5 de abril 2002 - 00:00

Critican a la esposa de Vanossi en una comisión

Señor Director:

En nuestro carácter de profesores titulares por concurso del Departamento de Derecho Económico y Empresarial de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la UBA, y de ciudadanos de la Nación argentina, hemos tomado conocimiento que, dentro de la órbita del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, por decisión del ministro, Dr. Jorge Reynaldo Vanossi, se ha conformado una Comisión para la reforma de la Ley de Quiebras y/o para la redacción de una nueva norma que regule los aspectos de las crisis empresarias y el régimen concursal, y para integrarla no ha sido convocado ningún profesor titular por concurso del Departamento de Derecho Económico y Empresarial de la Facultad de Derecho de la UBA y sí la señora esposa del ministro de Justicia (quien conformó la comisión) Ana Isabel Piaggi de Vanossi, quien no presenta antecedente alguno de carácter específico en materia de Concursos y Quiebras, ni méritos para poder participar de una comisión de la naturaleza de la conformada por el ministro.

La utilización de una posición de poder, o un cargo político, para generar un beneficio personal desmedido o para conferir una posición de prestigio a una esposa, mientras se ignora a aquellos profesores vinculados específicamente a la materia que en un concurso público, bajo un jurado internacional, han obtenido una mejor calificación que ella y contra los cuales la Dra. Piaggi de Vanossi -a la sazón integrante del Poder Judicial de la Nación- ha instado un conflicto judicial por ella generado y aún vigente, importa un supuesto claro de confusión de los límites en el obrar desde las funciones públicas solventadas por el patrimonio de los ciudadanos, y del modo en que deben conducirse quienes son honrados mediante la designación para el desempeño de cargos públicos.

Ello sin olvidar que entre los marginados se encuentran dos profesores que hemos promovido contra ella Juicio Académico.

Si a ello se agrega la circunstancia de que ha trascendido que es la misma Dra. Piaggi de Vanossi quien lideraría la comisión habiendo ofrecido personalmente la integración de la misma a otros profesionales o magistrados -algunos habrían rechazado participar- puede advertirse una nota aún más fuerte de falta de transparencia, de imprudencia y de evidente mal gusto.

El cargo de ministro de la Nación con el cual se lo ha honrado al Dr. Vanossi no le ha sido conferido -en un gobierno de mera transición- para solucionar o pujar en conflictos que pueda mantener su cónyuge en terrenos académicos con otros letrados, sino para observar y hacer observar, en lo que de él dependa, la Constitución. Que esa frase final de la fórmula juramental no quede en mera expresión de deseos. Es hora que si no lo hace, la Patria -o sea, los ciudadanos- se lo demandemos.

Por nuestra parte, hemos intimado al Dr. Vanossi a disolver dicha Comisión y a integrar una nueva de modo más transparente y pluralista, siguiendo parámetros objetivos y donde no exista influencia derivada de las relaciones conyugales, profesionales o de mera preferencia.

Arnoldo Kleidermacher - Ricardo Augusto Nissen

Profesores titulares del Departamento de Derecho Económico y Empresarial de la Universidad de Buenos Aires.

Dejá tu comentario