro Gustavo Lopetegui para que dé explicaciones sobre el apagón que afectó a la Argentina, Uruguay y el sur de Brasil el 16 de junio pasado. Un día antes, asesores intentarán avanzar con iniciativas relacionadas al aprovechamiento término de la biomasa y el biogás de origen forestal.

Sobre este último punto, hay varios proyectos en danza. Uno de ellos fue presentado por la senadora Pamela Verasay (UCR-Mendoza) y empujado también, entre otras, por Laura Rodríguez Machado (PRO-Córdoba). La ley apunta a “personas humanas y jurídicas que produzcan y consuman biomasa y/o biogás con fines térmicos en instalaciones nuevas y/o usadas que se reconviertan para desplazar la utilización de combustibles fósiles por combustibles biomásicos en los sectores industrial, turístico, comercial y residencial”, y para quienes promocionen “la fabricación, adquisición, instalación y mantenimiento de equipos”.

Entre los beneficios, aparecen el “acceso a líneas de crédito específicas con bonificaciones al menos tres puntos porcentuales sobre la tasa pasiva del Banco de la Nación Argentina para la adquisición de los bienes de capital”; la “eximición de aranceles e impuestos aduaneros a la importación de equipos, por un plazo de 10 años a partir de la sanción” del proyecto; y “beneficios promocionales en forma de certificado de crédito fiscal para ser aplicado al pago de impuestos nacionales”, por un valor a establecer con la reglamentación de la ley. Además, se fomentará la “amortización acelerada del valor de la inversión en el Impuesto a las Ganancias” y la “devolución anticipada del Impuesto al Valor Agregado (IVA) sobre la adquisición de los bienes de capital”.

“Resulta necesario impulsar la generación con biomasa forestal para evitar pasivos ambientales que se producen por la quema a cielo abierto de los residuos cerca de los aserraderos o en los límites de las plantaciones para disminuir el volumen de las ramas y raleos que no tienen uso comercial. En toda plantación se requiere minimizar el riesgo de incendio y por eso, a la biomasa excedentaria hay que destruirla. Es usual que, de manera controlada, se queme en el campo esta biomasa. Además, como consecuencia de la práctica usual de pasar un rodillo sobre los restos que quedan de biomasa luego de una tala rasa, la biomasa aplastada se descompone de manera anaeróbica con la consiguiente emisión de metano a la atmósfera”, fundamentaron las legisladoras.

En los argumentos de la iniciativa también se destacan las siguientes ventajas: “Balance de dióxido de carbono nulo”; disminución de “las emisiones de azufre”; aprovechamiento de “residuos agrícolas o forestales”; obtención y utilización directa de la biomasa “como combustible sólido en calderas o, indirectamente, mediante su transformación por procesos mecánicos, termoquímicos, biológicos y bioquímicos”; y “nuevos mercados”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario