Información General

"Si la Cumbre del Clima no es un éxito, el mundo tendrá un problema enorme"

Un diálogo con Carlos Gentile, secretario de Cambio Climático y Desarrollo Sustentable, sobre las conclusiones del G20 y el desarollo de la COP 24 que tiene lugar en la ciudad polaca de Katowice.

Días claves para la lucha contra el cambio climático. El tema fue uno de los principales puntos de discusión en el G20desarrollado el último fin de semana en nuestro país y lo vuelve a ser por estas horas en la Cumbre del Clima que tiene lugar en la ciudad polaca de Katowice hasta el 14 de diciembre.

En diálogo con ambito.com, Carlos Gentile, secretario de Cambio Climático y Desarrollo Sustentable en la secretaria de Ambiente, afirmó que lo logrado en Buenos Aires fue “enormemente positivo”. Antes de partir a la COP 24 como parte de la delegación argentina que encabezará Sergio Bergman, mantiene el optimismo, aunque con reservas, de que se logrará reglamentar el Acuerdo de París.

El funcionario también se refirió el papel de China para alcanzar consensos, estimó que Brasil mantendrá su política ambientalista pese a la irrupción de Jair Bolsonaro como presidente y opinó sobre las posibilidades argentinas de ser sede de la cumbre del clima en 2019.

Periodista: ¿Cuál fue el ‘resultado climático’ del G20?

Carlos Gentile: Enormemente positivo. El hecho de haber instaurado un Grupo de Sustentabilidad ya era un triunfo, pero sabíamos que los ojos estarían puestos en si había o no un párrafo de cambio climático en el documento final. Para nosotros, que no lo hubiera no era una posibilidad, pero la verdad es que venían muy duras las negociaciones. El texto de consenso tiene muchos puntos importantes. Es cierto que EEUU ratificó que quiere irse, pero no era nada que no supiéramos. Los otros 19 enviamos un mensaje fuerte a la COP 24: dejamos claro que el Acuerdo de París está para cumplirse.

P: ¿Ese mensaje influirá sobre la COP o las cartas ya están jugadas?

CG: Lo que pase en la cumbre no está jugado para nada. La negociación viene muy difícil y por eso se necesitaba un impulso. Un comunicado débil del G20 hubiera tenido un impacto negativo, había que levantar la voz y decir que seguimos firme y no claudicamos, porque la situación es grave y lo demuestran los últimos informes científicos.

convencion1a.jpg
<p>La COP 24 intentará definir el reglamento del Acuerdo de París.</p>

La COP 24 intentará definir el reglamento del Acuerdo de París.

P: ¿Qué avance espera?

CG: Que se apruebe el libro de reglas. Eso sería un éxito, de lo contrario el mundo tendrá un problema enorme porque el Acuerdo de París será como una ley sin reglamentar. Hay cosas que no están del todo claras y debemos conocer los parámetros, las reglas, qué se puede hacer y qué no, para tomar acciones inmediatas, debemos. En un momento en el que se necesitan acciones urgentes no se puede especular.

P: ¿Está cerca o lejos esa aprobación?

CG: Está muy difícil pero soy optimista, el libro de reglas hay que sacarlo sí o sí. Llevamos esa posición consensuada desde el grupo ABU (Argentina, Brasil y Uruguay).

P: ¿Cómo puede reaccionar Brasil tras la elección de Bolsonaro?

CG: Tuvimos una reunión hace una semana y media y no cambió un ápice su posición de los últimos tres años. Por ahora no intentó ninguna vuelta atrás, después veremos. Hay que tener en cuenta que no es tan fácil retroceder posiciones que la política exterior brasileña viene trabajando hace años. Bolsonaro dice lo que dice, pero en Brasil la diplomacia de la Cancillería es tan fuerte como el presidente. Por eso hay altas chanches de que mantenga sus políticas, no me imagino que haga borrón y cuenta nueva.

En un momento en el que se necesitan acciones urgentes no se puede especular.

P: ¿Habrá avances en esta COP sobre el Fondo Verde y los u$s 100.000 millones que las potencias se comprometieron a transferir a países en desarrollo?

CG: Esperamos que haya definiciones porque no está funcionando bien. Y eso que a nosotros no nos fue mal, de hecho estamos avanzando en 14 proyectos para las provincias. Pero el Fondo tiene inconvenientes: demora bastante y a veces los proyectos concretos sobre cambio climático compiten por el financiamiento con cualquier otro proyecto etiquetado bajo ese rótulo. Entonces se toman u$s 5.000 millones para construir una vía de tren: está bien, ambientalmente es mejor que el transporte de cargas por rutas, pero no puede tener prioridad. Queremos que se prioricen los proyectos específicos destinados a la lucha contra el cambio climático.

cambio climatico.jpg
<p>Los últimos informes científicos mostraron la necesidad de medidas urgentes.</p>

Los últimos informes científicos mostraron la necesidad de medidas urgentes.

P: ¿Cuál es el rol actual de China?

CG: Es un país en vías de desarrollo pero con alto nivel de emisiones. Entonces, por un lado se posiciona como una nación con derecho a aumentar su curva de producción, y a la vez es un gran contaminante. Tomó medidas auspiciosas, como la apuesta a las energías renovables, y por otro lado sigue construyendo plantas de carbón. China es tan grande que puede negociar a dos puntas. Eso sí: en el G20 ocupó el rol que dejó vacante EEUU y dio un respaldo clave para lograr el resultado. Rusia también ayudó. Más allá del doble juego, es importante que en los momentos difíciles los países contribuyan a que los acuerdos avancen.

P: Brasil desistió de organizar la COP25 y ya suenan otros países de la región, como Costa Rica, Guatemala y Chile. ¿Después de la experiencia del G20, existe la chance argentina?

CG: Ganas y entusiasmo sobran, pero en 2019 hay elecciones y es complejo. La COP será en noviembre y eso nos juega en contra, porque generalmente se prefiere que no la organice un país en medio de un proceso electoral. De otro modo, Argentina sería un candidatazo absoluto para hacerla.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario