Política

Senado: Caserio prueba el trono PJ tras charla de "caballeros" con Pichetto

Durante la semana, el equipo del rionegrino y actual precandidato a vicepresidente macrista embaló material y se mudará de oficina -al mismo piso que Cristina de Kirchner- en las próximas horas.

El flamante titular del bloque PJ en el Senado, Carlos Caserio (Córdoba), se mudará desde hoy al trono central de la bancada que comandó durante más de 16 años Miguel Pichetto (Río Negro). Ambos legisladores mantuvieron anteayer una “charla de caballeros” y, en las próximas horas, el equipo del ahora histórico exjefe justicialista en la Cámara alta y actual precandidato a vicepresidente macrista abandonará las oficinas ubicadas en el segundo piso del Palacio.

Durante la semana, personal de Pichetto embaló todos los materiales del legislador y comenzarán a trasladarlos desde hoy hacia otra oficina ubicada en el tercer piso del Senado, es decir, cerca de Cristina de Kirchner. De esta manera, se cerrará el cambio de rumbo originado el 11 de junio pasado, cuando Mauricio Macri anunció la fórmula con la que buscará la reelección.

Tras idas y vueltas que duraron dos semanas, el conmovido justicialismo senatorial mantuvo varias reuniones para definir la suerte de la titularidad de la bancada. El martes pasado, tras un convite de dos horas, el gobernador electo de Santa Fe y ceremonial del bloque PJ, Omar Perotti, anunció al nuevo jefe en una muy desprolija presentación de autoridades.

De hecho, el legislador santafesino vendió una supuesta unanimidad inicial que no fue tal. “Es cierto que no fue un consenso unánime desde el principio, pero tampoco fue para tanto. No llegamos al extremo de votar en secreto, sino que lo hicimos a viva voz y la mayoría votó por Caserio, una porción considerable a José -Mayans, quien responde al inoxidable gobernador formoseño, Gildo Insfrán- y un sector menor a -Pedro- Guastavino”, relató un senador a Ámbito Financiero un día después del convite PJ. Mayans finalmente quedó como vicepresidente junto a los entrerrianos Guastavino y Sigrid Kunath.

En los próximos días, el PJ definirá si pide o no las comisiones -algunas, estratégicas- que aún mantiene Pichetto en su poder. Esa guerra podría convertirse en un activo virulento que se replicaría hacia otros bloques más pequeños -e incluso en la bancada de Unidad Ciudadana- por legisladores que se fueron del PJ en los últimos meses, como el caso de los tucumanos José Alperovich y Beatriz Mirkin (Tucumán) y la cristinista Silvina García Larraburu (Río Negro). El “nuevo” justicialismo de la Cámara alta quiere recuperar a los dos tucumanos y, en su gran mayoría, apoyará la fórmula Fernández-Fernández.

Otro sector de la bancada peronista acompañará la precandidatura del economista Roberto Lavagna. Por caso, Rodolfo Urtubey tiene a su hermano y actual gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, en el casillero de la vicepresidencia por Consenso Federal.

En las últimas horas también hubo movimiento en Diputados. La ahora exjefa del bloque del Frente Renovador, Graciela Camaño (Buenos Aires), armó una nueva bancada, “Consenso Federal”, junto a Marco Lavagna (Ciudad de Buenos Aires), Alejandro Snopek (Jujuy) y Alejandro Grandinetti (Santa Fe), a quien se le acaba el mandato y comandará el espacio. En tanto, Diego Bossio, vocero del serpenteante y primer precandidato a diputado nacional por el cristinismo en Buenos Aires, Sergio Massa, se pasó al Frente Renovador.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario