Economía

Serio: anticipan menos ingresos por soja en 2020

El aporte de la cadena sojera al Producto Bruto Interno (PBI) caerá hasta u$s14.292 millones en 2020, un 10% con relación a este año por una menor producción estimada para la campaña vigente y una caída en los precios internacionales, estimó ayer la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA). “Esto se explica en su mayor parte por una disminución de las cantidades en relación a la campaña 2018/19 y en menor medida por un escenario de menores precios internacionales”, explicó la BCBA en su informe de precampaña sojera. Esta caída en su aporte al PBI, producto de una reducción en la producción estimada en 4,1 millones de toneladas hasta las 51 millones de toneladas, traerá aparejada una merma en la recaudación fiscal, la inversión y las exportaciones.

La caída en la producción se da a pesar de que se estima una mayor superficie cubierta por el cultivo en torno a las 200.000 hectáreas respecto al ciclo anterior hasta las 17,6 millones de hectáreas. No obstante, la producción caería 7,4% hasta las 51 millones de toneladas como consecuencia de una mayor participación de la soja de segunda (que alcanzaría una participación de 33% en el total sembrado), lo cual otorga menores rendimientos que los lotes de primera. Otro punto que explica la baja en el aporte al PBI es la caída en los precios internacionales conjugada con un aumento en los costos, lo cual produjo un achicamiento en los márgenes brutos de los cultivos. Según la entidad, el precio a cosecha de la soja se redujo 5% contra 2018, mientras que los costos directos de producción se incrementaron entre 4% y 10%. Así, los márgenes bruto de soja pasaron de entre u$s250-600 por hectárea para la campaña 2018/19 a u$s80-340 para la campaña 2019/20. De confirmarse el dato complicará, mucho, la situación fiscal para el próximo año; donde una eventual gestión de Alberto Fernández (si triunfa en las próximas elecciones) descuenta que habrá un nivel de ingresos de divisas desde el campo lo suficientemente sólido, como para sustentar parte de la expansión fiscal que planifica uno de los principales asesores del candidato opositor, Matías Kulfas. El economista considera clave que el 2020 termine con superávit fiscal, aunque leve.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario