Edición Impresa

Senado demoró aval a los allanamientos K

• ARGUMENTOS DEL JUEZ BONADIO INGRESARON "TRES MINUTOS" ANTES DE LA SESIÓN
El pleno decidió en el recinto el pase a “secreto” de la información que envió el magistrado. Luego se inició sesión con quórum justo y se votó rápido un cuarto intermedio hasta el próximo miércoles, día en el que también se debatirán los cambios a la ley para recuperar bienes de la corrupción.

El Senado pospuso ayer el aval legislativo a los allanamientos de los tres domicilios de Cristina de Kirchner -Recoleta, El Calafate y Río Gallegos- debido a que los argumentos solicitados el miércoles al juez federal Claudio Bonadio llegaron tres minutos antes del inicio de la sesión especial. Los pedidos del magistrado, que investiga a la expresidenta en el marco de la causa de los cuadernos-coimas, elevaron la tensión de la Cámara alta en la última semana.

"Le pedimos ayer -en referencia al miércoles-, por nota ingresada al juzgado a las 7.40, el auto fundado. Llegó a las 10.57 del día de hoy. Le avisamos al juez que hoy a las 11 teníamos esta sesión especial convocada por algunos senadores con motivo de su pedido. La mandó tres minutos antes. Yo no la he podido leer toda", señaló en el recinto, y aún con la sesión no iniciada, el legislador peronista Dalmacio Mera (Catamarca), presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales.

El oficialismo apuraba a rezagados para fijar un quórum que se logró, por unos minutos, gracias al aporte de un par de legisladores peronistas y de justicialistas disidentes como el salteño Juan Carlos Romero. "Al ser secreta la investigación, hay elementos de la investigación que el juez, obviamente, no podrá comunicar públicamente. Pero es posible que algunos elementos haya aportado", apuntó al inicio del encuentro en el recinto, es decir, en manifestación de minoría, el presidente provisional de la cámara, Federico Pinedo (PRO), quien pidió leer los argumentos en cuestión.

"Son como cinco fojas, teniendo en cuenta los fundamentos que plantea el magistrado, así que yo pediría que el presidente haga una breve síntesis. Y, si no hubiera quórum, después voy a hacer una propuesta", contrarrestó el jefe del PJ, Miguel Pichetto. Desde Cambiemos suplicaban para esperar a quienes aún no habían aterrizado al recinto.

El panorama de lo que ocurriría luego lo pinceló Rodolfo Urtubey. "El auto que mandó el juez yo lo estuve viendo, es una excepción al secreto de sumario. Mandó el auto completo. A mí me da la impresión de que no es prudente y no lo aconsejo que se lea públicamente. Con lo cual hago la sugerencia de que circule en los despachos, empezando por los miembros de la comisión, y luego veamos qué hacemos porque no me parece prudente leerlo acá", expresó el senador justicialista.

Pinedo exigió que Mera, como titular de Asuntos Constitucionales, leyera lo enviado por Bonadio. "Consideramos que hay que colaborar con la medida de prueba que el juez ha resuelto llevar adelante en esta investigación. Lo peor que puede hacer el Senado es obstaculizar la realización de la medida de prueba. Pero también es cierto que, en deber de la prudencia y de la responsabilidad, nosotros planteamos que se convoque para la semana que viene, para el miércoles. No hay quórum, presidenta, y el tiempo ha transcurrido. Lo que propongo es que, también, incorporemos en la agenda el tratamiento de la ley de extinción de dominio para terminar con este debate público de que el Senado impide o no quiere que se trate ese tema", propuso Pichetto.

Tras detallar el horario de llegada de los fundamentos remitidos por Bonadio, Mera avaló la propuesta del jefe del PJ. Segundos antes, remató: "Hay un secreto de sumario; y en este auto se ponen en juego el principio de inocencia y la investigación. Hay muchos nombres. Sería muy imprudente de nuestra parte avanzar sin darle un estudio. A mi criterio, no me haré responsable de lo que decida la mayoría. Si queremos hacer las cosas para qué decir 'bueno, vamos y le metamos para adelante', será una decisión de la mayoría".

Al escuchar al catamarqueño, Pinedo se precipitó y advirtió: "Más allá de la sesión en este minuto, al minuto siguiente o a la semana siguiente, lo que me parece relevante es que le otorguemos carácter de reserva o de secreto a la información recibida por la comisión de Asuntos Constitucionales si el presidente de la comisión considera que tiene ese impacto. De manera tal que me parece que eso es lo más relevante del día de hoy. A lo mejor, podríamos darle ese carácter ahora, con quórum, y pasar luego a la moción de orden del senador Pichetto, porque me parece que eso es mucho más grave que esto otro".

La filosa vicejefa del PRO, Laura Rodríguez Machado (Córdoba), tuvo que recordarle a la presidente de la cámara, Gabriela Michetti, que la sesión no había sido iniciada, un paso clave para poder votar la moción en cuestión. Se votó a mano alzada y, sin pasar de nuevo por la comisión de Asuntos Constitucionales -lo confirmaron fuentes de oficialismo y oposición-, el debate quedará para las 14 del próximo miércoles.

Extinción de dominio

La principal diferencia entre el dictamen que propuso el peronismo y el de Cambiemos -en el marco de los cambios que se le hará a la desastrosa ley que votó Diputados en 2016- es que el oficialismo pretende una acción civil independiente, mientras que el justicialismo busca dicho mecanismo en paralelo a una sentencia penal en primera instancia.

Días atrás, el principal bloque opositor aceptó quitar la acción de extinción de dominio del procurador general del Tesoro para poner allí al procurador general de la Nación, con el fin de dar vía libre a fiscales, cuestión solicitada por macrismo y kirchnerismo. Sin embargo, y ante otras dudas no despejadas, los tres sectores prefirieron firmar dictámenes independientes.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario